Search
El idilio sacude toda las estructuras de Construcciones y Contratas y el Banco Central

Fotos de Alberto Cortina con Marta Chávarri, marquesa de Cubas revientan su matrimonio con Alicia Koplowitz

HECHOS

  • DIEZ MINUTOS publicó en portada las fotos que demostraban la relación D. Alberto Cortina, presidente de Construcciones y Contratas (accionista mayoritario del Banco Central) mantenía una relación con Dña. Marta Chávarri pese a estar casado con Dña. Alicia Koplowitz.

Las fotos de DIEZ MINUTOS se convirtieron en las más populares de España.

PROTAGONISTAS DEL IDILIO

  Dña. Marta Chávarri, marquesa de Cubas. 

Cortina_conycon D. Alberto Cortina, presidente de Construcciones y Contratas, compañía de la que Dña Alicia Koplowitz era la principal propietaria y que era el accionista mayoritario del Banco Central y participaba en otros sectores incluido el mediático como accionista de CANAL PLUS, la televisión del Grupo PRISA.

alicia_Koplowitz Dña. Alicia Koplowitz, esposa legal de D. Alberto Cortina hasta la publicación de las fotos. Junto con su hermana, Dña. Esther Koplowitz, tenía la mayoría absoluta del capital de Construcciones y Contratas.

cubas D. Fernando Falcó marqués de Cubas, esposo legal de Dña. Marta Chávarri hasta la publicación de las fotos.

PELEA MEDIÁTICA EN TORNO AL INCIDENTE

cernuda En la tertulia radiofónica ‘La Linterna’ de conducía D. Javier González Ferrari en la Cadena COPE, la periodista Dña. Pilar Cernuda informó de la teoría de que era el presidente de Banesto, D. Mario Conde, el que estaba detrás de la divulgación de las fotos del affaire de D. Alberto  Cortina y la marquesa de Cubas. El motivo de la teoría era el hecho de que el más beneficiado por la caída de ‘Los Albertos’ era el presidente de Banesto, dentro de la lucha que había por el control del banco Central. El propio D. Mario Conde llamó en directo al programa para desmentirlo.

Affaire0012Affaire0009 La revista TRIBUNA de Actualidad que dirigía D. Julián Lago, que había sido creada gracias a créditos del Banco Banesto fue la punta de lanza contra el Sr. Cortina.

Affaire0010 La revista CAMBIO16  que dirigía D. Enrique Badía y estaba controlada por D. Fernando González Urbaneja, jefe de prensa de D. Alberto Cortina, salió en defensa de este y culpó de lo sucedido a Banesto.

Affaire0011 Viñeta de Gallego y Rey publicada en CAMBIO16 en la que se señalaba directamente a D. Mario Conde (Banco Banesto) como el responsable de difundir el affaire de D. Alberto Cortina (Banco Central).

POLÉMICA JULIÁN LAGO – URBANEJA POR EL AFFAIRE

 El periodista D. Fernando González Urbaneja, portavoz oficial de ‘Los Albertos’ acusó a la revista TRIBUNA de haber emitido declaraciones ‘robadas’ de Dña. Marta Chávarri. Sin embargo D. Julián Lago, director de TRIBUNA replicó a tales acusacionesa firmando que la entrevista se hizo en su presencia, que duró tres cuartos de hora y que la propia marquesa de Cubas autorizó la entrevista.

06 Febrero 1989

Algo más que unas fotos rosas

TRIBUNA (Director: Julián Lago)

Las fotografías comprometedoras de Alberto Cortina y Marta Chávarri son algo más que pasto fácil de mentidero social. Son incluso, algo más que simples fotografías, son retratos en la segunda acepción del diccionario académico: descripción de las cualidades físicas y morales de una persona. En este caso dos.

Ni siquiera de dos personas privadas que tienen derecho a vivir su vida como quieran. Detrás de esas delicuescentes imágenes, con la dudosa calidad y el valor evidente de lo fugaz está la sombra de toda una clase social.

Aquel profeta del periodismo del corazón que fue el Aretino, dijo, hace cinco siglos que ‘la ambición en el estiércol de la gloria’. Hay una nueva clase social, enfebrecida por la ambición, que sería abusivo identificar con los banqueros pero que en ellos encuentra hoy su modelo. Todo y ahora, parece ser su lema.

En los escenarios madrileños se representa estos días una comedia expresionista y desorbitada del mundo de Banca. El Frank V del suizo Dürrenmatt es una caricatura de las ambiciones desmedidas de los hombres del dinero. Tras ese perfil regocijante, de puro exagerado, late una verdad. Nunca, como en la España de hoy, se habían erigido algunos recién llegados en espécimen social, en representación de unas ambiciones y unos comportamientos que sólo aspiran a poseer, a poseerlo todo y cuanto antes.

Empresarios en las lindes de la madurez que parecen querer recuperar no se sabe qué tiempo perdido y mujeres cuyas apetencias pican a la altura máxima del poder, se han convertido en protagonistas sociales. Tras ellos, como muestras de pírricas victorias, quedan los restos, siempre lamentables de naufragios personales y familiares.

Alberto Cortina y Marta Chávarri son una parábola. Su anécdota se yergue en categoría. Lo que podría ser un respetbale acontecimiento sentimental se convierte en vergonzante chapuza que salpica estrategias económicas y movimientos políticos. Por si fuera poco, hace dudar de la necesaria templanza de quien aspira a un control económico de altos vuelos.

Alberto Cortina pone en riesgo en una inhábil maniobra, los millones de su burlada esposa legal que él había representado hasta ahora. Se queda desoladamente solo.

Cuando Aberto Cortina se siente en los solmenes sillones del Banco Español Central de Crédito, el resto de los consejeros tendrá que sentir el escalofrío de la extrañeza. Decir extrañeza es un eufemismo. Ellos sabrán encontrar vocablo más justo.

Ya se ha acusado muchas veces el repentino protagonismo de los hombres del dinero. Lo peligroso no es tal protagonismo, sino que el poder se establezca en tan confusas solvencias personales.

by BeHappy Co.