Search
El nuevo presidente del club no necesitó pasar por elecciones al ser el único que logró suficiente número de avales

Crisis en el Atlético de Madrid: Vicente Calderón dimite como Presidente del club rojiblanco, le sucede el Doctor Cabeza

HECHOS

  • El 17.06.1980 D. Vicente Calderón y D. Salvador Santos Campano dimitieron como Presidente y Vicepresidente del Club Atlético de Madrid.
  • El 26.07.1980 D. Alfonso Cabeza fue proclamado nuevo Presidente del Club Atlético de Madrid.

DOCTOR CABEZA, UN MÉDICO PARA ‘CURAR’ AL ATLETI

alfonso_cabeza D. Alfonso Cabeza, doctor y director del hospital de La Paz fue elegido nuevo presidente del Atlético de Madrid al ser el único candidato que logró suficiente número de avales en las elecciones convocadas para el mes de julio, al ser anulada la candidatura de D. Mariano Romero, por tener avales no válidos.

LA AUSENCIA DE SANTOS CAMPANO

santos_campano D. Salvador Santos Campano, mano derecha de D. Vicente Calderón y ‘padrino’ del Doctor Cabeza fue el gran ausente en el equipo directivo del Dr. Cabeza.

16 Junio 1980

Dimisiones

Carmelo Martínez

Por supuesto, si fuera rico, el primero en dimitir sería yo para dedicarme a las tareas propias de mi sexo, a trabajar como y cuando me diera la gana y a eso que los políticos llaman ‘vocación irrenunciable’, que, en mi caso, consiste en tomar el sol junto al mar. Con esa esperanza compro mi lotería a un gitanillo sandunguero que a cada sorteo me dice: “le juro por mi madre que esta vez le toca”. En vista de lo cual no voy a meterme ni a intentar disuadir a quienes han dimitido, han anunciado que dimiten o están pensando en dimitir.

¿Y  lo de Vicente Calderón? Pues lo de Vicente Calderón podría ponerse casi en línea con lo de Porta, en cuanto a actitud, y eso que Calderón no ha llevado ni mucho menos, igual trajín. Pero en la sicosis – sin suspense – de disgustos inútiles, Calderón ha debido meditar en que esta hora resulta absurda. Tan absurda como que hemos querido barrer la Inquisición y resulta que el número de inquisidores crece como los hongos de aquella época en que se puso de moda el ‘tenga un hongo en su casa’. La gente se bebía el agua del hongo, hasta que descubrió que el hongo no servía para nada.

“Otros vendrán que bueno te harán” es un refrán lleno de malicia indígena.

Carmelo Martínez

by BeHappy Co.