Search
Estaba celebrando el triunfo de su equipo sobre el Real Madrid

Se difunden imágenes de una borrachera del presidente del Barça Joan Laporta en el diario LA GACETA de Intereconomía

HECHOS

El 30.11.2009 el diario LA GACETA publicó unas fotografías del presidente del Fútbol Club Barcelona, Joan Laporta.

02 Diciembre 2009

Yo estuve en la fiesta de Joan Laporta

Pipi Estrada

La verdad que me he pensado mucho el contar o no la verdadera historia de lo que ocurrió el pasado domingo en la fiesta de Laporta. Sin embargo, y llegados a este punto, creo que hay que aclarar ciertos malentendidos y rumores que andan circulando por ahí. Por respeto a un hombre sincero, abierto y afable como Joan Laporta me veo en la obligación moral de relatar lo que allí pude ver.

Tras ver las fotos que se han publicado, hay que tener en cuenta ciertas cosas. Lo del domingo por la noche no fue ni una fiesta privada, ni una fiesta anti-madridista ni, mucho menos, una fiesta que acabara a primera hora de la mañana. Se están diciendo demasiadas cosas que están muy lejos de la realidad. En la discoteca barcelonesa “Luz de Gas” lo que yo presencié en primera persona fue, simple y llanamente, una noche del presidente Joan Laporta con su círculo interno de amigos. Nada más.

El presidente estuvo en todo momento acompañado por su pareja sentimental, por sus amigos e, incluso, por algún periodista. ¿En un reservado o algo parecido? No, a la vista de todo el mundo porque, cuando uno sale a pasárselo bien –como en tantas otras ocasiones ha ocurrido- no hay que esconderse. Entre los amigos de Laporta, por poner varios ejemplos, pudimos ver al representante de Cristiano Ronaldo, Jorge Mendes, que llegó a la 1 a.m. y abandonó el lugar sobre las 2:45 a.m. También estaban con el presidente Álex de Felipe, íntimo de Laporta, Fermín, regente de uno de los mejores restaurantes de la Ciudad Condal o, incluso, el directivo Sala i Martí que presenciaba apaciblemente desde su silla la velada a modo de convidado de piedra.

Quizás el más activo fue Laporta que, por su carácter, por su forma de ser o por su don de gentes sólo pretendía disfrutar de una alegría sana, divertida y, sobre todo, respetuosa. Que conste que incido en lo de respetuosa porque, en ningún momento, hubo cánticos contra el Real Madrid ni alusiones al rival al que acababan de derrotar en el Camp Nou. Tampoco fue Laporta el encargado de descorchar el champagne. Tampoco. Es más, la iniciativa partió de un grupo de terceras personas que rodeaban al máximo mandatario a quien regaron, al igual que a muchos de los que allí se encontraban.

La fiesta empezó a la 1 a.m. y se terminó entre las 4:15 y las 4:30 a.m. en “Luz de Gas”. Ni insultos, ni mofas, ni descalificaciones. Sólo un grupo de personas que querían salir a pasárselo bien una noche de domingo. Y no es la primera vez, ya que la discoteca barcelonesa es un punto de celebración en el que, de vez en cuando, el entorno de Laporta sale a pasárselo bien. Como todo el mundo. Yo lo vi en primera persona y no hay que sacar las cosas de quicio. Si no… Llegados a este punto me haría varias preguntas: ¿dónde está el delito de que alguien salga con sus amigos? ¿Y el de disfrutar de un momento de felicidad fuera del fútbol? Si había algo que esconder… ¿por qué todo se hizo a la vista de varios periodistas que estaban en la sala?

Por tanto, y a modo de resumen, lo del domingo fue sólo una velada agradable en la que el presidente del Barcelona salió con sus amigos a disfrutar. Y es que al presidente parece que, últimamente le va todo bien: su vida sentimental va viento en popa, sus amigos están junto a él y su equipo gana el triplete, la Supercopa y en diciembre puede luchar por el Mundialito. Bajo su mandato, y que esto no se le olvide a nadie, Laporta ha conseguido que el Barcelona haya hecho historia… Y lo que le queda si el equipo sigue jugando como lo está haciendo.

Pipi Estrada

by BeHappy Co.