9 junio 1983

Losantos había acusado a periodistas de TVE, Giles incluido, de hacer propaganda a favor del Gobierno sandinista de Nicaragua de Daniel Ortega

Cruce de insultos entre Jiménez Losantos (DIARIO16) y Fernando de Giles (TVE): ¡»Imbécil, fascista!», «¡Cretino de izquierdas!»

Hechos

El 9.06.1983 el periódico DIARIO16 publicó una carta de D. Fernando de Giles y otra de D. Federico Jiménez Losantos en la que se criticaban mutuamente.

21 Mayo 1983

El oro y el kalashnikov

Federico Jiménez Losantos

Leer

Hace algunas semanas tuve que referirme a la vergonzosa actividad propagandísticas de signo soviético que suele retransmitirse los jueces con el ´titulo’ de Secuencias del mundo bajo la dirección de Francisco Rioboo. Por segunda vez, este sujeto ha perpetrado una de sus intoxicaciones nicaragüenses, aunque más exactamente habría que denominarlas bolcheviques.

Ya estarnos acostumbrados a esa parcial pro rusa que suele presentarse como tebeo antiyanqui convencional.

Si en el Gobierno hay media docena de progres a la violeta que se excitan con las barbas de Fidel Castro, es natural que un vocero profesional lo haga con más cuidado. El jueves, después de sacar a las fuerzas sandinistas con música de réquiem triunfal, y a los antisandinistas de forma arteramente sesgada tuvo el descaro criminal de participar, delante de las cámaras, en el interrogatorio de un prisionero antisandinista, al que él – dentro de la jerga de la Junta Militar marxista-leninista que gobierna el país – llamaba familiarmente ‘contra’.

Yo no sé muy bien lo que es ser periodista. Creo que no es repartir consignas en la prensa del movimiento desde el Ministerio de Cultura, como parece pensar Maruja Torres, según sus imprudentes declaraciones en el programa gubernamental ‘Buenas Noches, Cambio’, de Mercedes Milá. Y creo que entre los periodistas, como dice mi admirado Jacobo Timerman, hay una buena parte que diariamente tiene que elegir ser un hijo de puta antes que una persona decente. Como en tantas profesiones.

Telegatillo

Pero lo que yo no comprendo es que alguien, como el periodista de TVE, se sume a un tribunal revolucionario irregular del que depende la vida de un hombre, y se una al fiscal del kalashnikov para encontrar argumentos con que condenarlo.

La cosa más asquerosa que he visto en Televisión Española en muchos años en la siniestra figura de ese Lenin de guardarropía, cuyo salario pagamos todos los contribuyentes españoles, buscando en el fusil de un prisionero las pruebas de que merece el paredón. Es posible que Calviño sea un necio o un genio, lo que no es posible es que ningún responsable político gubernamental asuma como propia la actividad paramilitar de un reportero de la televisión estatal. Si queda en España un resorte de dignidad elemental el responsable de ese programa debería ir a la calle. Moscú protege a los suyos. No quedará en el paro.

28 Mayo 1983

Francisco Riobóo contra Jiménez Losantos

Francisco Riobóo

Leer

El pasado 21 de marzo fui mencionado por don Federico Jiménez Losantos en su sección de comentarios sobre Televisión. Dicho sujeto (utilizo el término que él me dedicó) me ha regalado con toda clase de improperios a cuenta del programa ‘Secuencias del mundo’ que yo dirijo.

El Sr. Jiménez Losantos es muy dueño – para eso tiene una tribuna – de opinar sobre un programa o un reportaje concreto, pero lo que no me parece ético es que tergiverse, insulte, confunda y mienta atacando a un (o a unos) profesionales de periodismo. He escrito uno o unos porque menciona mi nombre y apellido y me atribuye la dirección de la serie ‘Secuencias del mundo’ (lo que es exacto), pero también con notorio despiste me confunde con el autor del reportaje ‘Sandinistas y antisandinistas’ que ha motivado su ira. El Sr. Jiménez Losantos (tal vez cegado por esa ira) no ha debido leer los títulos de crédito del programa en cuestión y me sitúa personalmente en Nicaragua (País que n he visitado en mi vida). Mi nombre le sirve para atacar al director, al reportero, al periodista de TVE y al responsable de ese programa.

El asunto de la responsabilidad (Y sus límites) de un director de programa, en cuanto a las peculiaridades de los trabajos que se emiten por Televisión Española, dista mucho de estar clarificado, independientemente de ello, parece obvio que – al igual que en los periódicos – caben diversas aproximaciones a un tema concreto, puesto que distinta es la personalidad de los redactores. Y todo ello dando por supuesto el intento de objetividad informativa.

Sin ir más lejos en DIARIO16 del lunes 25 de mayo se publica un reportaje en el que se llama ‘contras’ a los guerrilleros que luchan contra el Gobierno de Managua. Se trata del mismo término (término marxista-leninista según el señor Jiménez Losantos) que reprocha al reportero de ‘Secuencias del mundo’.

No voy a replicar a los abundantes juicios de intenciones, pero sí quiero recordar que en el reportaje tachado de sesgado se entrevistó a tres destacados líderes de las guerrillas antisandinistas los cuales justificaron su acción contra la Junta de Managua.

Y una dolida reflexión ante el simpático deseo final del señor Jiménez Losantos cuando dice ‘el responsable debería ir a la calle. Moscú protege a los suyos. No quedará en el paro’. Me permitirá que dude de su porvenir como diagnosticador político. Y aunque los periodistas que trabajamos en Televisión Española ya hemos asumido ser simultáneamente golpista fascista y moscovitas marxistasleninistas, ¿sería mucho pedir a ciertos colegas del a Prensa que las batallas de alts vuelos, con trasfondo político no se libren sobre la carne y la dignidad de compañeros suyos?

Francisco Riobóo

28 Mayo 1984

Réplica de Jiménez Losantos

Federico Jiménez Losantos

Leer

Uno está sujeto, voluntariamente, a la contrariedad de que en este periódico, que no es monopolio del Estado, haya ‘sandinistas’ y ‘antisandinistas’, firmando cada cual lo suyo. Pero usted está sujeto al a responsabilidad de ser el director del único espacio importante de política internacional que emite la única televisión autorizada en nuestro país. Y es usted el responsable de todos y cada uno de los extremos de tergiversación que, por segunda vez en poco tiempo, se emiten por TVE a propósito de la guerrilla antisandinista de Nicaragua.

Yo no sé si usted obliga laboralmente a su reportero el Sr. Giles a ir a fabricar propaganda totalitaria a Nicaragua, o si él va por propia voluntad. Pero usted, y sólo usted, es el director, periodista de TVE y responsable de ese programa lamentable. Quiero pensar que su reportero es un mandao y que el montaje de los sandinistas – con música triunfal – y el de los sandinistas – sesgado y a palo seco – es sólo realmente lo que legalmente es: obra suya.

La responsabilidad del director de cada programa del monopolio de TVE está clarificadísima. Cuando haya más televisiones, como hay más periódicos, usted tendrá esos derechos que reclama. Mientras tanto, éticamente al menos, lo que tiene son obligaciones.

Que, en mi opinión, no cumple.

A propósito de carne y dignidad de compañeros, si yo escribo con ira, que no a ciegas, es porque periodistas como Pedro Joaquín Chamorro, demócratas probados, antisomocistas de primera línea ayer y antisandinistas sin armas hoy, están sufriendo día tras día no sólo la censura y las amenazas y vejaciones de la Junta Militar nicaragüense, sino la sesgada, o tergiversada, información que sobre las trágicas circunstancias de Centroamérica se viene dando en los órganos informativos del Gobierno del Estado – ayer del Movimiento Nacional.

Pensando en la vida y en la dignidad de los demócratas de Nicaragua como el periodista Pedro Joaquín Chamorro escribí mi crónica. Y si guardé para usted la figura retórica convencional de propaganda de Moscú fue por no usar la forma tradicional del ‘tonto útil’.

Federico Jiménez Losantos

09 Junio 1983

Giles contra Losantos

Fernando de Giles

Leer

El día 21, ese muchachito cabreado que tiene una ‘Televisión Privada’ en DIARIO16 me dedicaba una serie de insultos, por elevación sobre la cabeza del director de mi programa, ‘Secuencias del Mundo’, Paco Rioboo.

Que el programa sobre Nicaragua estaba suficientemente equilibrado es algo indudable para muchos televidentes. Naturalmente sé que para otros estaba desequilibrado hacia la izquierda, y para unos terceros podía estarlo para la derecha. Habría que analizar y medir tantos elementos subjetivos para llegar a una precisión exacta que renuncio a ello de antemano. Yo estoy satisfecho y tranquilo con mi honestidad informativa y eso me basta.

El muchachito cabreado me saca como argumento infalible a Pedro Joaquín Chamorro, co-director de ‘La Prensa’. Chamorro me honró con su amistad hace tiempo y su lucha contra la censura sandinista quedó bien reflejada en una entrevista y en la secuencia en vivo, en la sala de montaje de su periódico cuando me explicaba los ‘cambios’ censores en el reportaje de Nicaragua de febrero, Jiménez Losantos debió salir en esos momentos a hacer pis… si es que lo hace.

Pero no quiero aburrir dando argumentos niveladores porque creo que son inútiles cuando el que nos ha de recibir anda alrededor de la noria de su propia ideología. Sin embargo, sí me preocupa el argumento que establece como infalible de que para que haya pluralismo en un medio de comunicación éste debe ser privado. Y que para que una televisión en un programa se pinte de rojo, azul o verde tiene que haber otras televisiones que pinten verde, azul o rojo. Un día se llamó injustamente a mi compañero González Green ‘facha’ por un reportaje sobre Turquía y ahora a mi ‘rojo’ por el que nos ocupa… y ambos se emitieron bajo el mismo título de ‘Secuencias del Mundo’. Aun admitiendo la fachez y rojeza de ambos esto sería, ni más ni menos, el pluralismo que para DIARIO16 justifica Losantos. Somos muchos en TVE los que creemos que una televisión pública debe ser pluralista. Y no lo es más porque aún está muy lejos de la profesionalización total del ente. Sin embargo, también tenemos claro que lo que nunca debe ni va a ser – espero – TVE es la ‘Televisión Privada’ de ese muchachito cabreado llamad Federico. ¿Es cierto que este ‘sujeto’ tuvo problemas violentos en Cataluña por querer imponer allí lo que según él era la lengua del Imperio?

En fin, supongo que se habrá observado con inquietud la pertinaz coincidencia del muchachito cabreado con Marcelo Arroita en sus críticas en EL ALCÁZAR. Creo que Marcelo debe estar a punto de jubilarse. Aprovechen la ocasión y manden al muchachito al piso de arriba… estará más en ambiente y así no tendrán una televisión fascista sus páginas. Y se quitarán de encima a un tonto útil.

Fernando de Giles

09 Junio 1983

Réplica de Jiménez Losantos

Federico Jiménez Losantos

Leer

Lo único interesante de su carta, Giles, es que le retrata como el perfecto cretino de izquierdas de que hablaba Sciascia aunque lo primero que es lo lamentable, domine ampliamente sobre lo segundo, siempre respetable.

Cuando alguien es capaz de escribir una cosa como la suya para referirse al atentado de que fui objeto en Barcelona por haber firmado en compañía de varios miles de demócratas, entre otros varios dirigentes del PSOE y la UGT, un ‘Manifiesto en defensa de la igualdad de derechos lingüísticos en Cataluña’, al que usted califica de propaganda fascista, la verdad es que uno duda seriamente sobre la identidad de usted.

¿Es usted simplemente un ignorante indocumentado, que no sabe nada de nada, que no sabe, por supuesto, nada de mí ni de lo que he escrito ni hecho en los últimos cinco años, pero que, como tanto imbécil suple con idioteces de oídas, eso sí, muy de izquierdas, todo lo que desconoce?

Prefiero creer eso que algo mucho más grave, como sería que, efectivamente, usted supiera todo esto, pero prefiriera la columna miserable y el compadreo con los pistoleros de Barcelona o de Managua.

En este último caso, comprenda usted el asco que me produce contestarle.

En la disyuntiva de considerarle un necio sin remedio o un miserable sin más, prefiero lo primero. Lo que dice sobre la frustración de ver televisión lo acredita de lelo antiguo sin reciclaje posible. Ni en EL ALCÁZAR.

Federico Jiménez Losantos