Search
Su destitución había sido solicitada por el grupo de Jiménez Losantos, César Vidal e Ignacio Villa

Bernardo Herráez Rubio es destituído como presidente de la Cadena COPE y reemplazado por Alfonso Coronel de Palma

HECHOS

El 19.05.2006 la Cadena COPE anunció el nombramiento de D. Alfonso Coronel de Palma como nuevo presidente del Consejo de Administración de la cadena reemplazando al padre Herráez, que pasaba a ser ‘presidente de honor’.

El Comité Ejecutivo de la Conferencia Episcopal Española decidió en mayo de 2006 la destitución de D. Bernardo Herráez Rubio como Presidente de la COPE contra su voluntad. Los obispos son titulares de más del 70% de la emisora. Como accionistas minoritarios quedan la ONCE, Cerix Global Hispania y Diario de Navarra. Ante la negativa de su adjunto, D. Fernando Giménez-Barriocanal, de aceptar sucederle, los obispos designan a D. Alfonso Coronel de Palma Martínez Agulló como nuevo Presidente de la COPE.

EL ‘DEFENESTRADO’:

herraez D. Bernardo Herráez.

ACCIONARIADO DE LA COPE:

Conferencia Episcopal – 51,05%
Diócesis – 21,14%
Autocartera COPE – 7%
Cérix Global Hispana SL – 5%
LaInformación S. A. – 5%
ONCE – 2%
Personal * – 0,52%

*Entre las acciones a título personal el mayoritario es César Lumbreras.

20 Mayo 2006

El retiro de un clásico

Juan González Bedoya

A Bernardo Herráez, los obispos le llaman don Bernardo. No hay otro. Ahora se jubila del todo, a los 76 años, después de 30 años al mando de la cadena de radio eclesiástica y otros 25 administrando los dineros de la Conferencia Episcopal como vicesecretario para Asuntos Económicos hasta el otoño pasado.

Nacido en Gamonal de la Sierra (Ávila) y cura desde 1953, Herráez se hizo licenciado en Ciencias Biológicas por la Universidad Central de Madrid antes de meterse en berenjenales que consideró ajenos; es decir, conllevó sus cargos con la paciencia del investigador, como si nada le pudiera perturbar: ni las negociaciones con los gobiernos de turno para financiar la Iglesia, ni las censuras por el comportamiento de algunos programas de la Cope. A todo ponía sordina con tal de que no afectase a las complicadas arcas eclesiásticas. Le premiaron con el título de monseñor -«prelado de honor de su santidad»-, pero muchos le habían reclamado para obispo.

by BeHappy Co.