Search

Premio Planeta 1988 – Gonzalo Torrente Ballester con su libro «Filomeno a mi pesar»»

HECHOS

Fue noticia el 16 de octubre de 1988.

16 Octubre 1988

Gonzalo Torrente Ballester premia al Planeta

Montserrat Casals

El escritor obtiene 129 millones por 'Filomerno a mi pesar', una novela de memorias ficticias

Gonzalo Torrente Ballester, con su novela Filómeno a mi pesar, presentada con el título Por primera vez y definida por el propio escritor como «una novela de memorias ficticias, bastante larga, entretenida y variada», ganó anoche el Premio Planeta, dotado con 20 millones de pesetas. Torrente Ballester concurrió bajo el seudónimo Horacio Pimentel. Nunca el Planeta había recaído en un escritor tan consagrado y premiado como Torrente Ballester (ganador del Miguel de Cervantes y del Príncipe de Asturias), lo que puede considerarse como el mayor galardón para el premio instituido por José Manuel Lara hace 37 años.

El escritor Ricardo de la Cierva quedó finalista con una novela histórica, El triángulo, en torno a la adolescencia de Isabel II, presentada con el título Alumna de la libertad y bajo el seudónimo Juan Forner. De la Cierva recibirá cinco millones de pesetas. El jurado estaba compuesto por José Manuel Lara, Ricardo Fernández de la Reguera, Carles Pujol Jaumandreu, Antonio Prieto y José María Valverde.Torrente Ballester, que no apareció en el acto de concesión del Planeta hasta momentos antes de la séptima y última votación del jurado, dijo que se presentó al premio «por lo mismo que los otros 300 escritores que concurrían, porque se me ocurrió». Horas antes de conocerse el veredicto, el escritor se mostró muy tranquilo ante las incesantes entrevistas que le pidieron y que concedió durante el día, aun no queriendo reconocerse el virtual ganador.

Había firmado su original con el mismo seudónimo que utilizó siendo joven para firmar sus artículos periodísticos, Horacio Pimentel, «por pura precaución por si no me lo daban», afirma con cierta sorna. No en vano Torrente Ballester se reconoce «un impertinente intelectual, con una terrible inclinación hacia la fantasía». Reconoce que ell nombre del protagonista de su nuevo libro, flamante ganador del, Planeta, ha sido bautizado con un nombre y un apellido «horrendos»: Filomeno Freijomil, «una persona de mi edad, pero con una línea vital distinta a la mía, soltero, que vive casi siempre en el extranjero, aspirando a ser poeta y que no encuentra su lugar».

Filómeno a mi pesar son, en definitiva, las «memorias de un señorito descolocado». Un libro muy largo -de unas 400 páginas-, tal y como deben de ser las novelas en su opinión. Condición que «dificultará al editor la impresión del volumen en un tiempo récord», calcula: «Son demasiadas páginas». Pero sin duda, Lara ya debe tenerlo en la imprenta desde hace varios días, se le replica. Y el autor añade: «Quizá».

«Cambian los materiales y las formas, pero siempre es lo mismo», dice Torrente Ballester de sus propias obras. Siempre es también una «misma idea de realidad», una realidad que «posee diversas esferas y en cada cual debe colocarse el objeto pertinente». Y con esa explicación, el escritor da también su teoría de la fantasía: «Fantástico significa desplazado de su lugar; la fantasía resulta de colocar un objeto en una esfera que no le corresponde».

Torrente Ballester empezó a escribir su novela el año pasado, sin la intención de enviarla al Planeta. Pero los rumores que circularon en la pasada edición del premio, según los cuales él iba a ser el ganador, le impulsaron a concursar este año. El ese¡tor afirma que ha cumplido con todo, «y con eso de las plicas incluso», afirma. Pero le teme enormemente al fisco porque asegura que con tanto dinero se va a quedar sin nada: «Son los inconvenientes de ganar un premio comercial», el primero de esta categoría que se le concede a sus ya cumplidos 78 años.

Está actualmente «pensando en otra novela». «Escribirla, luego, cuando esté clara en mi mente, será fácil».

by BeHappy Co.