Search

El grupo de medios norteamericano Tribune, propiedad del magnate Sam Zell, se declara en bancarrota

a compañía informó en un comunicado de que continuará con sus operaciones mediáticas durante el periodo de reestructuración de su deuda y que seguirá publicando sus periódicos y gestionando sus canales de televisión y propiedades interactivas sin interrupción.

El comunicado insiste en que Tribune tiene «suficiente efectivo» para garantizar la continuidad de sus operaciones.

«La caída en picado de los ingresos y el difícil ambiente económico se ha unido a la crisis crediticia, lo que ha hecho que sea extremadamente difícil hacer frente a nuestra deuda», dijo Sam Zell, el magnate inmobiliario propietario del grupo en un comunicado.

«Todas nuestras categorías publicitarias se han visto afectadas de forma dramática», insistió Zell.

La empresa con sede en Chicago ha contratado al banco de inversión Lazard y a la firma de abogados Sidley Austin para que la asesoren sobre la posible declaración de bancarrota.

El grupo es propietario de ocho grandes diarios estadounidense, entre los que figuran,además de Los Angeles Times, el Chicago Tribune y el Baltimore Sun. A eso se suman sus participaciones en cadenas de televisión locales de todo el país

by BeHappy Co.