Search
El grupo presidido por Antonio Asensio acusa al de Jesús Polanco de 'prostituir la democracia'

Cruce de demandas en la primera Guerra del Fútbol entre el Grupo PRISA y el Grupo Zeta, con duros comunicados

HECHOS

  • Las posiciones del Grupo PRISA (CANAL PLUS – EL PAÍS – Cadena SER) y el Grupo Zeta (ANTENA 3 TV – EL PERIÓDICO) en torno a los derechos de emisión de partidos de fútbol se difundieron en los artículos y los comunicados hechos públicos los días 21 de octubre, 22 de octubre y 23 de octubre de 1997.

 

zeta_prisa

El Grupo Zeta acusó al Grupo PRISA de ‘prostituir la democracia’.

D. Pedro J. Ramírez sobre la guerra entre el Grupo PRISA Grupo Zeta (TELECINCO, 22.05.1997):  

  • /
Update Required
To play the media you will need to either update your browser to a recent version or update your Flash plugin.

ARTÍCULO DE EL PAÍS (GRUPO PRISA) SOBRE ANTENA 3 Y SU PRESIDENTE, REPLICADO POR EL PERIÓDICO (GRUPO ZETA)

zetaprisa_1  prisazeta2

TANTO PRISA COMO ZETA USARON SUS RESPECTIVOS PERIÓDDICOS, EL PAÍS Y EL PERIÓDICO DE CATALUNYA EN SU CONFLICTO

zetaprisa_3

La misma noticia dada por el diario EL PAÍS (del Grupo PRISA) y el diario EL PERIÓDICO de Catalunya (del Grupo Zeta)

LA GUERRA TRASLADADA A LAS TERTULIAS

‘Protagonistas’ de ONDA CERO del 21.10.1996

D. Francesc Sanuy: «Es una locura la grave situación creada en el fútbol y los compromisos adquiridos por Antonio Asensio, su GMA y ANTENA 3 TV».

D. José María Calleja (PRISA): «Si sigue así se va a producir un crac espectacular en esta operación que lidera Antonio Asensio con el beneplácito de Pujol».

‘La Mañana’ de COPE del 22.10.1996

D. Antonio Herrero: «La guerra del fútbol es la gran conflagración político provocada por el Grupo PRISA. Polanco está bajo los efectos de un ataque de cuernos del poder que no tiene por primera vez en muchos años. Nunca había visto una nota tan dura como la de ANTENA 3 TV replicando a las descalificaciones de EL PAÍS, en la que acusa de prostitución al Grupo PRISA».

D. José Luis Gutiérrez: «Se refiere que prostituye a las instituciones democráticas…»

D. Antonio Herrero: «Ya sé que Polanco no hace la calle, que cosas tiene, José Luis»

D. José Luis Gutiérrez: «Hombre, como tiene porno en CANAL PLUS…»

D. Jesús Cacho: «Si Zeta y PRISA no logran un acuerdo se producirán grandes calamidades para el sector, para Polanco, para Asensio, para el Gobierno, para Felipe González y para el resto de los mortales. O hay acuerdo o aquí va a arder Troya».

JOSÉ MARÍA GARCÍA VS DE LA MORENA

 Las principales estrellas radiofónica deportivas, D. José María García y D. José Ramón del a Morena también se han enfrentado brutalmente por este conflicto. El Sr. De la Morena, trabaja en la Cadena SER, del Grupo PRISA y, defiende a capa y espada a su grupo editorial presentando al Sr. Asensio como un mafioso. Por contra en el programa ‘SúperGarcía’ de la Cadena COPE fue el principal respaldo desde las ondas del Sr. Asensio. El 30.07.1996 el programa ‘SúperGarcía’ entrevistaba al Sr. Asensio para que este explicara que  sus abogados se han puesto en contacto con Juan Luis Cebrian pero han rechazado la oferta de 15.000 millones de Canal Plus, que quiere continuar con el monopolio del futbol. Además explica que el acuerdo al que se ha llegado con los Clubes, consiste en emitir un partido más en abierto y al mismo tiempo poner en marcha el sistema para interviú. A cambio de ese partido en abierto, asegura que los clubes percibirán el 100% del contrato estipulado con nosotros y cuando tengamos los beneficios, el 25% que está comprometido de los ingresos de la televisión a la carta.

21 Octubre 1996

Jordi Pujol, el poder detrás de Asensio

EL PAÍS (Director: D. Jesús Ceberio)

Seis meses después de que comenzara la llamada guerra del fútbol por los derechos televisivos entre ANTENA 3 y CANAL PLUS, los últimos acontecimientos ponen de relieve una politización del conflicto que en realidad existió desde sus comienzos, dado el apoyo persistente de Jordi Pujol a las posiciones del grupo de Antonio Asensio. La retransmisión esta noche del partido Sevilla-Sporting por las cámaras de ANTENA 3, pese a la desautorización expresa de las televisiones autonómicas andaluza y vasca, es el resultado de la política de hechos consumados puesta en práctica por las televisiones públicas que controlan el PP y los nacionalistas catalanes. Dirigentes del fútbol como Lendoiro, Arrate y Baró han denunciado repetidamente la ilegalidad de muchas de las acciones que se han llevado a cabo, por las que CANAL PLUS ha acudido a los tribunales y los clubes firmantes con ella han impugnado las asambleas de la Liga. Pero las televisiones autonómicas controladas por el Gobierno de Aznar se han alineado inequívocamente con los intereses de TV3 y de una empresa de intermediación de Antonio Asensio: Gestión de Medios Audiovisuales (GMA).

La presencia de Pujol como avalista de las posiciones de Asensio en este tema ha sido confirmada por numerosas fuentes que indicaron además que el presidente de la Generalitat había mediado en repetidas ocasiones en favor de Asensio ante líderes del Partido Popular, incluido José María Aznar. El Gobierno catalán y el de Madrid estarían así aprovechando la debilidad financiera del Grupo Zeta y de ANTENA 3 -con deudas consolidadas que algunos estiman en torno a los 70.000 millones de pesetas- para garantizarse el apoyo de sus medios, muy especialmente el de El Periódico de Catalunya, considerado hasta ahora como un órgano simpatizante de las posiciones socialistas. La ruptura del contrato con la retransmisión hoy del partido de referencia, y en contra de la actitud de CANAL SUR y de Euskal Telebista, ha sido comentada por los ejecutivos de Sogecable, sociedad propietaria de CANAL PLUS: «Es evidente que el principio de legalidad no cuenta para el PP de Valencia, Galicia y Madrid cuando se trata de proteger a los aliados políticos. Zaplana, Fraga y Ruiz Gallardón saben que las televisiones públicas que ellos controlan están rompiendo los contratos y que pueden enfrentarse a serias reclamaciones judiciales. Pero la presión de Pujol ha bastado para que renuncien a toda apariencia de neutralidad».

Varios testigos presenciales han confirmado que en numerosas ocasiones el director general de TV3, Jordi Vilajoana, interrumpió las negociaciones con CANAL PLUS para consultar personalmente a Pujol los términos del posible acuerdo entre televisiones. El protagonismo de Pujol explica además la presencia de Miquel Roca como abogado de Asensio en las conversaciones entre éste y Sogecable u otras entidades. Roca, que ha mejorado sus relaciones personales con Pujol desde que abandonara prácticamente la política para dedicarse a despacho profesional, negoció con CANAL PLUS y Telefónica una salida pactada al conflicto que incluye la realización de plusvalías por varios miles de millones de pesetas para Asensio, cuyo crédito entre las entidades financieras ha disminuido seriamente desde que el Banco de Santander, socio en Antena 3, le retirara el apoyo.

Con el Banesto de Conde

Asensio se hizo hace cuatro años con el control de la cadena gracias a la financiación directa que obtuvo del Banesto de Mario Conde, y como parte de las operaciones de control de medios de comunicación que Conde llevó a cabo. El excesivo riesgo asumido en este terreno fue una de las irregularidades denunciadas por el Banco de España antes de adoptar medidas contra el ex banquero hoy acusado de fraude, evasión fiscal y falsificación de documentos. El apoyo de Pujol a Asensio cristalizó primero en los acuerdos que la televisión pública catalana firmó no sólo con ANTENA 3 sino con la sociedad GMA, propiedad del presidente del grupo Zeta. Esta sociedad, y no la cadena de televisión, es la poseedora de los derechos del fútbol de los equipos más importantes -Real Madrid, Betis, Atlético de Madrid- que le han cedido sus derechos a partir de 1998. Pese a estar constituida con 10 millones de pesetas -sólo la mitad desembolsados-, ha adquirido compromisos de pago en los próximos años por valor de más de 100.000 millones. Su solvencia bancaria es tan pequeña que los pagarés con los que está pagando a los clubes sus derechos de televisión han sido descontados en gran parte por el presidente del Betis, Ruiz de Lopera, cuya condición de prestamista es bien conocida en Sevilla.

El único gran banco que aparentemente mantiene su apoyo financiero a las operaciones de ANTENA 3 es el Central Hispano, accionista también de la cadena. Según fuentes fiables, el BCH ha tenido que asumir la colocación del crédito de 15.000 millones que Merryll Lynch otorgara a ANTENA 3 hace un año, habida cuenta de las dificultades del banco de negocios para colocar el papel entre sus clientes. Fuentes internas del Central Hispano señalan que no hay duda del apoyo personal de su presidente, José María Amusátegui, a Asensio.

Pujol habría hablado personalmente de la guerra del fútbol, y de las posiciones que él defiende al respecto, con el propio José María Aznar y con alguno de los presidentes autonómicos del PP que tienen televisión. En opinión de colaboradores cercanos a Pujol, el interés de éste vendría determinado por utilizar esos derechos deportivos como el motor de una futura televisión de pago que ayude al crecimiento e implantación de un segundo operador telefónico en Cataluña. A ello se añade que Pujol vería con agrado que en torno a ANTENA 3 y a su presidente se construyera un grupo mediático de carácter catalán. Los convergentes se han mostrado preocupados en repetidas ocasiones por el hecho de que los dos grupos de comunicación más saneados y con mayores perspectivas de crecimiento en España sean Comecosa (grupo vasco) y PRISA, y por la pérdida de influencia de los empresarios catalanes en la industria cultural. Pero esta política activa de apoyo al grupo Zeta supone una hostilidad evidente contra el grupo Godó y La Vanguardia, que sigue siendo el gran periódico catalán en donde se mira toda la burguesía.

La alianza entre la televisión pública catalana y las empresas de Asensio es en cualquier caso tan fuerte que la política de TV3 ha llevado a la ruptura de la FORTA (organismo que agrupa a las seis televisiones autonómicas) desde que dirigentes de la cadena catalana se reunieron con los de ANTENA 3 y los presidentes de los clubes que les han vendido sus derechos para preparar y redactar previamente un acta de la asamblea de la Liga que iba a celebrar el 8 de agosto. A parir de aquella decisión, tomada al margen de as restantes cadenas de a FORTA, TV3 ha tenido actuando prácticamente por su cuenta, tratando de arrastrar al resto de las autonómicas. Lo ha conseguido en gran parte por la presión de Pujol sobre el PP.

«Lo sorprendente», señala Carlos Abad, director general de CANAL PLUS, «es que a quien más daña esta política es a las televisiones autonómicas. Han perdido la exclusiva de la Liga televisada en abierto y prácticamente cambio de nada. Mientras, las promesas de que tendrán los partidos de los equipos de ANTENA 3 a partir del 98 no se han materializado, que se sepa, en contratos formales. Y encima no conocen los precios que Antena 3 está pagando por el lunes ni las condiciones en que se retransmiten los partidos. De modo que quien sufrirá en estas dos temporadas es la audiencia y la cuenta de resultados de las autonómicas». Expertos del sector señalan que las autonómicas, que arrojan déficits anuales de más de 50.000 millones de pesetas, pueden perder más de 3.000 millones de facturación publicitaria por culpa de la retransmisión del partido de los lunes. «Pero el caso más dramático», añade Abad, «es el de Televisión Española. Ésta funciona de hecho como la séptima autonómica, pues retransmite los partidos del sábado allí donde no existe televisión regional. Ahora ha perdido también ese derecho en exclusiva, y Antena 3, gracias a los partidos del lunes, le ha arrebatado el liderazgo de audiencia».

El partido de los lunes no es en sí rentable, pero es importante para Asensio porque es la única manera que tiene su empresa particular, GMA, de cumplir con las promesas a los clubes con los que ha firmado. Antena 3 puede así pagar a GMA por la retransmisión de los partidos y resolver los problemas de liquidez de la empresa intermediaria de Asensio, al menos mientras no protesten los otros accionistas de la cadena privada (Banco Central Hispano y Banco Santander). Pero desde el punto de vista del negocio televisivo y de los intereses del fútbol se suscitan muchas dudas. «Cualquiera entiende», señalan fuentes publicitarias, «que la abundancia de fútbol en televisión devalúa el producto y perjudica a la taquilla. Al margen de reclamaciones judiciales, si seguimos por este camino será imposible que las televisiones afloren el dinero necesario para hacer frente a los elevados compromisos que han firmado con los clubes». CANAL PLUS ha avalado bancariamente sus contratos, pero no así GMA. Mientras tanto, algunos entrenadores se quejan de que el calendario de Liga está marcado por las televisiones, notablemente por ANTENA 3, que es quien ha impuesto las modificaciones respecto al calendario vigente, que amenaza convertirse en un verdadero caos para todos.

Fiabilidad en juego

Por último, la decisión del Gobierno de Aznar de lanzar una plataforma de televisión digital vía satélite, y la suposición de que los derechos del fútbol pueden jugar un relevante papel en ello han venido a complicar aún más las cosas. Mientras los dirigentes del PP han cedido a las presiones directas de Pujol, «lo que está definitivamente en juego», en opinión de Sogecable/CANAL PLUS, «es la fiabilidad de algunas empresas y de algunas personas. Si hoy se rompen los contratos nada indica que mañana no se puedan romper también. CANAL PLUS ha sido un buen socio y aliado de las autonómicas, con las que además no compite en el mercado. Cuatro de ellas prefieren arrostrar los procedimientos judiciales y la vergüenza de no cumplir sus compromisos en razón de condicionamientos exclusivamente políticos. Desde el punto de vista empresarial su comportamiento es indecente. Pero no deben olvidar que están jugando con el dinero de los contribuyentes». Pese a las denuncias del CANAL PLUS, es improbable que los dirigentes del PP cambien de actitud. En las repetidas ocasiones en que el presidente de la autonomía madrileña ha tratado de mantener, siquiera verbalmente, una posición independiente respecto a Moncloa, Ruiz Gallardón ha terminado por humillarse. Los casos de Caja Madrid y el Teatro Real -en donde retiró el apoyo que había comprometido formalmente a sus titulares para doblegarse a las directrices de Génova- son paradigmáticos. En cuanto a la guerra del fútbol televisado, algunos bancos de negocios extranjeros como el Crédit Suisse-First Boston, ya han dictaminado: «En materia de fútbol, en España, la ley es un lodazal».

21 Octubre 1996

El diario EL PAÍS vuelve a faltar a la verdad

Comunicado ANTENA 3 TV (Presidente: D. Antonio Asensio)

El diario EL PAÍS publica hoy, bajo el título Jordi Pujol, el poder detrás de Asensio, una información repleta de inexactitudes, sesgada e insidiosa, que ha sido ampliamente difundida por los demás medios de PRISA. Ante tales afirmaciones y apelando al código deontológico de su medio de información, ANTENA 3 quiere precisar que, una vez más, en el colmo del cinismo, el Grupo PRISA acusa de connivencia con el poder político a ANTENA 3 TV. Y tal acusación se hace después de catorce años en los que el Grupo PRISA ha gozado del favor del Gobierno del PSOE, en términos insuperables.Resulta sorprendente que quien vulnera la competencia pretenda dar lecciones de lealtad a quien la acepta, y quien prostituye las instituciones democráticas acuse de prostituirlas a quien las respeta.

En lo que va de año, el Grupo PRISA ha confrontado su posición con la de Antena 3, ante los tribunales de justicia, en numerosas ocasiones. En la pasada primavera, el juzgado de Primera Instancia número 4, mediante auto, salió al paso de la campaña difamatoria que, en cuanto a la situación económica de Antena 3 de Televisión, SA, se había emprendido desde la cadena SER. La cadena SER reaccionó recusando a la juez que adoptó el auto y la recusación fue desestimada. Recientemente, el juzgado ha dictado extensa sentencia declarando la competencia desleal en que ha incurrido la SER. Muy recientemente, los clubes que se agrupan en tomo a Canal + han impugnado la asamblea celebrada por la Liga Nacional de Fútbol el pasado 8 de agosto. A ella se refiere el diario EL PAIS. Y otro juzgado ha considerado que los acuerdos adoptados en el seno de aquella asamblea se han ajustado a la ley y a los estatutos de la Liga, por lo que los acuerdos impugnados mantienen, en su integridad, toda su vigencia.

No se agotan, en las decisiones citadas, las recaídas en relación con sociedades del Grupo PRISA en su conflicto con ANTENA 3. Baste decir que siempre que la entidad del Grupo PRISA ha pretendido el ejercicio de una acción frente a ANTENA 3, la acción ha sido desestimada, en tanto que, en cada ocasión que la entidad del Grupo PRISA ha sido demandada, los juzgados y/o los tribunales europeos han dado la razón a la parte demandante.

Pero el Grupo PRISA se sitúa más allá de la justicia y, en vez de acatar las resoluciones judiciales, lo que hace es enjuiciar a los jueces que las dictan.

La FORTA lo único que ha hecho ha sido abrir el contrato a Antena 3 Televisión como antes lo abrió a Canal +. La diferencia está en que el 6 de julio de 1990, sin que mediase concurso ni invitación a otras cadenas de televisión que pudiéramos estar interesados, la FORTA y la Liga Nacional de Fútbol Profesional (LNFP), con la petición expresa del Gobierno socialista, decidieron abrir el contrato y conceder a Canal + los derechos de 38 partidos para emitir los domingos en codificado. Ahora lo que han hecho con su firma cinco de las seis televisiones que integran la FORTA ha sido autorizar a Antena 3 un partido semanal de la Liga a cambio de los derechos del fútbol en abierto durante cinco temporadas consecutivas, que van de 1998 al 2003, de los 28 equipos de Primera y Segunda División que tienen firmados acuerdos con Antena 3 Televisión. En este punto conviene recordar que ya en 1995 las televisiones autonómicas, excepto la valenciana, cedieron a la LNFP los derechos de patrocinio del campeonato que habían sido adquiridos por todos ellos en el mismo contrato del año 1990 que ahora se ha abierto. Por último, la única fiabilidad que está en juego es la de Canal + y la del Grupo PRISA, que ven perder el monopolio de la televisión de pago que ejercen gracias al favor político del que han gozado hasta ahora y que no admite la llegada de la competencia porque, simplemente, no creen en ella.

ANTENA 3 espera de usted, estimado director, que se haga eco de esta carta con el mismo relieve con el que han difundido la información de EL PAIS.

Dirección de Comunicación de Antena 3 Televisión

22 Octubre 1996

Falsedad de EL PAÍS en la ‘guerra del fútbol’. La independencia de EL PERIÓDICO

Editorial (Director: Antonio Franco)

Quizá porque el Grupo PRISA asume que su CANAL PLUS va a perder la llamada guerra del fútbol que enfrenta a diversas cadenas por los derechos de retransmisión de los partidos de Liga, ayer, desde dos de su medios, el diario EL PAÍS y la cadena SER, cargó contra ANTENA 3 TV, Antonio Asensio (su presidente) y contra el Grupo Zeta y EL PERIÓDICO por su vinculación a este editor. Dos datos permiten augurar la victoria de ANTENA 3 TV: ya tiene autorización para emitir partidos los lunes, y ha conseguido los derechos generales de retransmisión para el quinquenio 1998-2003.

EL PERIÓDICO se considera dañado en su honor por algunas afirmaciones de esos medios, que ofrecían como información objetiva lo que en realidad era sólo su versión falaz de un tema que les atañe empresarialmente. EL PAÍS, en una página opinativa-informativa titulada ‘Jordi Pujol, el poder detrás de Asensio’, señalaba que tanto el Gobierno central, del PP, como el autonómico catalán, que preside Jordi Pujol, aprovechan la supuesta debilidad financiera del Grupo Zeta ‘para garantizarse el apoyo de sus medios, muy especialmente el de EL PERIÓDICO, considerado hasta ahora como un órgano simpatizante de las posiciones socialistas’.

La independencia de EL PERIÓDICO va bastante más lejos de lo que opina PRISA, pero, en cualquier caso, su condición de diario progresista nunca le ha deslizado a convertirse en órgano de nadie. Posiblemente por ello su editor, Antonio Asensio, no consiguió que el Gobierno del PSOE concediese a su empresa UNIVISIÓN, ninguna del as tres licencias de canal privado que se autorizaron en España cuando se quebró el monopolio de la TV pública. El Grupo PRISA sí que logró, en cambio, del dedo socialista la licencia de CANAL PLUS. Asensio ha tenido que comprar posteriormente en el mercado sus acciones de ANTENA 3 TV, en una compleja operación financiera que todavía gravita sobre sus empresas. Pero sorprende que ahora PRISA, que consiguió gratis la concesión de CANAL PLUS, se refiera continuamente a las deudas que tiene quien no ha recibido nada de regalo.

También es falso que el PP y CiU se aprovechen de esa situación financiera para manipular la línea de EL PERIÓDICO. Nuestros lectores son, de forma privilegiada, quienes mejor lo saben. Y la realidad cotidiana le ha hecho un flaco favor a EL PAÍS ya que, ayer mismo, sin ir más lejos, coincidiendo con sus desafortunadas apreciaciones, EL PERIÓDICO publicaba dos editores. Uno censuraba al PP por su contradictoria postura sobre el PER. El otro criticaba las incoherencias ideológicas que abren brechas entre Convergencia y su rama juvenil, la Joventut Nacionalista. EL PAÍS escogió un mal día para su mentira.

Por otra parte y yendo a la cuestión de los derechos de retransmisión, no conseguimos entender como los medios de PRISA continúan aludiendo a la ‘ilegalidad’ de las decisiones mayoritarias y democráticas que adoptan los clubs de fútbol y la FORTA, cuando absolutamente todas las sentencias judiciales que se han dictado sobre este espinoso tema confirman las tesis de ANTENA 3 TV y se pronuncian contra las denuncias de CANAL PLUS. Y aunque sea comprensible el deseo de PRISA de abrir una brecha entre ANTENA 3 TV y los canales autonómicos, todos los argumentos que olvidan que Asensio ha conseguido los derechos de retransmisión de la mayoría de los clubs para el próximo quinquenio, carecen de solidez. Las TV autonómicas y ANTENA 3 TV tienen una complementariedad natural en sus intereses comerciales que va más allá de cualquier cuestión política, tal como lo razona Jordi Vilajoana, director general de TV3, cada vez que se le pregunta por el tema.

En cualquier caso, las hipótesis lanzadas desde EL PAÍS sobre el respaldo de Pujol A Asensio, además de ser falsas, resultan incompletas. A cualquier conocedor de Catalunya le parece lógico que la Generalitat siga con interés el esfuerzo de un empresario barcelonés para liderar un proyecto comunicativo de escala española e internacional. Máxime cuando LA VANGUARDIA, el periódico catalán en donde se mira toda la burguesía autonómica, recibe últimamente influencias de EL PAÍS por la vía empresarial, siendo este último un diario muy poco apreciado por Pujol. Este dato, que no figura en la información opinativa del propio EL PAÍS revela la superficialidad e inconsistencia de todo el análisis que hace ese periódico.

22 Octubre 1996

Confusión y Claridad

Comunicado de ANTENA 3 TV (Presidente: Antonio Asensio)

De nuevo el diario EL PAÍS publica un escrito opinativo-informativo sobre ANTENA 3 Televisión plagado de insidias y errores que tiene domo único fin desprestigiar la solvencia de Antena 3 Televisión, toda vez que el Grupo PRISA, en su defensa de Canal +, está perdiendo la batalla jurídica y ha perdido la administrativa y la de la opinión pública.

Y esta vez se apoya para sus desmanes en un informe del CS First Boston elaborado el 2 de octubre de 1996 por el norteamericano Christopher Renaud, que carece de rigor desde su primera línea. Como prueba de su endeblez baste decir que el señor Renaud ignora el 2 de octubre la sentencia del 20 de septiembre, que condena a la cadena SER por competencia desleal con considerandos como el siguiente:

«… Alterando y manipulando el contenido de una información, denigran a un competidor directo en el mercado. ¿O acaso cabe alguna otra interpretación de los comentarios transcritos? ¿Es que puede tildarse la emisión de una información falsa, respecto de la solvencia económica de Antena 3, de ingenioso comentario lúdico-deportivo? ¿No se tratará más bien de un ingenio perverso deliberadamente enderezado a socavar la credibilidad del otro? Por fin, ¿puede alguien, sin abandonar el sendero de la razón, atisbar siquiera interpretación distinta de la aquí postulada?».

Aquí y ahora conviene recordar que la causa de todo esto tiene un inicio: el día en que Canal + tuvo que comprometerse a pagar más de 20.000 millones de pesetas anuales por lo que ahora le cuesta 2.000 millones y, además, perder el monopolio de su televisión de pago como consecuencia de la pérdida del sostén político, de las reglas del mercado y de las nuevas tecnologías.

Ésta es la realidad y el principio de su desesperación. Todas sus estratagemas se han descubierto y todas sus estrategias las ha perdido.

Intentó, primero, las maniobras de despacho y las amenazas, pero no pudo impedir que primero la Liga de Fútbol Profesional, luego la FORTA y más tarde la Federación Española de Fútbol, autorizaran a Antena 3 la retransmisión los lunes de un partido de fútbol durante las temporadas 1996-97 y 1997-98.

Más tarde abrió la vía judicial ante los tribunales de justicia, y siempre que una entidad del Grupo PRISA ha pretendido el ejercicio de una acción frente a Antena 3, la acción ha sido desestimada, en tanto que en cada ocasión en que la entidad del Grupo PRISA ha sido demandada, los juzgados y/o los tribunales europeos han dado la razón a la parte demandante.

El diario EL PAÍS oculta a sus lectores que ANTENA 3 no ha recibido hasta ahora ningún reproche de tribunales españoles o extranjeros. El diario EL PAÍS oculta que Canal + ha merecido la condena del Tribunal de Defensa de la Competencia por el contrato que celebró en 1990 para reservarse la retransmisión de los partidos de fútbol. El diario EL PAÍS oculta que en la única ocasión en que Canal+ ha intentado que un juez decretara la suspensión de la retransmisión de un partido de Antena 3, la petición fue desestimada. El diario EL PAÍS oculta que Canal + ha vuelto a ser condenado por. el Tribunal de Defensa de la Competencia por el contrato que celebró con Telefónica para explotar la televisión por cable. El diario EL PAÍS oculta que sólo hace tres días un juzgado de Madrid, en sentencia definitiva, ha decretado desleal la conducta de CANAL PLUS en relación con las retransmisiones de televisión por cable a través de la red de Telefónica. El diario EL PAÍS oculta que los clubes afectos a Canal + han visto rechazada por la justicia la petición de suspender acuerdos adoptados por la Asamblea de la Liga. El diario EL PAÍS (¡pobre diario EL PAÍS, lo que están haciendo contigo!) oculta, en fin, la verdad, y propala la mentira.

Lo que de verdad duele a EL PAÍS es que ANTENA 3, en uso de su legítimo derecho, haya penetrado el huerto que CANAL PLUS venía reservándose desde el lejano año de 1990: la retransmisión desde una televisión privada de partidos de fútbol.

Quien no admite haber perdido los privilegios de la etapa socialista y la posibilidad de haber hecho un negocio redondo con Cablevisión, busca otro sinuoso camino con idéntico propósito por el que ya fue condenado; es decir, con la deliberada intención de alejar de ANTENA 3 a inversores o a posibles asociados. El intento realizado desde la SER fue oportunamente abortado por la justicia española.

El actual intento de PRISA está tan condenado al fracaso como al fracaso han estado condenados los precedentes. El marco legal español, lejos de ser caótico, es muy claro y está constituido por la Ley de Defensa de la Competencia y por la Ley de Competencia Desleal. CANAL PLUS ha vulnerado ambas. ANTENA 3, ninguna. El Grupo PRISA lleva ya sobre sus hombros demasiadas condenas. Potenciales socios extranjeros de sus empresas actuarían prudentemente si, antes de arriesgarse a concertarse con ellas, examinaran detenidamente la situación jurídica -y sus repercusiones económicas- por las que esas empresas atraviesan».

23 Octubre 1996

Miente, Confunde y Falsea

Comunicado del Grupo PRISA (Presidente: Jesús Polanco)

Ninguna de las extensas notas de Antena 3 Televisión rectifica ninguno de los hechos descritos en las informaciones de EL PAÍS. Lejos de eso, encadena una serie de juicios que se apoyan sobre datos parciales o directamente falsos. Oculta que aún no es firme la sentencia dictada en primera instancia contra la cadena SER, puesto que la Audiencia Provincial de Madrid no se ha pronunciado sobre el recurso presentado.

Miente cuando afirma que las acciones judiciales emprendidas por el Grupo PRISA han sido desestimadas por los tribunales. Sogecable, empresa gestora de Canal +, ha presentado demanda por competencia desleal contra Antonio Asensio, Gestora de Medios Audiovisuales y ANTENA 3 Televisión, sin que por ahora haya habido sentencia judicial.

Confunde a su audiencia cuando atribuye a Canal + una demanda presentada por un grupo de clubes contra la Liga Profesional de Fútbol. Lejos de haber sido rechazada, tal demanda está admitida a trámite y sigue su curso.

Falsea la realidad al afirmar que cinco de los seis canales autonómicos han autorizado a Antena 3 a retransmitir partidos de fútbol los lunes. Canal Sur ha negado su autorización -al punto de anunciar acciones judiciales por la retransmisión del partido del pasado lunes- y también lo ha hecho por escrito Euskal Telebista, que siempre condicionó el acuerdo a la unanimidad de la FORTA.

El Análisis

ALGO MÁS QUE UNA CUESTIÓN DE FÚTBOL

JF Lamata

La guerra entre el Grupo Zeta (ANTENA 3 y Gestión de Medios Audiovisuales) del Sr. Asensio y el Grupo PRISA (CANAL PLUS – Sogecable) del Sr. Polanco era, principalmente, una cuestión sobre los derechos de explotación de los partidos de fútbol que habían reportado mucho dinero para las arcas de CANAL PLUS, que lograba muchas más ganancias para PRISA que EL PAÍS y la SER juntos. Y que ahora se veía en riesgo por que era el Grupo Zeta el que tenía los derechos de emisión de los principales equipos: el Real Madrid y F. C. Barcelona.

Pero había algo más, había un nuevo Gobierno, presidido por el Sr. Aznar, que quería crear un gran grupo mediático afín como había sido PRISA para el Gobierno de D. Felipe González. Prueba de ello fue el pre-acuerdo del Sr. Asensio con TVE, Televisa del Sr. Anson, EL MUNDO de D. Pedro J. Ramírez, ÉPOCA y demás medios pro-PP en la plataforma VÍA DIGITAL. Pero si el Gobierno Aznar y sus asesores en aquella historia – D. Francisco Álvarez Cascos y D. Miguel Ángel Rodríguez – pensaban que el Sr. Asensio iba a ser su ariete contra el Sr. Polanco se equivocaron: el Pacto de Nochebuena lo demostraría.

J. F. Lamata

by BeHappy Co.