Search
El Gobierno de Estados Unidos apoya su decisión considerando que la difusión del manifiesto puede ayudar a identificar al criminal

Polémica mediática en EEUU: Los diarios THE NEW YORK TIMES y THE WASHINGTON POST publican el manifiesto de ‘Unabomber’

HECHOS

El 19.09.1995 los periódicos THE NEW YORK TIMES y THE WASHINGTON POST, ambos de Estados Unidos, publicaron un manifiesto del terrorista anónimo ‘Unabomber’, que había amenazado nuevos asesinatos si estos lo rechazaban.

LOS EDITORES SE JUSTIFICAN

sulzberger_padredonald_graham_post2 Los propietarios del THE NEW YORK TIMES, Arthur Sulzberger y THE WASHINGTON POST, Donald Graham, publicaron un comunicado conjunto en el que explicaban por qué, tras tres meses, habían aceptado atender a la solicitud del terrorista ‘Unabomber’.

20 Septiembre 1995

Un terrorista fuerza a la prensa de EEUU a publicar su manifiesto

José Miguel López-Matute

Con el fin de impedir que cometa más atentados, los dos diarios líderes de la prensa estadounidense, The New York Times y The Washington Post, accedieron ayer a publicar el manifiesto de «Unabomber», un terrorista cuyas 16 cartas-bomba enviadas a lo largo de 17 años le han convertido en el hombre más buscado de Estados Unidos. El manifiesto, de unas 35.000 palabras e ideas anarquistas, fue enviado el pasado mes de junio a los periódicos bajo la amenaza de que si no lo publicaban, continuarían las acciones violentas. Tanto la fiscal general de EEUU, Janet Reno, como el director del FBI, Louis Freeh, habían pedido a la prensa que accediera a las presiones del terrorista.

.

NUEVA YORK.- Los dos periódicos más prestigiosos de Estados Unidos, The New York Times y The Washington Post, se han rendido al chantaje de un terrorista anónimo, publicando sus textos para que no vuelva a cometer más atentados.

Los editores decidieron seguir los consejos del director del FBI, Louis Freeh, y de la fiscal general, Janet Reno, que recomendaron a la prensa atender las exigencias del llamado «Unabomber» por razones de «seguridad pública».

El terrorista más buscado del país, autor de 16 cartas bomba desde 1978, que causaron 3 muertos y 23 heridos, ofreció en junio detener sus ataques si alguno de los dos periódicos publicaba íntegramente, antes de tres meses, su manifiesto.

El pasado mes de agosto, los dos diarios y otras publicaciones reprodujeron extractos del manifiesto y la revista Penthouse ofreció al asesino en serie publicarle una columna de opinión cada mes si renunciaba a la violencia.

El departamento de Justicia confía en que la publicación de ahora aporte, como ya lo hizo en la primera ocasión, nuevas pistas que conduzcan a la identificación del terrorista.

«Puede ser la única esperanza para los investigadores», explica el criminólogo de la Universidad de San Francisco Michael Rustigan. «Fundamentalmente, será el público quien resuelva el caso: un vecino, puede que un antiguo profesor o alguien que le diera trabajo. Alguien que diga: «Sí, recuerdo aquella frase»».

El manifiesto fue publicado ayer sólo por The Washington Post por razones técnicas, pero The New York Times pagará la mitad de los gastos. Ocupa 8 páginas, con el título «La sociedad industrial y su futuro».

En un denso artículo ideológico, «Unabomber» llama a la revolución mundial contra la sociedad industrial moderna, arremete contra las nuevas tecnologías y ridiculiza a los medios de comunicación, porque «están controlados -dice- por grandes organizaciones y por gente con dinero».

«Los «tecnófilos» están invadiéndonos y llevándonos, sin considerar los riesgos, hacia lo desconocido», puede leerse en el manifiesto.

«La única solución es acabar con el sistema industrial y tecnológico, lo que implica la revolución, no necesariamente armada, pero sí radical y desde abajo».

Según «Unabomber», «crear con palabras una opinión en la sociedad es casi imposible para la mayor parte de los individuos y los grupos pequeños», escribe «Unabomber», que pone como ejemplo su propio manifiesto, que no hubiera sido publicado sin violencia y , de serlo, aduce, «probablemente no habría atraído a muchos lectores, porque es más divertido observar los contenidos de entretenimiento que difunden los medios que leer un sobrio ensayo».

La decisión sin precedentes de los dos periódicos ha desatado la polémica entre los expertos de comunicación. «Es justamente una de las reglas más inviolables del periodismo americano», se queja el responsable del departamento de Periodismo de la Universidad de Nueva York, William Serrin. «Cuando tienes un periódico, las responsabilidades son graves y grandes y nadie, ni el Gobierno, ni las fuerzas del orden, ni los fiscales, nadie debería dictar la cobertura de la información».

Otros, como el antiguo director de The Washington Post y ex decano de Periodismo en Berkeley Ben Bagdikian justifica la decisión de los dos periódicos porque cree que defiende con claridad el interés público. «Esa clase de chantaje es siempre un dilema», argumenta Bagdikian, «pero este caso es evidentemente único».

El editor de The New York Times, Arthur Sulzberger jr., reconoce que la medida es arriesgada. «Es difícil mantener completamente la fe en la palabra de alguien con el historial de violencia que tiene «Unabomber», con continuas amenazas terroristas». Sin embargo, Sulzberger se mostró «convencido de que hemos elegido la mejor de las opciones posibles».

A pesar de esta medida, el portavoz del departamento de Justicia se mostró escéptico sobre que la publicación del manifiesto pueda detener la actividad del criminal. «»Unabomber» ya ha dicho que va a pedir la continuación de sus artículos. Ahora es él quien tiene el control y ¿cómo vamos a saber qué es lo próximo que va a exigir?»

El último atentado de «Unabomber», cometido el pasado mes de abril, le costó la vida a un representante legal de la industria maderera.

Celoso por la cobertura periodística que levantó el atentado contra el edificio federal de la ciudad de Oklahoma, buscó llamar la atención comunicando que había enviado paquetes-bomba a algunos aeropuertos, amenaza que resultó falsa.

.

APOYO

Los directores se justifican

.

«Durante tres meses, The Washington Post y The New York Times han afrontado conjuntamente la demanda de una persona conocida como «Unabomber» de publicar un manuscrito de aproximadamente 35.000 palabras. Si no lo hacemos, el autor del documento ha amenazado con enviar una bomba a un destinatario no especificado «con la intención de matar»».

«Desde el principio, los dos diarios han realizado estrechas consultas sobre la cuestión de publicar algo bajo la amenaza de violencia. Hemos consultado también con los agentes de la ley. Tanto la fiscal general de Estados Unidos como el director de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) han recomendado ahora que imprimamos este documento por razones de seguridad pública, y nosotros estamos de acuerdo en hacerlo. Por lo tanto, ejemplares del manustrito inalterado del «Unabomber» se distribuyen hoy con la edición de The Washington Post». «La decisión de imprimirlo se ha tomado conjuntamente por los dos diarios y compartiremos los costes de su publicación. El hecho de que se haya impreso en el Post se debe a que este diario tiene la capacidad mecánica de poder distribuir una separata en todos y cada uno de los ejemplares de su diario».

Con este comunicado conjunto, los directores de los diarios The New York Times, Arthur Sulzberger, y The Washington Post, Donald Graham, justifican la publicación del manifiesto, en una separata de ocho páginas, del terrorista conocido como «Unabomber». El documento, que explica cómo la Revolución Industrial supuso un desastre para la raza humana y pide un regreso al «estado salvaje», fue enviado a los periódicos por el terrorista anónimo el pasado mes de junio.

El coste de su publicación, dividido entre ambos periódicos, ha sido estimado en unos 40.000 dólares (casi 5 millones de pesetas).

by BeHappy Co.