16 enero 1938

El Gobierno ha sido formado por el cuñado de Franco, el cada vez más influyente Serrano Suñer, y en él hay militares, falangistas y monárquicos

División de España en la Guerra Civil: Franco forma su propio Consejo de Ministros frente al Gobierno Largo Caballero de Madrid

Hechos

  • El 31.01.1938, en plena Guerra Civil se formó el primer Gobierno presidido por el General Franco para las zonas de España dominadas por el bando nacional, al margen del Gobierno del bando republicano con sede en Valencia presidido por D. José Giral y con D. Manuel Azaña como Jefe de Estado.

Lecturas

El 30 de enero de 1938 el general D: Francisco Franco Bahamonde decide reemplazar la Junta Técnica del Estado (que presidía desde que asumió el mando del bando de la derecha en septiembre de 1936) con la que hasta ese momento se regía las zonas del bando nacional en la Guerra Civil por un consejo de ministros que queda conformado de la siguiente manera.

  • Presidente – General D. Francisco Franco Bahamonde
  • Vicepresidente y Asuntos Exteriores – Teniente general D. Francisco Gómez-Jordana Sousa, conde de Jordana
  • Agricultura y Secretario general del Movimiento – D. Raimundo Fernández Cuesta y Merelo
  • Defensa – D. General Fidel Dávila Arrondo
  • Educación Nacional – D. Pedro Sainz Rodríguez
  • Hacienda – D. Andrés Amado Reygondaud de Villebardet
  • Industria y Comercio – D. Juan Antonio Suanzes Fernández
  • Interior – D. Ramón Serrano Suñer
  • Justicia – D. Tomás Domínguez Arévalo, conde de Rodezno
  • Obras Públicas – D. Alfonso Peña Boeuf
  • Orden Público – General D. Severiano Martínez Anido
  • Organización y Acción Sindical – D. Pedro González-Bueno Bocos

El gobierno se mantendrá hasta el final de la Guerra Civil.

Su primera modificación será en agosto de 1939.

 

El Análisis

Dos Gobiernos en Guerra

JF Lamata

El 30 de enero de 1938, en plena Guerra Civil, el general Francisco Franco Bahamonde consolidó su poder al reemplazar la Junta Técnica del Estado con su primer consejo de ministros, simbolizando la organización formal de su gobierno paralelo al de la II República. Esta medida, que formalizó un gobierno con figuras clave como Francisco Gómez-Jordana en Asuntos Exteriores y Ramón Serrano Suñer en Interior, subrayó la tragedia de una España dividida por dos administraciones rivales. Mientras Franco dirigía su bando con mano de hierro, el gobierno republicano del Frente Popular luchaba por sobrevivir, sumido en un conflicto devastador que desangraba al país. La existencia simultánea de estos dos gobiernos reflejaba la polarización extrema de una nación enfrentada en una guerra fratricida, cuyo desenlace dejaría cicatrices profundas en la historia y la memoria colectiva de España.

J. F. Lamata