Search
Las sospechas recaen en grupos ultraderechistas o grupos pro-etarras

Brutal agresión al director del periódico EL CORREO ESPAÑOL – EL PUEBLO VASCO, Antonio Barrena Ballarín

HECHOS

El 14 de enero de 1978 dos personas atacaron y agredieron al director del periódico EL CORREO español – El Pueblo Vasco, D. Antonio Barrena Ballarín.

LA AGRESIÓN FUE PORTADA EN EL PERIÓDICO QUE DIRIGÍA:

agresion_barrena

REACCIONES DE SOLIDARIDAD DE OROS DIRECTORES DE PERIÓDICO:

1985_Anson D. Luis María Anson (Presidente-Director de Agencia EFE): «Antonio Barrena es un caballero, es un hombre íntegro y honesto, un gran profesional y uno de los mejores directores que tiene el periodismo español. La salvaje agresión de que ha sido víctima, atenta contra todos los derechos humanos y es un torpedo en la línea flotación de la libertad de expresión. A la solidaridad con Antonio Barrena, con su Redacción y con la empresa que edita su periódico, uno mi repuslta completa con el inicuo atentado. Aliento a las fuerzas de seguridad para que detengan a los agresores y les ponga a disposición de la justicia y estimulo a mis compañeros para que igual que en casos recientes, demuestren su unión profesional en torno a un periodista vilmente agredido».

JuanLuisCebrian1 D. Juan Luis Cebrián (director de EL PAÍS): «El hecho me parece una salvajada. No sé si Antonio Barrena estaba amenazado o no, pero la realidad es que somos cada día más los periodistas que lo estamos, especialmente directores de periódicos. Yo mismo he tenido protección policial durante algún tiempo… Ahora bien, si creen los autores de estos hechos que con ello van a coartar la libertad periodística se equivocan de medio a medio».

Aguilar D. Miguel Ángel Aguilar (director de DIARIO16): «Estoy contra la opresión. Yo personalmente he sido amenazado en varias ocasiones. Expreso mi solidaridad con Antonio Barrena. La violencia no es un recurso que deba ser admitido en una sociedad que quiera avanzar a la civilización y no retroceder ante la selva».

JesusdelaSerna D. Jesús de la Serna  (director de INFORMACIONES): «Ya sabemos que los periodistas con responsabilidad pertenecemos a un oficio que está entre los tres más arriesgados, pero ante el hecho de que ha sido víctima Antxón Barrena, tanto la redacción como yo estamos indignados. Queremos expresar al director de EL CORREO ESPAÑOL – El Pueblo Vasco nuestra solidaridad más absoluta y a la vez animarle a que no claudique de su postura profesional que es la de un hombre íntegro e inflexible, ante cualquier presión exterior».

AntonioIzquierdo D. Antonio Izquierdo (director de EL ALCÁZAR): «Toda agresión es reprobable por su propia naturaleza. Pero si ésta se produce como un intento de limitar la libertad de ejercicio periodístico es más. De la garantía de esa libertad deberían responder las autoridades y deberíamos hacerla valer los propios periodistas. Desconozco los motivos de la agresión, no sé si son políticos, pero que sean cuales fueren el hecho es reprobable, aunque está dentro del contexto de cuantos están ocurriendo en una sociedad que cada día es más salvaje. Ahí están, como muestra, la gran cantidad de servidores del orden público que han caído últimamente, víctimas de la violencia que hoy asola a nuestro país».

zap_uranga D. José Javier Uranga (director de DIARIO DE NAVARRA): «La agresión a cualquier persona me parece una acción que la incalificable, pues el ataque a una persona y a un profesional venga de donde venga no está justificada de manera alguna. Lamento mucho lo ocurrido a este profesional y amigo y reitero mi indignación en mi nombre y en el de todos los que ejercemos la profesión del periodismo».

D. Esteban Graciet (director de LA VOZ DE ESPAÑA): «La agresión me parece un acto incalificable. Se está convirtiendo la profesión en algo peligroso sobre todo en determinadas zonas. Lo que no quisiera es que se repordujera aquí en España lo que pasa en otros países, sobre todo en Italia, que se va a la caza del periodista. Es un atentado contra la libertad de prensa y que los directores de periódico, sobre todo en determinadamos momentos y en ciertas zonas cada día vamos al trabajo además de dirigir el periódico como si fuéramos a la guerra».

17 Enero 1978

ANTONIO BARRENA

Francisco Umbral

Crónica de Madrid

A Madrid llegó el domingo la noticia de que a Antonio Barrena, director de EL CORREO ESPAÑOL-EL PUEBLO VASCO de Bilbao, le habían golpeado salvajemente unos desconocidos de madrugada, cuando volvía del periódico y había dejado ya bien cocido el del día siguiente, como el pan.

Antonio es viejo amigo lleno de entranabilidad vasca, que me ha dado siempre esa amistad sobría y duradera de los hombres del norte. Me han dolido los golpes a Antonio como bofetadas de la mejilla fria que uno le pone cada mañana a la actualidad y a la historia. Entre tantos colegas del oficio periodístico, entre tantos amigos. Antonio Barrena aparece de vez en cuando por Madrid, con el corazón sentimental y ronco, con la querencia de la voz, que a él se le dulcifica en el acento vasco hasta casi el cariño. Pudoroso tras su gafas veladas , alto y pulcro, muy en señor de provincias que quiere enterarse de lo que pasa para elegir lo mejor y lo más justo, Antonio Barrena es el periodista sin vanidades profesionales, y, por supuesto sin veleidades literarias. Siempre me ha parecido, a distancia, que dirige su periódico como podría dirigir una vieja goleta entre la ria y el canal de la Mancha, entre el Bidasoa y el Támesis. No es que sea un hombre de izquierdas Antonio Barrena, claro, ni falta que hace, pero es un hombre ecuánime que lleva su periódico y su corazón de manera estirada y digna, es un faenar sobrio y seguro.

Me han dolido los golpes, amigo, cuando lo conocí de mañana, en el campo lejos de Madrid, muy lejos de Bilbao, y un abrazo mío se ha ido como un pájaro, volando sobre tantos kilómetros de nieve, al torso recio del vasco sereno. Se ha jugado muchas veces al folklore de esta profesión, diciendo que el periodista es el hombre más arriesgado del mundo, después del paracaidista. Pero lo malo es que el periodista ni siquiera tiene paracaidas. Cuando se cae, se la pega. Ha sido ahora el caso de Antonio Barrena.

Entre los que llamaremos mártires de la democracia incipiente hay unos cuantos periodistas. Unos han caido y otros, sencillamente, han sufrido. Una democracia sin periódicos sería una democracia ciega y una democracia con los periódicos dirigidos a bofetadas – como pretenden los ‘amigos’ nocturnos de Barrena – sería una dictadura.

Durante bastantes años ha frecuentado a Barrena en sus visitas madrileñas de trabajo, he admirado la atención, la distinción y la emoción con que altiende el fenómeno de la policía nacional y la buena fe, la dulce ingenuidad de hombre muy hecho, con que quiere siempre entender y deslindar lo mejor para España, para Euzkadi, para los hombres. Antonio Barrena es uno de los pocos españoles que preguntan, porque la pregunta no es el género literario preferido por el español, siempre propicio a dar respuestas que no se le han pedido. El español es una máquina de respuestas.

Antonio Barrena pregunta, pregunta siempre; conserva una tierna capacidad de sorpresa y nos turba con la emoci

Y así seguirá. Un abrazo, Antonio, y el pesar y la tristeza de que hayan pegado a uno de los pocos hombres buenos que yo conozco. Este caso duele por inexplicable, pues ya sabemos que los extremos se tocan – y se matan – pero en ti han atentado, Antonio, contra la moderación. Hasta pronto.

Francisco Umbral

by BeHappy Co.