Search
El periódico de la ONCE, EL INDEPENDIENTE, responde a la actitud de EL MUNDO de cuestionar que un medio que reciba fondos públicos como la ONCE compre medios, recordando que ellos también pidieron su apoyo económico

Guerra del diario EL MUNDO de Pedro J. Ramírez contra la ONCE, por adquirir EL INDEPENDIENTE en vez de asociarse con ellos

HECHOS

  • Después de un amplio reportaje en el dominical del diario EL MUNDO sobre las inversiones de la ONCE en medios de comunicación, el diario EL INDEPENDIENTE (propiedad de la ONCE) dedicó un amplio artículo a analizar la actitud de EL MUNDO (propiedad de Unidad Editorial) contra la ONCE.

El diario El Mundo dirigido por D. Pedro José Ramírez Codina publica un reportaje firmado por D. Víctor de la Serna Arenillas y Dña. Cristina Frade que presenta a la ONCE como un instrumento del Gobierno para controlar medios de comunicación y ponerlos al servicio del PSOE. El Independiente contestará en portada y editorial negando los hechos, asegurando que los ataques de El Mundo se debían a que la ONCE se había negado a financiar a Unidad Editorial, empresa editora de El Mundo, a petición de D. Alfonso de Salas Castellano. El Mundo también critica a accionistas minoritarios de Unidad Editorial como D. Carlos Cutillas Cordón (“implicado en el fraude de las facturas del IVA”),  D.Giancarlo Parretti, el Sr. López Michelena (“ex accionista del ultraderechista El Alcázar”) y asegurando que D. José María Aznar López también es accionista de Unidad Editorial. Este último dato será el único que desmentirá El Mundo en su réplica a El Independiente al que califica de ‘Dependiente’. Las acusaciones de El Independiente contra El Mundo serán también reproducidas por El País al que El Mundo acusará PRISA de ‘perder los nervios’.

El 20.04.1991 el diario EL MUNDO, dirigido por D. Pedro J. Ramírez, publicó un amplio reportaje, con dos páginas completas sobre el poder mediático adquirido por la ONCE. Era un reportaje firmado por D. Víctor de la Serna y Dña. Cristina Frade que venía a cuestionar si la Organización Nacional de Ciegos de España que dirigía D. Miguel Durán tenía o no derecho a adquirir tantos medios de comunicación (TELECINCO, ONDA CERO, EL INDEPENDIENTE, SERVIMEDIA o EL DIARI DE BARCELONA) al ser un organismo que recibía fondos públicos, puesto que la ONCE era una lotería del Estado. Además EL MUNDO daba a entender que todo medio de comunicación en el que estuviera la ONCE, sería un medio al servicio del Gobierno del PSOE por esa vinculación.

titular_indepMundo Con el título ‘La Toma de EL INDEPENDIENTE’ el diario EL MUNDO realizó un reportaje contra la ONCE por comprar medios de comunicación privado, cuando no dejaba de ser una lotería del Estado que gozaba de dinero público. 

El ataque de EL MUNDO contra la ONCE se producía tan sólo una semana después de conocerse que la organización de ciegos se había convertido en el accionista mayoritario de EL INDEPENDIENTE y de que su fundador y, hasta entonces, director, D. Pablo Sebastián, rompía con el periódico para pasarse al ABC.

La ONCE respondió desde su periódico, EL INDEPENDIENTE – dirigido por D. Manuel Soriano – y el día 21.04.1991 este medio publicó un amplio artículo de réplica que comenzaba en la portada y ocupaba otras dos páginas completas. Entre las acusaciones de EL INDEPENDIENTE contra el diario EL MUNDO estaba que, aunque este aparentaba ser un diario progresista en realidad tenía vinculaciones derechistas, llegando a asegurar que D. José María Aznar, presidente del Partido Popular, era accionista minoritario de EL MUNDO.

titular_Indepreplica El diario EL INDEPENDIENTE dirigido por D. Manuel Soriano publicó una doble página a replicar a EL MUNDO y defender así a sus propietarios de la ONCE. 

El diario EL PAÍS, dirigido entonces por D. Joaquín Estefanía, entró en aquella polémica al lado de EL INDEPENDIENTE, puesto que reprodujo en sus páginas todas sus acusaciones contra el diario EL MUNDO, y tuvo, como era de esperar, una réplica del diario EL MUNDO.

No obstante, a pesar de que en aquella polémica EL PAÍS diera eco a las acusaciones de EL INDEPENDIENTE contra EL MUNDO, el siguiende medio en atacar duramente a la ONCE (y por tanto EL INDEPENDIENTE) iba a ser el propio EL PAÍS, que no estaba demasiado interesado en que apareciera otro periódico de izquierda o centro-izquierda en el ámbito nacional.

Aquellas guerras mediáticas causaron gran disgusto en la cúpula de la ONCE, precipitando que empezaran a plantearse si no era buena idea vender EL INDEPENDIENTE.

21 Abril 1991

EL RELANZAMIENTO DE EL INDEPENDIENTE IRRITA A EL MUNDO

Editorial (Director: Manuel Soriano)

"EL MUNDO, al borde de la quiebra - y con influencia conservadora en su accionariado - ve cerrada la posibilidad de financiarse a través de la ONCE; a la que ha acudido reiteradamente"

El relanzamiento periodístico y empresarial de EL INDEPENDIENTE ha irritado profundamente al diario EL MUNDO porque consolida a un directo competidor y porque ve cerrada, definitivamente, la posibilidad de financiación por parte de la ONCE, a la que ha acudido reiteradamente, la última vez el martes pasado, el mismo día que esa entidad social cerraba la ampliación de capital de este periódico. También quedaba descartada su pretensión de fusionar los dos diarios, propuesta rechazada por la dirección de EL INDEPENDIENTE por mantener un proyecto autónomo progresista y porque parte de l accionariado de EL MUDNO tiene una ideología significativamente conservadora.

El Relanzamiento de EL INDEPENDIENTE IRRITA A EL MUNDO

EL INDEPENDIENTE inicia una nueva etapa de gran relanzamiento en la que se acometerá su saneameinto económico y el enriquecimiento de la oferta periodística, manteiendo su línea informativa y editorial progresista, crítica y culta. También se realizará la plena explotación de sus nuevos talleres, así como la potenciación de todos sus departamentos comerciales y de distribución. Este plan del accionista mayoritario de la empresa editora, la ONCE, que el pasado día 16 adquirió el 70 por ciento de las acciones, ha irritado particularmente al diario EL MUNDO porque, al borde de la quiebra  se le ha cerrado definitivamente la posibilidad de que la organización de ciegos entrara a formar parte de su empresa, como reiteradamente lo viene intentando desde hace un año. También queda ya descartado el plan de fusión que ese periódico quería realizar con este diario y que nuestra dirección rechazó repetidamente a causa de la influencia conservadora de su accionariado, entre quienes se encuentra el presidente del Partido Popular, así como empresarios implicados en presuntos delitos.

El pasado día 16 se cerró la ampliación de capital de Ediobser S. A. empresa editora de este diario, abrió en el mes de diciembre. La ONCE, uno de los accionistas fundadores del semanario EL INDEPENDIENTE, y que mantuvo su participación en el diario, adquiriró el 70% del capital, al comprar por 320 millones las acciones del socio mayoritario José Osinalde y los talleres del periódico por 455 millones de pesetas.

El director general del a Organización Nacional de Ciegos, Miguel Durán, ha expresado su decisión de consolidar y relanzar este diario, manteniendo su línea informativa y de opinión progresista, con el apoyo de nuevos y sólidos socios, lo que permitirá hacer de EL INDEPENDIENTE uno de los principales periódicos del país. Para ello, se pondrán en marcha planes de expansión comercial y la mejora de la oferta periodística.

En un contexto de crisis generalizada de la prensa diario, a causa de los elevados costes de producción, el estancamiento del número de lectores y cierta baja de la publicidad, en los últimos meses se ha destacado una fuerte competencia por captar financiación, especialmente entre las nuevas cabeceras.

La difícil situación financiera por la que atraviesa EL MUNDO explica el nerviosismo que viene trasluciendo la dirección de este periódico, que en los últimos tiempos ha generalizado los ataques contra EL PAÍS, DIARIO16, EL SOL y EL INDEPENDIENTE. La culminación con éxito de la ampliación de capital de este diario ha irritado profundamente a los directivos de EL MUNDO, que se han lanzado a una campaña contra la organización que lo ha hecho posible, poniendo en duda, al mismo tiempo la independencia de este periódico en la nueva etapa por razones políticas.

El socio deseado

Horas antes de que se celebrara, el pasado día 16, la reunión del Consejo de Administración de este periódico, donde se cerró la ampliación de capital, directivos de EL MUNDO mantenían una entrevista con el director general de la ONCE para solicitarle una fuerte financiación. La respuesta de Miguel Durán fue negativa, argumentando que ten´´ia un compromiso con EL INDEPENDIENTE desde su fundación y no le parecía correcto tener participación en dos diarios. Los directivos de EL MUNDO le advirtieron que iban a ser particularmente cíticos con la operación de relanzar este diario. Así ha sido diariamente desde las páginas de aquel periódico que ha inducido al Partido Popular a secundar los ataques, lo cual se explica por la relación ideológica y empresarial que existe entre EL MUNDO y el partido conservador.

La pretensión de los directivos de EL MUNDO de captar el respaldo financiero de la ONCE es antigua y arranca desde que tenían responsabilidades directivas en DIARIO16. En enero de 1989 no sólo pidieron su participación en el accionariado, sino que presionaron para que el periódico fuera un vehículo de promoción y explotación del cupón de la ONCE. A finales del mismo año la dirección periodística y empresarial escindida  por cese, de DIARIO16, que dio lugar a EL MUNDO, volvió a solicitar a la Organziación Nacional de Ciegos Españoles decenas de millones de pesetas y también la exclusividad del cupón.

Aznar, accionista fundador

La irritación de EL MUNDO ha encontrado respaldo político precisamente en el Partido Popular, cuyo presidente, José María Aznar, es socio fundador de ese periódico, según ha reconocido en privado el propio líder del primer partido de la oposición. Su reducida participación se realiza a través de testaferros. Y no es sólo ésta la vinculación del PP con ese periódico. Sus redactores más progresistas están preocupados por los planes de expansión en provincias, donde se recurre a sectores conservadores, como es el caso del alcalde de Burgos, candidato del PP en las próximas elecciones, que está procesando y pendiente de juicio por un presunto delito de corrupción inmobiliaria.

Otros escándalos financieros han aparecido vinculados a apellidos del accionariado de EL MUNDO, como Cutilla, implicado en el fraude de las facturas del IVA en Barcelona. O el caso de Gian Carlo Parretti, que ha tenido que rendir cuentas ante la justicia de Italia y de Estados Undios. También con la española tiene asuntos pendientes. Precisamente está citado para las p´roximas días 23 y 24 en el Juzgado número 3 de la Audiencia Nacional de Madrid (Juzgado de Delitos Monetarios).

Por otra parte, en el accionariado de EL MUNDO, figura López Michelena, que fue el primer accionista del diario EL ALCÁZAR, el órgano ultraderechista ya desaparecido que era portavoz de la Confederación de Combatientes en el régimen de Franco.

La influencia conservadora en el citado diario, que es el único que entra en la clínica del Opus Dei de Navarra, se expresa en algunos de sus columnistas y articulistas como Gonzalo Fernández de la Mora, uno de los ministros más ortodoxamente franquistas; Pilar Urbano, numeraria del Opus Dei, o Ramón Pi, redactor del último documento de la Conferencia Episcopal contra el aborto. Este elenco de colaboradores contrasta con firmas progresistas y de prestigio, como la de, por ejemplo, Francisco Umbral.

A causa de la composición conservadora de su accionariado y los compromisos derechistas de algunos de sus columnistas, la dirección de EL INDEPENDIENTE rechazó las reiteradas ofertas que la dirección de EL MUNDO viene haciendo meses atrás para fusionar los dos periódicos.

La ambigüedad ideológica de ese periódico se ha enmascarado con una línea crítica al Gobierno del PSOE, que si en muchas ocasiones ha estado bien fundamentada, obteniendo un gran éxito periodístico, como con la denuncia de la trama gubernamental en los GAL, ha sido explotada fundamentalmente por un sentido comercial. Pero cuando algún otro accionista ha estado pendiente de decisiones del Gobierno no se han escatimado elogios al poder desde sus páginas. ‘Europa ya tiene un Gobierno al que imitar (…) podemos felicitar hoy de que sea el Gobierno español el primero ante Washington y el primero en pedir abiertamente a la Casa Blanca que ponga fin al implacable martirio de Irak. Esto se leía en el editorial de EL MUNDO del 15 de febrero pasado, cuando Felipe González envió una carta de George Bush, sugiriendo limitadores en el uso de las bases españolas para los aviones que bombardeaban objetivos civiles iraquíes. Al día siguiente el Presidente se vio obligado a rectificar. Siguieron los bombardeos y EL MUNDO no dijo nada.

22 Abril 1991

GRAVE AMENAZA PARA LOS FINES SOCIALES DE LA ONCE

Editorial (Director: Pedro J. Ramírez)

"La toma de medios comunicación por la ONCE supone una infiltración gubernamental, competencia desleal y daña el prestigio de la propia ONCE"

La toma de posiciones mayoritarias de la ONCE en medios de comunicación no sólo supone una vía de infiltración gubernamental y un flagrante caso de competencia desleal, sino que implica además graves riesgos para el prestigio y la credibilidad de una institución que por sus fines sociales no debe quedar asociada a los excesos y majaderías que los nervios o la mala conciencia pueden llevar a veces a poner en letra impresa. Resulta halagador que cuando se trata de arremeter contra EL MUNDO el primer argumento sea la pluralidad de sus colaboradores: es verdad, nuestro periódico publica opiniones tan diversas como lo es la propia sociedad a la que sirve. Tanto si el firmante es un pensador conservador como un líder de HB, EL MUNDO cree que el conocimiento de sus puntos de vista enriquece a nuestro medio millón de lectores. Esa actitud tolerante y abierta es compatible, y de hecho coherente, con una línea editorial inequívocamente progresista y comprometida que ninguna burda extrapolación podrá desvirtuar. El éxito sin precedentes de EL MUNDO ha permitido consolidar -a través de una ampliación de capital el 90% de cuyo monto ha sido ya desembolsado en un tiempo récord y en la que jamás ha sido invitada a participar la ONCE- una estructura empresarial, por tantos otros anhelada, en virtud de la cual el control del periódico recae en manos de los profesionales. Entre los más de 300 accionistas de EL MUNDO no se encuentra por cierto el señor Aznar, si bien en ese contexto nos hubiéramos sentido muy honrados de contar con su participación o la de cualquier otra figura nacional.

22 Abril 1991

EL MUNDO también buscó capital de la ONCE según EL INDEPENDIENTE

Redacción EL PAÍS (Director: Joaquín Estefanía)

El diario EL INDEPENDIENTE publicó ayer una información en la que afirma que EL MUNDO buscó, sin conseguirlo, financiación de la Organización Nacional de Ciegos Españoles (ONCE) y añade que EL MUNDO se encuentra al borde de la quiebra. Responde así a las críticas realizadas por ese diario desde que el pasado día 16 la ONCE adquiriera el control de Ediobser, SA, editora de EL INDEPENDIENTE, tras la compra del 70% de las acciones.

EL INDEPENDIENTE afírma que el reforzamiento de la posición de la ONCE en su empresa editora ha «irritado especialmente» a EL MUNDO porque «al borde de la quiebra, se le ha cerrado definitivamente la posibilidad de que la organización de ciegos entrara a formar parte de su empresa, como reiteradamente lo viene intentando desde hace un año.»

A lo largo de una información que ocupa dos páginas con un amplio despliegue gráfico, EL INDEPENDIENTE dice, entre otras cosas, que horas antes de que se cerrara su ampliación de capital directivos de EL MUNDO se reunieron con el director general de la ONCE, Miguel Durán, «para solicitarle una fuerte financiación». «La respuesta», añade, «fue negativa». «También», agrega EL INDEPENDIENTEe, «queda ya descartado el plan de fusión que ese periódico [EL MUNDO] quería realizar con este diario y que nuestra dirección rechazó repetidamente a causa de la influencia conservadora de su accionariado, entre quienes se encuentra el presidente del Partido Popular, José María Aznar, así como empresarios implicados en presuntos delitos». EL INDEPENDIENTE dice que Aznar es socio fundador de EL MUNDO, «según él mismo ha reconocido en privado», y que su participación «se realiza a través de testaferros».

Más adelante, EL INDEPENDIENTE afirma que «apellidos del accionariado de EL MUNDO» aparecen relacionados con «escándalos financieros» y cita: «Como Cutilla, implicado en el fraude de las facturas del IVA en Barcelona. O el caso de Gian Carlo Parretti, que ha tenido que rendir cuentas ante la justicia de ltalia y de Estados Unidos y también con la española tiene asuntos pendientes.

23 Abril 1991

CUANDO SE PIERDEN LOS NERVIOS Y EL ESTILO

Editorial (Director: Pedro J. Ramírez)

"Muy alterado debe estar EL PAÍS para hacerse eco de las patrañas del ya dependiente diario de la ONCE"

El diario gubernamental se ha puesto definitivamente nervioso ante la evidencia de que EL MUNDO, con su línea progresista y de calidad, ha atraído a miles de sus lectores decepcionados por el oficialismo del periódico de PRISA. Después de que en una reunión de su «staff» se considerara a EL MUNDO el objetivo a batir, EL PAÍS ha prodigado informaciones capciosas e inexactas respecto a nuestro periódico. Ayer mismo se hacía eco de las patrañas del ya ‘Dependiente’ diario de la ONCE, faltando gravemente a una norma de su libro de estilo, que obliga a contrastar la información, lo que en este caso significaba consultar a EL MUNDO sobre lo inventado por otros. Muy alterado debe estar EL PAÍS cuando pierde así sus nervios y su fachada, olvidándose del pretendido rigor del que viene presumiendo, por lo que se ve, sin fundamento.

El Análisis

O CONMIGO O CON NADIE

JF Lamata

El diario EL MUNDO, propiedad de Unidad Editorial y dirigido por D. Pedro J. Ramírez, tenía todo el derecho de cuestionar si la ONCE, al recibir fondos públicos tenía derecho a comprar medios privados y a dar a entender que todo medio con participación de la ONCE sería un medio al servicio del Estado. Pero sus críticas quedaban bastante deslegitimadas si se tenía en cuenta el hecho de que Unidad Editorial había solicitado apenas unas semanas antes a la ONCE que invirtiera en EL MUNDO con unos cuantos milloncejos (el diario EL MUNDO, como todo periódico afrontó grandes dificultades económicas en sus comienzos hasta que encontró a su gran socio, que en su caso sería Rizzoli).

En aquel momento la ONCE se negó a entrar en EL MUNDO – por lo general, las grandes empresas sólo aceptan desembolsar millones si se les da algún tipo de mando en la dirección, algo que no iba a hacer EL MUNDO – y, casualmente, tras ese rechazo EL MUNDO lanza un torpedo contra la ONCE. Dando a entender que si la ONCE no invertía en EL MUNDO pasaba a ser enemigo de EL MUNDO. Los negocios, son los negocios.

J. F. Lamata

by BeHappy Co.