18 julio 1945

El vaticanista Martín-Artajo es el nuevo ministro de Exteriores

Franco Bahamonde forma un nuevo consejo de ministros coincidiendo con el fin de la Segunda Guerra Mundial

Hechos

El 18 de julio de 1945 el Jefe de Gobierno y Estado de España, D. Francisco Franco Bahamonde, modifica la composición de su gabinete.

Lecturas

El 18 de julio de 1945 el Jefe de Gobierno y Estado de España, D. Francisco Franco Bahamonde, modifica la composición de su gabinete.

Coincidiendo con los cambios internacionales que suponen el fin de la Segunda Guerra Mundial el dictador de España, D. Francisco Franco Bahamonde, realiza un cambio de Gobierno el 18 de julio de 1945- el cambio más relevante en el Consejo de ministros desde la destitución del Sr. Serrano Suñer.

  • Presidente – D. Francisco Franco Bahamonde
  • Agricultura – D. Carlos Rein Segura
  • Aire – General D. Eduardo González-Gallarza
  • Asuntos Exteriores – D. Alberto Martín-Artajo Álvarez
  • Educación Nacional – D. José Ibáñez Martín
  • Ejército – General D. Fidel Dávila Arrondo
  • Gobernación – D. Blas Pérez González
  • Hacienda – D. Joaquín Benjumea Burín
  • Industria y Comercio – D. Juan Antonio Suanzes Fernández
  • Justicia y Secretario general del Movimiento – D. Raimundo Fernández-Cuesta Merelo
  • Marina – Almirante D- Francisco Regalado Rodríguez
  • Obras Públicas – General D. José María Fernández-Ladreda Menéndez-Valdés
  • Trabajo – D. José Antonio Girón de Velasco

Este Gobierno se mantendrá hasta el año 1951, cuando habrá una nueva modificación.

El Análisis

Adaptándose

JF Lamata

El 18 de julio de 1945, el dictador Francisco Franco reorganizó su gobierno en un momento crítico, marcado por el fin de la Segunda Guerra Mundial y los cambios geopolíticos que redefinieron el orden global. Atrás quedaban las arengas dialécticas a favor del nazismo alemán o el fascismo italiano. Borrada del mapa cualquier referencia antisemita o pro-eje. Ahora se buscaba evitar cualquier conflicto con Estados Unidos y Reino Unido y defender al régimen como un dique contra el comunismo.

Este cambio de gabinete, el más significativo desde la caída de Serrano Suñer en 1942, reflejó la necesidad de adaptación del régimen a las nuevas circunstancias internacionales. Con la incorporación de figuras como Alberto Martín-Artajo en Asuntos Exteriores, un vaticanista, y el fortalecimiento de la presencia falangista con Raimundo Fernández-Cuesta y José Antonio Girón de Velasco, Franco buscó equilibrar las diversas fuerzas internas y preparar a su régimen para enfrentar la presión internacional en un mundo que se inclinaba hacia la democracia y la reconstrucción posbélica. Este gabinete se mantendría hasta 1951, marcando un periodo de estabilización y consolidación del poder franquista en un entorno global cambiante.

J. F. Lamata