Search
EL MUNDO no puedo evitar que la edición de Canarias saliera con el titular original que llevaba EL MUNDO y no con el que le 'copiaron' a EL PAÍS

El diario EL MUNDO copia al diario EL PAÍS su primicia de la sentencia de Barrionuevo y Vera por el caso GAL

HECHOS

  • La noche del día 22.07.1998 el diario EL MUNDO anunció a las radios que su portada del día siguiente sería «Aznar «¿Es que alguine pensaba que nos íbamos a atrever cerrar EGIN?». Tras conocerse que EL PAÍS iba a titular que el Supremo iba a condenar a Barrionuevo y Vera a 13 años de prisión, el diario EL MUNDO salió el día 23 con el titular «El Supremo condenará a Barrionueov y Vera a 13 años de cárcel».

EL RELATO DE LOS ECHOS POR EL DIARIO EL PAÍS

El diario EL PAÍS denunció el ‘fusilamiento’ de su titular por parte de EL MUNDO en su edición del 25.07.1998 con una nota titulada ‘Exclusivas Ramírez’. En ella explicaba como había sido la cronología del ‘fusilamiento’: los periódicos tienen la costumbre de mandar la noche antes el titular que van a llevar al día siguiente en los programas de radio, entre ellas la Cadena COPE o la Cadena RNE. En la noche del 22 de julio de 1998 el diario EL MUNDO informó que su portada del día siguiente sería «Aznar ¿Es que alguien pensaba que no nos íbamos a atrever a errar EGIN?», mientras que EL PAÍS anunció que su titular de portada sería «El Tribunal Supremo condenará a Barrionuevo y Vera a 13 años de cárcel». D. Melchor Miralles, Director adjunto del diario EL MUNDO estaba presente en el momento de informar el titular del diario EL PAÍS, reconoció que ellos en ese momento «no estaban en condiciones» de dar la sentencia, y acto seguido abandonó la emisora. Unos cuarenta minutos después, el diario EL MUNDO anunció a través de RNE que había habido un error y que en realidad su portada era que «El Tribunal Supremo condenaría a Barrionuevo y Vera a 13 años de cárcel».

——————-

Exclusivas Ramírez

EL PAÍS, 25.07.1998

La primera edición de EL PAÍS del jueves llegó a los puntos de venta nocturnos de Madrid poco después de la medianoche con esta noticia en su portada: «El Supremo decide condenar a 13 años a Barrionuevo y Vera por el caso Marey». A esa hora todas las cadenas de radio, como cada noche, habían recibido ya por fax las primeras páginas de los periódicos de Madrid. La portada de EL MUNDO incluía como noticia principal la siguiente: «Aznar: «¿Alguien pensaba que no nos íbamos a atrever a cerrar EGIN?». Dos horas después, con un retraso inusual, EL MUNDO llegaba a los quioscos y tiendas de venta nocturna con una primera página que había sufrido una mutación espectacular: la condena a Vera y Barrionuevo sustituyó a la declaración de Aznar. La proliferación de tertulias en las emisoras españolas permite ahora, mediante el análisis de sus diálogos, deducir qué ocurrió en aquellas horas de conmoción informativa. He aquí los hechos.

PRIMER ACTO

COPE. Noche del miércoles. La Linterna

  • 22.30. Melchor Miralles, contertulio habitual del programa, habla esa noche en calidad de director en funciones de EL MUNDO, por ausencia de Pedro J. Ramírez, y se explaya sobre la incisiva portada que ha elaborado a partir de las declaraciones de Aznar. También explica que el periódico incluye un editorial en torno a las palabras del presidente, y sus contertulios elogian el enfoque. A esa hora aún no ha llegado el fax con la portada de EL PAÍS.
  • 23.35. Consuelo Sánchez Vicente ( que hace el resumen habitual de la prensa del día siguiente): «Noticia grande e importante en la portada de EL PAÍS que nos acaba de llegar. El Supremo decide condenar a 13 años de cárcel a Barrionuevo y Vera por el caso Marey». (Y continúa leyendo el texto de la noticia).
  • M. Miralles: «No me sorprende, porque es tal cual la confirmación de la información que ya me había llegado. Yo sabía que las deliberaciones habían terminado hoy. [Así figuraba en el texto leído de EL PAÍS. En la segunda edición se modificó este dato erróneo, porque la última votación se había producido el martes]. Yo no estaba en condiciones de darlo como noticia. Cuando EL PAÍS lo da es que ellos están en condiciones de darlo como noticia, pero que éste era el fallo yo lo comenté».
  • (Se refiere a una intervención del día anterior. Miralles ya no vuelve a hablar en la tertulia).

SEGUNDO ACTO

RNE. Noche del miércoles. 24 horas

  • 23.20. (Durante la tertulia, como es habitual, se han avanzado las primeras páginas de algunos periódicos llegadas por fax. La de EL MUNDO recoge como principal noticia las declaraciones de Aznar. Aún no está la portada de EL PAÍS. Más tarde, José Cavero pide paso, adelantándose al resumen posterior de la prensa, para contar la noticia de EL PAÍS).
  • J. Cavero: «EL PAÍS mañana va a contar en su primera página: «El Supremo ha decidido por mayoría condenar a Barrionuevo y Vera a 13 años de prisión». Según esta información, creo que en rigurosa primicia exclusiva de EL PAÍS, el fallo se decidió por siete votos frente a cuatro».
  • (No añade más datos porque el titular le ha sido adelantado telefónicamente desde la Redacción, como ocurre todas las noches. Los contertulios hacen comentarios).
  • 23.48. Manuel Antonio Rico: «Creo que merece la pena que anticipemos la hora de la cita habitual con el avance de prensa de José Cavero. De nuevo saludos, señor Cavero».
  • J. Cavero: «Creo que merece la pena algo más de tiempo para el avance de prensa en función de esa noticia que recordamos y ampliamos (…). Así lo afirman mañana no uno sino dos de los periódicos que se publican en Madrid. (Lee a continuación la portada de EL PAÍS). Éste es el titular de EL PAÍS. Bueno, pues hace unos segundos apenas el diario EL MUNDO se ha puesto también en comunicación con este redactor para contar que también tienen esa información y que una portada que habían facilitado anteriormente era anulada para en su lugar contar en su primer titular que el Supremo ha decidido…
  • M. A. Rico: «…Permítame, señor Cavero, porque efectivamente teníamos aquí una primera página de EL MUNDO y este asunto no aparecía». J. Cavero: «Efectivamente, ése queda anulado. Es una… digamos que es una portada para despistar, que ésa es la explicación que nos acaba de facilitar la Redacción de EL MUNDO, para que nadie la pudiera plagiar, pero que ya una vez conocido el avance que nos ha proporcionado el diario EL PAÍS ellos también insisten en la sentencia».
  • M. A. Rico: «¿Esa primera página le consta a usted en fax?».
  • J. Cavero: «No, solamente me ha sido dictada hace unos segundos. (…). Dice que el tribunal ha redactado ya la sentencia; es un extremo en el que discrepa de la versión de El PAÍS. El diario EL PAÍS nos ha señalado que la tarea de redacción ha sido encomendada al magistrado Joaquín Delgado, y que se espera que esa tarea se produzca la semana próxima. Según El Mundo, no; la sentencia está ya redactada».
  • (Una nota oficial del Supremo ratificaría ayer que la sentencia no se ha escrito; sólo existe el fallo).
  • M. A. Rico: «¿Tiene el fax de la primera página de EL PAÍS?».
  • J. C.: «Sí, el de EL PAÍS lo tengo».
  • M. A. Rico. «Yo también, y creo que merece la pena leerlo».

TERCER ACTO

COPE. Mañana del jueves. La Mañana.

  • P. J. Ramírez: «(…) Porque la sentencia no está redactada entera, pero la sentencia sí que se puede considerar como firme [confunde sentencia con fallo] en el sentido de que ha sido ya votada y, según explicamos hoy con detalle, incluso si ahora se produjera el fallecimiento de uno de los magistrados su voto ya sería firme. En el caso de que los extremos que hoy adelantamos [sic] se confirmen a la espera de una relación de hechos probados, estaríamos ante el final de la culminación de una historia (…).».
  • (La información aparece firmada por Melchor Miralles).

EPÍLOGO

Esta situación se había producido ya el 20 de septiembre de 1991, en que EL PAÍS anticipó la sentencia contra José Amedo y Michel Domínguez. Aquella noche, EL MUNDO también llegó a los quioscos con retraso de varias horas. Su portada era también distinta de la facilitada a las emisoras, y en ella incluía la sentencia que publicaba EL PAÍS. La firma de Melchor Miralles (uno de los dos periodistas que más han investigado la historia de los GAL) aparecía en la primera edición, pero se retiró en las posteriores. La noticia no hacía mención alguna, ni siquiera genérica, de las fuentes utilizadas.

En una reunión del equipo directivo de EL MUNDO, uno de los asistentes planteó la obligación deontológica de citar al periódico que ha anticipado una noticia. Ramírez contestó: «Al enemigo, ni agua».

EL PAÍS

27 Julio 1998

Dos periódicos falsarios

Editorial (Director: Pedro J. Ramírez)

Las insidias de los diarios felipistas contra EL MUNDO van parejas a las obsesiones de su jefe. EL PERIÓDICO se hacía ayer eco de una crónica disparatada de EL PAÍS en la que, según el viejo dicho de que cree el ladrón que todos son de su condición, acusaba a nuestro diario de «copiar» noticias ajenas. Al margen de atribuir sin fuente acreditativa alguna a nuestro director unas palabras que nunca salieron de su boca, EL PAÍS construía su embarullada tesis a partir de la afirmación de que el día en que se filtró el fallo del Supremo sobre el caso Marey, Melchor Miralles era «el director en funciones de EL MUNDO por ausencia de Pedro J. Ramírez». Si hubiera cumplido con el mínimo deber de comprobación, habría averiguado que Miralles es en estos momentos responsable de la División Audiovisual de EL MUNDO y hace más de cinco años que no ha ejercido el papel que se le atribuye. Ni el director de EL MUNDO estaba ausente, ni nadie tenía que ejercer, por tanto, sus funciones. Una vez más la militancia activa ha ofuscado a los responsables de estos dos periódicos falsarios. Deberían ser condenados a publicar bajo la mancheta el eslogan de su causa: «Se non e vero, e ben trovato».

28 Julio 1998

El jefe del pelotón de fusilamiento

Editorial (Director: Jesús Ceberio)

En la información publicada el pasado sábado en la sección de Radio y Televisión de EL PAÍS, bajo el título ‘Exclusivas Ramírez’, se cometió un error. Se decía que Melchor Miralles había ejercido el miércoles 22 como director en funciones de EL MUNDO, por ausencia de Pedro J. Ramírez. El error fue inducido por la intervención de Miralles en la tertulia nocturna de la COPE, en la que aludió en varias ocasiones en primera persona a la portada de su diario, que a esa hora -11 de la noche- llevaba a cuatro columnas el título «Aznar: ¿Es que alguien pensaba que no nos íbamos a atrever a cerrar EGIN?». Dice EL MUNDO que era Ramírez quien dirigía el periódico ese día y llama falsario a EL PAIS -y de paso a EL PERIÓDICO de Catalunya, que se hizo eco del asunto- por este error. Queda rectificado: era Ramírez quien estaba al frente del periódico.El resto de la información sigue en pie. El diario de Ramírez decidió cambiar su primera plana a medianoche, una vez que las tertulias de radio, incluida la de la cadena que él frecuenta, habían rebotado la exclusiva de EL PAÍS sobre el fallo del caso Marey. Puesto a improvisar coartadas, encargó a alquien -¿o fue una iniciativa autónoma?- que llamara a RADIO NACIONAL (RNE) para informar de que la primera plana que habían remitido una hora antes por fax era para despistar e impedir que otros les plagiaran. Una vez enterados de que EL PAÍS llevaba esa noticia, querían desvelar que también la tenían ellos. Sólo hubo un problema: Ramírez alcanzó a cambiar la primera página de su edición nacional, pero no la de Canarias, donde EL MUNDO salió a los quioscos el día 23 con la noticia sobre Aznar en primera. ¿O es que la operación de despiste incluía a sus lectores canarios?

Por lo demás, el periódico de Ramírez afirma que EL PAÍS no daba ninguna fuente para acreditar la frase de su director «al enemigo, ni agua». El secreto profesional, tantas veces invocado con razón en sus páginas, obliga a proteger la identidad de quien desveló la frase. Lo mismo que protege a los redactores que han contado cómo la noche del pasado día 22 el director Ramírez salió eufórico de su despacho, pasada la medianoche, para compartir su satisfacción porque le había dado tiempo a alcanzar la edición nacional con la noticia de la competencia. Lástima que le haya delatado la edición de Canarias.

En el argot periodístico a esta práctica se le llama fusilar. Puesto que lo reivindica, así sea: Ramírez fue el jefe del pelotón de fusilamiento.

JUAN CARLOS ESCUDIER CONFIRMA EL ‘FUSILAMIENTO’

En un artículo publicado en 2006 en el diario digital EL CONFIDENCIAL, el periodista Sr. Escudie, que en 1998 era miembro de la redacción de EL MUNDO, confirmaba el ‘fusilamineto’:

«El ‘caso GAL’ encierra varias lecciones de ética de Ramírez. Una de ellas tiene que ver con la sentencia del Tribunal Supremo, adelantada en su día por EL PAÍS. El apóstol de la libertad de expresión y de la ética no se arredró ante la exclusiva y la fusiló convenientemente en la edición de Madrid como si ambos periódicos hubieran tenido acceso a la sentencia. “A mi no me priva nadie de apuntarme este tanto” bramó con nocturnidad. La apropiación indebida de la noticia fue objeto de debate en el consejo de redacción del periódico –cuando existía- con el resultado esperado: ninguno» (D. Juan Carlos Escudier, ELCONFIDENCIAL, 16-09-2006)

by BeHappy Co.