Search
El partido morado le acusa de acoso sexual a Flor Núñez mientras que él dice que es por haber investigado actuaciones irregulares de Podemos

Podemos despide de manera fulminante a su abogado José Maria Calvente Redondo después de que este cuestionara la gestión de Marta Flor Núñez

HECHOS

  • El 2 de diciembre de 2019 D. José Manuel Calvente es despedido como abogado de Podemos después de cuestionar el 23 de octubre de 2019 la actuación de Dña. Marta Flor Nuñez, del equipo jurídico de Podemos.

El 2 de diciembre de 2019 D. José Manuel Calvente Redondo es despedido como abogado de Podemos después de este remitiera un escrito a la dirección de Podemos el 23 de octubre de 2019 cuestionando la actuación de Dña. Marta Flor Nuñez, del equipo jurídico de Podemos. La Sra. Flor Núñez había respondido acusando al Sr. Calvente Redondo de acoso.

D. Alberto Rodríguez habría ordenado el despido de D. José Manuel Calvente Redondo con la potestad de ser el Secretario de Organización de Podemos.

PODEMOS LE ACUSA DE ACOSO SEXUAL.

El 5 de diciembre de 2019 Dña. Sofía Castañón, secretaria de feminismos de Podemos informó a la prensa de que el despido del Sr. Calvente Redondo había sido  «por motivo de acoso laboral por razón de género».

El 6 de diciembre de 2019 D. Pablo Iglesias comparecía ante los medios y justificaba el despido del Sr. Calvente Redondo se debía a un «grabe acoso sexual».

A pesar de estas acusaciones el Sr. Calvente Redondo sería absuelto de aquellos cargos en julio de 2020.

CAMPAÑA DE DINA BOUSSELHAM CONTRA CALVENTE

El mismo día en que se conocía la absolución del Sr. Calvente Redondo el digital de Podemos LA ÚLTIMA HORA! que dirige Dña. Dina Bousselham iniciaría una campaña contra este presentándole como alguien interesado en el dinero, mentiroso y con actitudes propias de un acosador y un maltratador.

29 Julio 2020

Absuelto el letrado de Podemos despedido por acoso sexual: "Era una lucha de poder"

Roberto R. Ballesteros

El juzgado archiva la querella contra el abogado, José Manuel Calvente, al entender que no hay pruebas contra él tampoco por coacciones, lesiones, hostigamiento o acoso laboral

El Juzgado de Instrucción 32 de Madrid ha archivado hoy la causa abierta contra el abogado de Podemos José Manuel Calvente por un delito de acoso sexual, según ha adelantado El Mundo y ha podido confirmar El Confidencial. El Juzgado, dirigido por la magistrada Rosa María Freire, ha ordenado el sobreseimiento del procedimiento al entender que no existen indicios de ilícito penal alguno contra el que fuera miembro del equipo jurídico de la formación ‘morada’. «Las diligencias practicadas ponen de manifiesto que no ha resultado debidamente justificada la perpetración de los delitos que dieron lugar a la incoación de la causa, por lo que (…) procede acordar el sobreseimiento provisional de las presentes actuaciones, ordenando su archivo», explica la instructora.

La resolución pone fin a una dura polémica dentro del partido que provocó que el propio secretario general, Pablo Iglesias, arremetiera públicamente contra Calvente y se reafirmara en la decisión de la fuerza política de despedirle disciplinariamente. «Se trata de un caso de acoso sexual muy grave que ustedes conocen, y todo aquel que acuse a Podemos de algún delito, lo que tiene que hacer es ir a los tribunales y que los tribunales diriman», dijo Iglesias el pasado 6 de diciembre para defenderse de las acusaciones vertidas por Calvente, que denunció haber sido despedido del partido como represalia por investigar irregularidades internas.

Iglesias argumentó que el acoso sexual a una subordinada que investigaba el juzgado estaba documentado en la carta de despido que recibió el que fuera empleado de la formación. Tras la reacción de Calvente, la abogada de Podemos Marta Flor interpuso una querella contra el expulsado por hostigamiento, acoso laboral, acoso sexual y lesiones. La Fiscalía de Madrid, tras escuchar a ambas partes, pidió el pasado 22 de julio al Juzgado que archivara la investigación. Calvente ha declarado en paralelo a este procedimiento ante otro juzgado de Madrid en el marco de una instrucción que rastrea una supuesta financiación irregular de Podemos.

El auto de archivo argumenta que no hay cabida siquiera para practicar las diligencias propuestas por Flor, como el listado de llamadas recibidas por Calvente y declaraciones de supuestos testigos, e insinúa intereses partidistas por parte de la formación dirigida por Iglesias para desacreditar al letrado. «Nada aportarían por no constar su intervención en la fecha del supuesto acoso y sí en la fase final, con interés seguramente (…) en sostener la actuación del propio partido, favorable a la querellante, por cuanto su tesis sirvió de base en gran parte en el despido del querellado, quien por otra parte es notorio que ha denunciado a la organización por otras infracciones penales», defiende la magistrada, que baja a los hechos concretos denunciados.

«No se ha acreditado el delito de acoso sexual por cuanto no se acredita ninguna solicitud de favor sexual ni ninguna situación objetiva intimidante, hostil o vejatoria hacia la querellante por parte del querellado», sostiene la jueza, que considera que «la relación de amistad y confianza entre querellante y querellado fue consentida y compartida por ambas partes hasta febrero de 2019, tal como reflejan los mensajes aportados por la propia querellante». «La proposición decente de pasar juntos un fin de semana carece de la entidad e intensidad típica exigida por el Código Penal», añade el auto de archivo, que tampoco existe acoso laboral porque «no hay relación de superioridad» y «el querellado es un mero coordinador del equipo legal» que se dedica a «distribuir el trabajo entre los miembros del equipo» y que está sujeto a la «aprobación» de una responsable jerárquica.

 

No se han acreditado tampoco, inisiste la resolución, «actos hostiles ni humillantes, sino graves desavenencias personales que trascendieron al ámbito laboral y que causaron una importante preocupación a la responsable» jerárquica mencionada. El conflicto entre ambos letrados, continúa el auto, «no fue resuelto adecuadamente y culminó con la desaparición del equipo por cuanto Calvente y otra letrada fueron despedidos (…) reflejo de discrepancias personales, profesionales y quizá también de una lucha de poder interna que trasciende al propio conflicto entre las partes de este procedimiento». Según la magistrada, que se posiciona junto a la visión de la Fiscalía, tampoco existe hostigamiento -ya que ambos letrados tenían una relaciíon de «cercaníai, amistad y confianza» hasta el punto de que «Calvente era su apoyo (de Flor) en momentos difíciles»- ni coacciones, pues «no consta ninguna conducta vioolenta o intimidadora» por parte del querellado para «obligar, impedir o compeder» a la querellante a «realizar algo no querido por ella».

29 Julio 2020

José Manuel Calvente, el abogado que quiere sacarle 400.000 euros a Podemos

LA ÚLTIMA HORA! (Directora: Dina Bousselham)

En diciembre del año pasado, Podemos despidió a uno de sus abogados, José Manuel Calvente, tras abrirle un expediente por acoso sexual y laboral a una trabajadora del partido. Durante los últimos meses, se ha podido comprobar que Calvente ha decidido vengarse denunciado al partido. ¿Cómo lo ha hecho? Siguiendo el mismo modus operandi que han seguido las cloacas contra el partido morado y que tanto conoce el abogado: la invención de una trama falsa. “Calvente comenzó trabajando contra las cloacas mediáticas, y ahora ha acabado concediéndoles entrevistas y siendo el mayor cómplice de sus infamias” cuenta un antiguo compañero de trabajo.

“A Calvente siempre le ha perdido el sentimiento de venganza cuando no ha conseguido lo que buscaba”, afirman las mismas fuentes. Primero, con la abogada Marta Flor, “cuando no quiso tener una relación sentimental con él”, y después, cuando fue despedido: «Ahora su objetivo es sacarle dinero al partido”. LUH ha podido acceder a la demanda que Calvente ha puesto contra PODEMOS, en la que se puede observar que el principal objetivo del ex abogado es obtener 400.000 euros del partido para el que trabajó.

En el año 2019, Marta Flor, también abogada de Podemos, pidió amparo al partido y denunció el acoso sexual y laboral que estaba sufriendo desde hacía meses por parte de su entonces jefe, Jose Manuel Calvente. El partido, después de una investigación de la Secretaría de Organización, que dirige Alberto Rodríguez, decidió que había pruebas suficientes que demostraban el acoso sexual de Calvente a Marta Flor, y esa fue la gota que colmó el vaso para que Podemos aprobara rescindir el contrato de trabajo de Calvente, tras múltiples muestras de dejación de funciones, inoperancia e incumplimientos continuos en los requerimientos de su labor.

Según diversas fuentes, meses después de estos hechos, la persecución a Marta Flor continúa. “El acoso y la difamación más vieja y machista es cuando un hombre se dedica a señalar públicamente que una mujer se acuesta con todos los hombres que tiene a su alrededor”, señala una experta en denuncias sobre violencia machista en referencia a las informaciones publicadas sobre Marta Flor en los últimos meses. De hecho, la mayoría de las informaciones publicadas han sido provocadas por declaraciones o escritos de Jose Manuel Calvente. Algunas de ellas han sido utilizadas para influir en la causa de Villarejo, como ha señalado el periodista Ernesto Ekaizer.

Algunos ex compañeros de Calvente en Podemos lamentan que “haya pasado de trabajar como abogado contra las cloacas a ser quien suministra rumores y fabrica querellas para que esas mismas cloacas ataquen a Pablo Iglesias y a Podemos”. De hecho, fue sorprendente que la única entrevista que Calvente concedió después de su despido fuera con Esteban Urreiztieta, actual subdirector de El Mundo y uno de los periodistas que aparece en los papeles de Villarejo. Urreiztieta es visto por su gremio como «uno de los favoritos» del polémico y corrupto inspector.

Además, Urreiztieta aparece en los papeles de Villarejo relacionados con “la información sobre PODEMOS”, por lo que el partido morado pidió al juez que fuera llamado a testificar como imputado. A día de hoy, todo apunta a que Calvente es una de las fuentes principales de este periodista para inventarse informaciones con las que El Mundo ataca en portada a la formación de Pablo Iglesias.

Un miembro de la formación morada consultado por este medio resta importancia a las informaciones “porque ya han sido muchos los que han explorado el camino de inventarse cosas contra Podemos”. Además, señala que se trata de “un abogado que ha demostrado que cuando deja de trabajar con su cliente, no tiene reparos en utilizar para vengarse, documentos confidenciales que le han sido confiados durante la relación de representación legal”. Las mismas fuentes concluyen que Calvente “no es de fiar” y “es muy torpe”, porque está dejando al descubierto que “se quedó documentos confidenciales del partido para fines personales”.

Calvente “es obsesivo, y no va a parar” cuentan antiguos compañeros de trabajo. El abogado llegó a Podemos de la mano de Gloria Elizo y Pablo Fernández Alarcón. Este último fue gerente de Podemos hasta que la formación morada decidió retirarle de su puesto, justo en el momento en que salieron a la luz informaciones que lo relacionaban con un presunto fraude de una falsa asociación contra el cáncer infantil: ‘Linceci’. Esta trama utilizaba las donaciones de miles de personas para pagar los sueldos y los coches de alta gama de una trama criminal. El Heraldo de Aragón publicó que Roberto Pérez, el cerebro de la estafa, “pagó el viaje a Perú de Pablo Fernández Alarcón y un empresario de Calatayud. En las escuchas, el encarcelado dice que iban a crear perfiles falsos para difamar a otros políticos”. El exgerente de Podemos reconoció a sus compañeros que había realizado aquellos viajes a Perú.

“Calvente, Gloria Elizo y Pablo Fernández Alarcón hacen todo juntos, uno no pestañea sin que los otros lo sepan” afirman desde su entorno.

31 Julio 2009

El audio y la carta que demuestran que Calvente, el abogado despedido de Podemos, no dijo la verdad

La Última Hora! (Directora: Dina Bousselham)

▫️ El abogado expulsado de PODEMOS, entonces jefe directo de la denunciante Marta Flor, le escribía cartas donde le contaba sus intenciones más allá de lo profesional: "Sería impropio de un admirador de las cosas bonitas como yo no amar tu belleza".

▫️ Marta Flor, a Calvente: "Si no te contesto es porque no te quiero contestar, no quiero tener relación fuera del trabajo. La segunda vez que te dije que me había sentido incómoda con este asunto, se acabó la amistad. He intentando mantener la relación de trabajo"

Calvente aseguró el pasado 5 de diciembre, en declaraciones a TVE, que «ningún tipo de acoso, nada, nada, absolutamente nada, al contrario, era ella la que me perseguía a mi”. El contenido de su carta y de los audios de Marta Flor que publica LUH, contradicen su versión y se demuestra que Calvente no dijo la verdad.

José Manuel Calvente, el abogado expulsado de PODEMOS tras abrirle un expediente por acoso sexual y laboral a una trabajadora del partido que acabó denunciándole, dejó por escrito varias pistas que sugieren cuál fue su actitud y su comportamiento con Marta Flor, una mujer que además, en ese momento, era su subalterna. «Marta, hoy me he despertado raro (…). Eres ahora mismo la persona que más quiero en el mundo (…) Decir que te adoro sería mentirte porque es algo más» son algunas de las frases que le dedica Calvente a Marta Flor en una carta que le manda por email en febrero de 2018, y que está incluido en la denuncia que ha acabado en el Juzgado de Instrucción nº 32 de Madrid, y a la que ha tenido acceso LUH.

En su escrito, Calvente le reconoce a la mujer que acabaría denunciándole por acoso que «sé que todo esto te puede parecer inexplicable», justo después de asegurarle que «es la persona con más dulzura» que ha conocido nunca, y llega a explicarle que «sería impropio de un admirador de las cosas bonitas como yo no amar tu belleza».

  

Los mensajes que Calvente envió a Marta Flor, como superior y coordinador del equipo de abogados de PODEMOS, muestran la «intensidad» y «reiteración» con la que éste se dirigía a la afectada. En varias ocasiones, cuando Calvente se desplaza a Madrid, le insiste a Marta Flor con quedar «a solas» y sin el resto de los compañeros del equipo. Estas «peticiones» continuan durante más de año y medio.

Marta Flor, a Calvente: «Si no te contesto es porque no te quiero contestar, no quiero tener relación fuera del trabajo»

El tono del escrito de Calvente contrasta absolutamente con la actitud de la destinataria del email. Así se desprende del contenido de varios audios de la propia Marta Flor a su entonces jefe, en 2019, a los que ha accedido LUH. En los audios, Marta Flor «se muestra desesperada suplicándole a su jefe que pare, además, se encuentra en un contexto de inferioridad laboral respecto a su jefe” comenta una experta en violencia machista consultada por este medio. En los audios, Marta Flor trata de hacerle consciente a Calvente de que, pese a su obstinado empeño, solo quiere «mantener la relación de trabajo»: «No creo que después de las veces que hemos hablado tenga que explicarlo más»; «Se traspasaron unos límites que yo no quería traspasar»; «Si no te contesto es porque no te quiero contestar, no quiero tener relación fuera del trabajo»; «Lo lamento mucho, es como me siento».

Según refleja la carta de despido del abogado, una vez que Marta Flor decidiera pedirle que no le enviara más mensajes y se negara a mantener encuentros con él, José Manuel Calvente, su entonces superior como coordinador del equipo decidió apartarla y aislarla en su entorno de trabajo.

Para la jueza Rosa María Freire del Juzgado de Instrucción nº 32 de Madrid que recibió la denuncia de la abogada Marta Flor, parece que todo esto no ha sido suficiente.

by BeHappy Co.