Search
CANAL PLUS emitirá la Liga de las próximas temporadas abonando 90 millones a los dueños de Mediapro

Tregua en ‘La Segunda Guerra del Fútbol’: Sogecable y Mediapro (Imagina) pactan la emisión de la Liga de la temporada 2009-2010 mientras se resuelve el litigio que arrastran desde 2006

HECHOS

  • El 5 de junio de 2009 El periódico El País anunciaba un acuerdo entre Sogecable (PRISA) y Mediapro (Imagina) para que, mientras seguía el pleito por el contrato del 24 de julio de 2006, hubiera una emisión ordenada de La Liga 2009-2010 a través de CANAL PLUS. 

A pesar de que no había habido de cara al público una desescalada de tensión entre PRISA e Imagina como prueban la entrevista de D. Jaume Roures Llop a El Mundo el 23 de marzo de 2009 en la que calificaba a PRISA de ‘secta maoista’ y descalificaba a D. Juan Luis Cebrián Echarri y a D. Rodolfo Martín Villa tan sólo unos meses después el 5 de junio de 2009 El País anunciaba una tregua entre las dos compañías para que, mientras seguía el pleito por el contrato del 24 de julio de 2006, Sogecable (PRISA) y Mediapro (Imagina) llegan a un acuerdo para que la temporada 2009-2010 pueda emitirse por el Canal Plus de la plataforma Digital Plus por lo que Sogecable deberá abonar 90 millones a Imagina. El acuerdo ha sido negociado por D. Pedro García Guillén por parte de Sogecable y por D. José María Benet Ferrán «Tatxo» por parte de Mediapro. 

La tregua incluye una negociación entre Imagina y PRISA sobre la posible fusión de sus operadores para fusionar Cuatro y La Sexta en un mismo operador titular de ambos canales. La negativa de Sogecable de aceptar un reparto de capital en ese operador al 50% por parte de PRISA, que defendía un reparto 51 a 49 a su favor causará la ruptura de la negociación el 8 de agosto de 2009.

05 Junio 2009

Sogecable y Mediapro pactan el fin de la 'guerra del fútbol'

Rosario G. Gómez

Digital + ofrecerá todos los partidos de Liga y Copa durante tres temporadas - PRISA e Imagina se dan un mes de plazo para integrar sus televisiones

Sogecable y Mediapro pusieron ayer fin a la llamada guerra del fútbol con un acuerdo que garantiza a los abonados de Canal + y de la plataforma por satélite Digital+ (propiedad de PRISA) acceder a todos los partidos de la Liga de Fútbol y la Copa del Rey al menos durante las próximas tres temporadas.

Además, PRISA (empresa editora de EL PAÍS) e Imagina (holding que engloba a Mediapro y Globomedia y es accionista de referencia de La Sexta) acordaron otorgarse un mes de plazo para suscribir «un acuerdo de integración con el objetivo de incorporar sus respectivos negocios audiovisuales a una sociedad de nueva creación en la que compartirán accionariado», según el hecho relevante que a última hora de ayer remitió PRISA a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El pacto del fútbol, que abarcará desde la temporada 2009-2010 a la 2011-2012, incluye la emisión en exclusiva de un partido por jornada en Canal+, los domingos por la noche, tal y como se realiza en la actualidad.

En régimen no exclusivo, se producirá la emisión en televisión de pago del resto de los encuentros, con excepción del que la ley reserva para su emisión en abierto. De esta manera, habrá dos partidos en canales de televisión de pago, y los demás, previsiblemente, en la modalidad de pago por visión. A todos ellos podrán acceder los abonados de Digital+, a través de la plataforma, para la que emiten igualmente todas las televisiones generalistas, según el mismo comunicado.

De este modo, se asegura la explotación del fútbol en Digital +, con independencia de cuál sea el resultado judicial de las causas que dichas empresas aún mantienen en los tribunales. Ambas partes «han manifestado su interés por resolver sus contenciosos amistosamente».

Al mismo tiempo, PRISA e Imagina ha acordado crear un comité de negociación paritario que, durante ese mes, trabajará en el modelo de negocio del futuro grupo, sus órganos de gobierno y las fórmulas para realizar sus respectivas aportaciones.

PRISA es la propietaria de Cuatro e Imagina lidera La Sexta. Las dos cadenas han tenido vidas paralelas. Nacieron gracias a la reforma audiovisual que en 2005 propuso el Gobierno de Zapatero, que autorizaba a Canal + (origen de Cuatro) a emitir en abierto las 24 horas del día y ampliaba el número de televisiones privadas. En noviembre de 2005 salía al aire Cuatro y en marzo del año siguiente alumbró La Sexta. En este tiempo se han hecho un hueco importante dentro de un sector donde la competencia es feroz. El año pasado, Cuatro cerró con una audiencia del 8,6% y La Sexta logró un 5,5%.

El Gobierno abrió en febrero la puerta a la fusión de las televisiones privadas a través de un real decreto que se tramita en el Parlamento. Esta reforma suprime las restricciones a las participaciones cruzadas (un accionista podía tener como máximo un 5% del capital en otra cadena) e impone una nueva limitación: que la audiencia de ambos operadores no supere el 27% de la cuota de pantalla.

EL ACUERDO ACABA CON DOS AÑOS DE CONFLICTO

El acuerdo alcanzado ayer para la explotación del fútbol televisado pone fin a dos temporadas marcadas por el conflicto abierto entre Mediapro y Audiovisual Sport (AVS, empresa liderada por Sogecable) y recupera el espíritu del pacto que ambas compañías sellaron en 2006. A tenor de aquella alianza, Digital + comercializaba los partidos de Liga en pago por visión, Canal + conservaba el partido de los domingos y las cadenas públicas (La 2 y las autonómicas) retransmitían el encuentro de los sábados en abierto.

A partir de entonces, las diferencias traspasaron el ámbito empresarial y se trasladaron al judicial. El momento clave se produjo en octubre de 2007, cuando un juzgado de Madrid decretó medidas cautelares en las que instaba a recuperar el statu quo sellado un año antes.

Pero la falta de acuerdo entre Mediapro y La Sexta, por un lado, y AVS, por otro, hizo saltar por los aires un modelo de explotación del fútbol televisado, que funcionaba sin sobresaltos desde 1997. De hecho, España ha sido durante muchos años el único país de la UE en el que se retransmiten todos los partidos de la Liga, la principal competición futbolística y el deporte con mayor audiencia. Según este modelo, los aficionados tienen acceso a 380 encuentros por temporada. Un auténtico récord.

Perjuicios

La falta de modelo estable para la explotación de los derechos audiovisuales ha perjudicado tanto a las televisiones como a los clubes, que necesitan imperiosamente el dinero de las primeras para fichar a las estrellas. El aluvión de partidos en abierto durante el tramo final de esta temporada (a través de La Sexta) ha provocado una caída de las audiencias y ha hecho saltar por los aires el negocio del pago por visión.

Precisamente el fútbol ha sido la principal baza jugada por La Sexta desde su nacimiento, en marzo de 2006. La cadena salió al aire casi de la mano del Mundial de Alemania, algunos de cuyos partidos compartió, justamente, con Cuatro. El próximo campeonato, que se celebrará en Suráfrica, está en poder de Sogecable.

El fútbol es considerado en España como un fenómeno de interés general. El Gobierno del PP aprobó una ley, promulgada en 1997, que obliga a retransmitir un partido de Liga por jornada en abierto.

06 Junio 2009

PRISA se dispara en Bolsa tras sellar la 'paz del fútbol' con Mediapro

EL PAÍS (Director: Javier Moreno)

Telecinco y La Sexta optan al partido en abierto de los sábados

El pacto alcanzado por Sogecable y Mediapro para poner fin a la llamada guerra del fútbol y compartir los derechos audiovisuales durante, al menos, las próximas tres temporadas ha tenido un primer reflejo en el mercado de valores. El Grupo PRISA, propietario de Sogecable y editor de EL PAÍS, experimentó ayer una espectacular subida en la Bolsa. Sus acciones avanzaron el 17,65% hasta cerrar la sesión a cuatro euros por título.

El acuerdo alcanzado en la noche del jueves sobre la explotación de los derechos audiovisuales de la Liga y la Copa acaba con un conflicto que ha impedido gestionar de forma pacífica el fútbol durante las últimas dos temporadas. Permitirá a Canal + seguir emitiendo un partido los domingos mientras que Digital + tendrá acceso a todos los partidos. Cada jornada se emitirán dos encuentros en canales de televisión de pago, y los demás, previsiblemente, en la modalidad de pago por visión.

Además, tal y como establece la ley, se transmitirá otro partido en abierto. Los derechos para esta ventana todavía no han sido adjudicados. Telecinco y La Sexta se han presentado al concurso convocado por Mediapro en esta modalidad. «Siguen siendo los únicos aspirantes», según dijo ayer un portavoz de la empresa tenedora de los derechos. La pasada temporada, estos partidos fueron difundidos por La Sexta y varias cadenas autonómicas públicas.

Junto a la paz del fútbol, el Grupo PRISA e Imagina (holding fundado por Mediapro y Globomedia y accionista de referencia de La Sexta) dieron los primeros pasos para alcanzar «un acuerdo de integración con el objetivo de incorporar sus respectivos negocios audiovisuales a una sociedad de nueva creación en la que compartirán accionariado». Paras ello, se han marcado un plazo de un mes, según el hecho relevante que PRISA remitió a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Un comité paritario trabajará en ese tiempo en el modelo de negocio del futuro grupo. PRISA es propietario de Cuatro e Imagina lidera La Sexta.

Ante el anuncio del acuerdo de integración entre PRISA e Imagina, Telecinco afirmó ayer que es algo «difícil de aceptar en un mundo moderno que se termine creando un grupo con una concentración de medios de comunicación tan grande». Telecinco asegura que se formará un holding con «dos periódicos generalistas, uno económico, uno deportivo, dos televisiones en abierto, una plataforma de televisión de pago y el mayor grupo radiofónico de habla hispana». Telecinco pertenece mayoritariamente a Mediaset, el imperio mediático del primer ministro italiano, Silvio Berlusconi.

Fuentes de Mediapro respondieron ayer que el acuerdo PRISA-Imagina se circunscribe al ámbito del negocio audiovisual, lo que significa que no se verían afectados los diarios EL PAÍS y Público ni Unión Radio.

by BeHappy Co.