24 marzo 1995

La aparición de los cadáveres de Lasa y Zabala, miembros de ETA asesinados por los GAL ha disparado la tensión de los batasunos contra los socialistas

El etarra Mikel Zubimendi (Herri Batasuna) arroja un saco de cal viva sobre los escaños de los socialistas Ramón Jáuregui y Fernando Buesa en el Parlamento vasco

Hechos

  • El 24.03.1995 Mikel Zubimendi arrojó una bolsa con cal al escaño vacío del secretario general de los socialistas vascos, D. Ramón Jáuregui, al responsabilizarle de la muerte de José Antonio Lasa y y José Ignacio Zabala. La cal salpicó al consejero de Interior, D. Juan María Atutxa, y al vicelehendakari, D. Juan José Ibarretxe.

Lecturas

HERRI BATASUNA PRESENTA A LASA Y ZABALA COMO ‘MÁRTIRES DEL PUEBLO VASCO’

cal_viva Lasa_Zabala_1995 La confirmación de que los terroristas de ETA Lasa y Zabala habían sido asesinados en 1983 y sus restos enterrados en cal viva.

25 Marzo 1995

HB responde con cal en el Parlamento vasco y con vandalismo en la calle

EL MUNDO (Director: Pedro J. Ramírez)

Leer

El parlamentario de HB Mikel Zubimendi echó ayer una bolsa de cal sobre el escaño de Ramón Jáuregui, «experto conocedor de las consecuencias de la cal viva». Herri Batasuna -experta conocedora del mundo de la violencia- está dispuesta a hacer bandera de los asesinatos de Lasa y Zabala. No es una sorpresa. Como no lo es la teatralidad con que se expresó en la Cámara vasca. O la respuesta que llevó a la calle en Tolosa, Rentería, San Sebastián…: los ciudadanos ya están acostumbrados a su vandalismo. El horror por la muerte de Lasa y Zabala no puede hacer olvidar dos cosas: la primera, que la reivindicación de HB -siguiendo el llamado de KAS a hacer frente al Estado con todas las armas- busca más la venganza que la Justicia. Y la segunda, que los que aceptan la violencia de una parte, e incluso la estimulan (como con las amenazas a periodistas de los dirigentes de KAS denunciados ayer por el fiscal jefe del País Vasco), carecen de legitimidad para condenar la violencia de la otra. El día que pidan a ETA que abandone las armas y la barbarie, tendrán razones para escandalizarse por los GAL.