Search
El origen fueron unas informaciones de José Luis Gutiérrez (DIARIO16) que acusaban al Gobierno socialista de pinchazos telefónicos

Sotillos, portavoz del Gobierno socialista, califica en RNE una información de DIARIO16 de ‘basura amarilla’

HECHOS

  • En una intervención en Radio Nacional de España (RNE) el portavoz del Gobierno, el socialista D. Eduardo Sotillos, calificó una información publicada en DIARIO16 sobre espionajes del Gobierno, como ‘basura amarilla’.

D. Eduardo Sotillos (portavoz del Gobierno en 1983 explica a J. F. Lamata su polémica con DIARIO16 y D. José Luis Gutiérrez en 1983:

  • /
Update Required
To play the media you will need to either update your browser to a recent version or update your Flash plugin.

En julio de 1983 el periódico DIARIO16 publicó un reportaje de uno de sus primeros espadas, D. José Luis Gutiérrez, que acusaba al Gobierno del PSOE de hacer espionajes telefónicos, entre otras muchas personas a periodistas.

En el programa estrella de las mañanas de Radio Nacional de España (RNE) ‘Buenos Días’, que dirigía D. Alejo García, intervino el portavoz del Gobierno socialista D. Eduardo Sotillos, que respondió duramente a las informaciones de DIARIO16. Sus palabras fueron las siguientes.

“Esa información es simplemente basura, y basura amarilla, que, como usted sabe, con frecuencia se corresponde a ciertos casos de descomposición intestinal’ (Eduardo Sotillos)

En conversación con LA HEMEROTECA DEL BUITRE, el Sr. Sotillos aseguró que el nunca insultó a DIARIO16, y que se refería a la información y no al medio.

El director de DIARIO16, D. Pedro J. Ramírez, protesto ante RNE de que llamó para entrar en directo, pero no se le permitió. El que si respondió desde su columna en el periódico del Grupo16 fue D. José Luis Guiérrez, que publicó una carta al Sr. Sotillos en la que le recordaba su pasado, en la RNE franquista.

02 Julio 1983

CARTA A SOTILLOS

José Luis Gutiérrez

Cuando yo era pequeño, Eduardo acostumbraba a regresar a mi casa cubierto de brechas, heridas y magulladuras, producto de una desagradable afición a descomunales y desiguales refriegas callejeras en las que solía medir mis fuerzas con tres o cuatro ejemplares del barrio enemigo.

Muchos años después, Eduardo, bajo las cicatrices, siguen alentando tan suicidas inclinaciones, fíjese.

Quiero decir con esto, Eduardo Sotillos, que, ya que no me conoces suficientemente, según veo, le diré que soy persona frontal y de pecho al aire, dispuesto incluso a la autoinmolación por defender las cuatro o cinco cosas en las que todavía creo. Como, por ejemplo, la verdad, la honestidad, las conductas limpias, las biografías consecuentes e intachables.

En cambio tú, Eduardo, y lo digo con cierta lástima y también con un cierto asco por esas malolientes heces que ayer soltaste ante los micrófonos de Radio Nacional, eres saurio de aguas turbias, escalador de infinitas paredes, que ha equivocado su oficio: en lugar de portavoz deberías haber elegido el más resignado empleo de ‘portasilencios’.

Siento vergüenza incluso, Eduardo, fíjate lo que te digo, por haber compartido con alguien como tú un empeño tan hermoso como fue aquel Colectivo Democracia, surgido para luchar contra la asfixia golpista del 23-F.

En cambio tú, Eduardo, peripecia viscosa, sinuosa y submarina, soltabas con tu engolada voz por los micrófonos de Radio Nacional de Franco aquellas inolvidables caricias dedicadas a ‘esos individuos, enemigos de España’ (que hoy están en el Gobierno, del que eres portavoz) o hablabas del ‘contubernio que se fragua contra la paz surgida del Movimiento…’

O aquellos gemidos entrecortados que nos erizaban el pelo, en la transmisión del entierro de Carrero Blanco… O aquel Padrenuestro que rezaste ‘por el Caudillo’ a micrófono abierto, con alguno de tus colaboradores de entonces.

De ahí, Eduardo, de ahí, Sotillos, de los tenebrosos pesebres del franquismo informativo pasaste a calentar tu alma en el derechismo termebundo del fraguismo lateral, en aquel partidito de Areilza – violentamente anti-OTAN y antitelevisión privada, como era bien notorio – que tú, con tanta osadía como ignorancia estéril, intentas revestir ahora con el plumero inútil de la ‘profesionalidad’. La ingenuidad provinciana y bienintencionada de algún dirigente de tu partido ha hecho posible que ahora te conviertas en un socialista ‘geiperman’ de quita y pon, izquierdista por correspondencia y de guardarropía, en diez lecciones.

¿Dónde está la basura, Eduardo? ¿Qué sabes tú lo que es esta profesión hermosa y sacrificada? Porque junto al drama de tus zigzagueos biográficos, Eduardo, acumulas el terrible lastre de tu sobrecogedora ignorancia de lo que es el periodismo en libertad. Tu ya legendaria declaración señalando que el Gobierno socialista no tiene política de Prensa es, sencillamente, de diván. Es como si el ministro de Obras Públicas dijera que el Gobierno no tiene política hidráulica, que prefiere dejar correr la energía de las aguas a su líquido albedrío, al buen tun-tun. Ante el creciente y preocupante disgusto que está surgiendo entre todos los profesionales de la Prensa democrática por la desastrosa actuación informativa del Gobierno, tú, Eduardo, sigues en la inopia, manejando al botafumeiro hacia tus nuevos amos.

Nada más, Eduardo. Sólo decirte que algún día vendrás a pedirle perdón a este columnista por tus basuritas en RNE, porque tú, Eduardo, necesitas tener a punto tus ventosa de salamandra. Yo en cambio, Eduardo, siempre seré periodista. Adiós, buenos días…

José Luis Gutiérrez

El Análisis

¿Y... SIN CONSECUENCIAS?

JF Lamata

Si se analiza aquella denuncia de DIARIO16 con lo que luego será publicado en 1995 y que acabaría con la condena de mandos de los servicios secretos españoles – el CESID – por espionaje,  la conclusión sería pensar que el Sr. Gutiérrez no iba desencaminado, pues es un hecho demostrado que durante la primera legislatura de Gobierno de D. Felipe González (PSOE) se espió.

Pero la duda que queda es… ¿por qué no hubo consecuencia entonces? ¿Si D. José Luis Gutiérrez tenía pruebas de aquello, porque nadie investigó? Quizá las malas relaciones entre DIARIO16 y la oposición de entonces, liderada por D. Manuel Fraga, logró que ni tan si quiera hubiera una pregunta parlamentaria sobre eso.

¿El resultado? Aquella información, no causó ninguna consecuencia.

J. F. Lamata

by BeHappy Co.