Search
Es la primera modificación relevante de las acciones desde el club pasó a ser Sociedad Anónima Deportiva en 1992

Wang Jianlin (fondo Wanda) entre en el capital del Atlético de Madrid comprando el 20% de las acciones aunque el equipo seguirá mayoritariamente en manos de la familia Gil y Enrique Cerezo

HECHOS

El 21.01.2015 la agencia EFE notificó la modificación de capital del club de fútbol Atlético de Madrid.

El magnate chino Wang Jianlin, propietario del gigantesco conglomerado empresarial Wanda y considerado el segundo hombre más rico del país asiático, adquirió hoy el 20 % de las acciones del Atlético de Madrid por 45 millones de euros.

El acuerdo, firmado en un lujoso hotel propiedad del empresario chino en Pekín, fue suscrito por el presidente y el consejero delegado del club rojiblanco, Enrique Cerezo y Miguel Ángel Gil Marín, y Zhang Lin, presidente de la filial cultural del grupo Wanda, en presencia de Wang.

El pacto implica la primera entrada de una compañía china en el capital de uno de los grandes del fútbol europeo e incluye la puesta en marcha por parte del Atlético de Madrid de una escuela de fútbol en China, entre otros programas para ayudar a que el fútbol base del país asiático se acerque a los niveles europeos.

En esa academia, explicó el propio Wang, su firma y el Atlético invertirán 30 millones de euros (cada parte sufragará la mitad de esa suma).

Wang, de 60 años, explicó en un discurso previo a la firma que también consideró invertir en el Valencia CF, club que acabó en manos del multimillonario singapurense Peter Lim, pero que finalmente se inclinó por el Atlético.

«Visité España el año pasado, cuando el Atlético estaba buscando socios, y tuve contacto con el Valencia, pero tras pensarlo mucho, he elegido al equipo de Madrid, más interesado en colaborar con los clubes de fútbol de China», subrayó.

Wang, gran aficionado al fútbol (en los 90 fundó el primer club chino profesional de este deporte, el Dalian Wanda), insistió en que por encima de intereses económicos, el gran objetivo de su entrada en el capital del Atlético es «promover el fútbol entre los adolescentes chinos».

El millonario expresó la esperanza de que en un futuro no lejano pueda ver a jugadores chinos formados en la cantera colchonera jugando en el Atlético, o incluso en la selección china.

Los máximos responsables del club madrileño también mostraron hoy en sus intervenciones su satisfacción con la nueva sociedad con una de las grandes empresas de China: «Ser socio de Wanda, una de las primeras empresas mundiales en casi todo lo que toca, es un sueño», destacó Cerezo.

«Internacionalmente, vamos a tener más repercusión, Vamos a poder hacer muchísimas más cosas con la ayuda de Wanda», vaticinó en declaraciones a la prensa el presidente, quien aclaró que el acuerdo se produce tras una ampliación de capital del club (del que él y Gil Marín seguirán siendo socios mayoritarios).

«Todo el dinero, los millones del señor Wang, entran directamente en las arcas del Atlético: no van a ningún accionista ni a ninguna persona» del club, recalcó.

Gil Marín, por su parte, destacó que el día de hoy es «histórico» para un club con 111 años de historia, y calificó a Wanda de «socio ideal».

«No sólo por ser una de las compañías mas importantes del mercado chino, que lo es, sino porque su presidente tuvo la visión de entender el deporte como un instrumento que atesora valores como el esfuerzo, el espíritu de superación y el trabajo en equipo», enfatizó.

Wang ya mostró su fuerte interés en invertir en Madrid en marzo del pasado año, cuando compró al Banco de Santander el Edificio España, en la plaza del mismo nombre, uno de los más emblemáticos de la ciudad, por 265 millones de euros.

Medio año después, en septiembre, Wang se reunió en Pekín con el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, para analizar otras posibles inversiones de su firma en España.

Pocos días después trascendió el interés del empresario en construir un gran complejo de ocio en el barrio de Campamento, en el suroeste de Madrid, que muchos han interpretado como una alternativa al proyecto de Eurovegas que finalmente no prosperó, tras largas negociaciones con el empresario de los casinos Sheldon Adelson.

Wang confirmó hoy su interés en ese complejo de Campamento, que incluiría hoteles, viviendas y centros comerciales, y prometió una inversión de al menos 3.000 millones de euros si cristalizan las negociaciones, aunque destacó que la decisión ahora «está en manos de España».

by BeHappy Co.