Search
Manuel Cháves Nogales será el subdirector del diario que tendrá un formato de portadas fotográficas imitando el estilo del diario derechista ABC

El empresario Luis Montiel crea el diario AHORA con el apoyo político de Juan de la Cierva

HECHOS

El 16.12.1930 se publicó el primer número del nuevo periódico AHORA.

DOBLE EDITORIAL POR LA REVUELTA DE JACA

El periódico de D. Luis Montiel y D. Manuel Chaves Nogales se encontró con que el día de su estreno coincidía con el intento de revolución de Jaca. Por lo que AHORA se estrenó con dos editoriales, uno para presentarse y otro para opinar de los sucesos de Jaca.

Editorial de Presentación de AHORA (16-12-1930)

Un deber elemental de cortesía nos obliga a saludar desde estas columnas a nuestros colegas en la primera salida de AHORA a la luz pública recién llegados como somos estamos en mejores condiciones para hacer manifiesto nuestro orgullo de pertenecer a la comunidad de la prensa española en nosotros no puede tomarse a vanagloria decir que la prensa es una de las actividades de tono más alto en la vida nacional no sólo porque en cuanto a cedios materiales se halla a la altura de las de otros países más ricos y prósperos, sino por el gran decoro con que cumple su misión. EL periódico español puede afrontar, en efecto, la comparación con cualquiera de las manifestaciones de la vida española. Nuestra única pretensión es no desentonar en esta comunidad periodística, a la que, desde luego, ofrecemos desde el primer momento una simpatía cordial y un apoyo sincero.

Editorial sobre los sucesos de Jaca de AHORA (16-12-1930)

El Destino ha querido que AHORA vea la luz pública en un momento dramático de la vida española. No es esta la ocasión de hacer un análisis detenido de los sucesos de estos días, de sus causas y de su significación. Pero sí hemos de aprovechar esta nuestra primera comunicación con el público, para declarar de un modo claro y terminante nuestra enemiga contra toda la violencia. Cuando se comienza a abrir el cauce legal dentro del que pueden desarrollarse las luchas políticas o a la manera de los países civilizados, esta apelación a la fuerza es lamentable y dolorosa. Sólo cuando se hallan absolutamente cerrados todos los caminos legales es explicable recurrir a la fuerza. Pero en realidad, la violencia es siempre ineficaz. Cuando una masa arrolladora de opinión quiere de veras una transformación política, ésta sobreviene normalmente, mientras que nunca logrará una minoría turbulenta imponerse por la violencia al país. España necesita vivir normalmente para resolver sus problemas interiores y afirmar su prestigio ante el extranjero. Cuando nuestro crédito necesita que ofrezcamos al mundo el espectáculo de una gran nación serena y consciente, que sabe vivir civilmente, no puede tolerarse que una serie de movimientos irreflexivos creen un ambiente de violencia y encono que nos haga retroceder muchos años en nuestra historia. No se puede jugar con el crédito de un país, con su prosperidad económica, ni sembrar la alarma entre la población para no dejar detrás más que una estela de odios y malquerencias, junto con el dolor de las familias de las víctimas de todo género que causan estas perturbaciones.

by BeHappy Co.