Search
La ganadora del premio Planeta cobró 6.000 euros por cada programa en el que participó y del que luego echó pestes

La escritora Lucía Etxebarría participa en el ‘reality’ de televisión ‘Campamento de Verano’ y sale escaldada

HECHOS

En julio de 2013 Dña. Lucía Etxebarria participó en calidad de concursante en el programa ‘Campamento de Verano’ emitido en el canal TELECINCO del grupo Mediaset.

DEMOLEDOR ARTÍCULO DE ETXEBARRÍA CONTRA EL CEO DE MEDIASET TRAS SU SALIDA DEL PROGRAMA

zap_ceo_VasileD. Paolo Vasile, Consejero Delegado de Mediaset.

PLACER OCULTO 1 
@LaEtxebarria Como puedes serguir Viviendo Muerete Ya. Te voy ahorcar con las tiras de tu sujetador Viejo. Víbora que eres muy mala zorra

Este es el tipo de mensajes que recibo a diario en twitter. A veces doscientos al día. He llegado a contarlos. También hay varios como » te voy a asfixiar con tus bragas sucias» o » te voy a meter la polla de boca en la goma». Todos desde perfiles como “Campamento de verano”, “Club de fans de Kiko/Mónica/Mila” “ Comentando Mediaset” etc.

Una niña de 12 años se suicidó en Florida tras ser acosada por internet por más de una decena de niñas durante año y medio, según diversos medios americanos. Un alguacil declaró el jueves que está investigando si puede presentar cargos bajo una nueva ley del Estado que cubre el ciberacoso.

Esta niña no es la única.

Según el estudio “Juventud y Violencia”, de la Fundación Pfizer, el 11,6% de los adolescentes españoles de entre 12 y 18 años ha sufrido maltrato psicológico a través de la Red y un 8,1% lo ha sufrido a través del móvil.

Le juro, señor Vasile, que en los dos últimos meses he hecho un inimaginable ejercicio de empatía. A los 46 años, he entendido por qué se suicida una niña de doce.

Bloquear y reportar de momento no sirve de nada. Los perfiles prolferan como setas. Reportas uno, nace otro.

Esta banalización y normalización de la violencia tiene consecuencias. Hace que muchos perciban como normal, legítimo y recompensable, la violencia, la mentira, la manipulación y la amenaza. Y crea un clima de crispación. No es inocente, y trae consecuencias. Todos los psicólogos y psiquiatras con los que hablo me dicen que en consulta tratan cada vez más a víctimas de acoso y violencia. Y que este acoso y violencia está incitado y legitimado como práctica desde medios de comunicación.

Pero es que este acoso y violencia ni siquiera reporta tanta audiencia. Los programas de más audiencia ( Aguila Roja, El Hormiguero, Vivo Cantando, La Que Se Avecina…) son blancos. Yo solo encuentro dos explicaciones posibles a esta obsesión por hacer programas violentos: O bien conviene en momentos como éste que la gente se pelee entre sí por tonterías y no ataque hacia donde de verdad debe atacar. O bien la otra explicación es que los psicópatas solo entienden a los que hablan su propio lenguaje y solo benefician a los que comparten sus motivos y crean conflicto con ellos.

No podemos banalizar una prática tan perversa como la violencia verbal, las amenazas o la manipulación. y no podemos tomarlo como un juego. Mucho menos, incitarlo. En este clima social hay responsables, que tienen nombres y apellidos. El responsable de mi caso no se llama Kiko, ni Mila, ni Mónica. Se llama, en todo caso, Paolo Vasile. Que es quien paga a estas marionetas que trabajan para él.

Nada querido señor Vasile: Cuando alguien no tiene nada que perrder, lo tiene todo por ganar. Usted cree que no voy a denunciar porque los pleitos pueden durar tres años y porque no tengo dinero para pagar las tasas. Pero recuerde que usted me hizo firmar un contrato abusivo en el que se incluía una claúsula de confidencialidad. Si me la salto, será usted el que quiera denunciarme. Y esto y a punto de saltármela, y contar la verdad. Así de simple. Sí, me puede llevar usted a juicio. Dentro de tres años. Puede usted arruinarme. Claro. Sí. No volveré a trabajar en la vida en un medio de comunicación. Es posible. Pero tampoco iba a trabajar ahora, si usted está arruinado mi reputación.

Sí, usted me pagó, al principio. Yo a usted nunca llegué a verle .Pero es usted el que paga, mueve y decide. Y cuando me intenté ir, no me dejó usted marchar. Usted y otros muchos me decían que si había entrado no podía salir. Entré en ello por dinero, como una puta. Pero una puta puede decidir que quiere dejar de practicar la prostitución, que quiere vivir una nueva vida. Y en ese caso su chulo no tiene derecho a decir que como fue puta una vez, por desesperación, tiene que serlo el resto de su existencia. Sí, he sido puta durante ocho días, señor Vasile. No más.

¿ Sabe, señor Vasile? Me sentía como Luke cuando su padre le dijo aquello de » Dominaremos la galaxia como madre e hijo». Usted me ofreció pasarme al Lado Oscuro de la Fuerza. Permanecí en su Estrella de la Muerte ocho días justos. Vi lo que había allí. Intenté volver con las Fuerzas Rebeldes. Y parece que usted ha iniciado una guerra. Puede que yo me arruine, que jamás vuelva a trabajar, que me deje usted sin reputación. Puede que me tenga que ir a vivir a un pueblo perdido de Cuenca. Pero como no tengo coche, como no me gusta la ropa cara ( y es que ni siquiera me sienta bien), como sé cocinar y como practico el senderismo, sobreviviría bien. No tengo miedo. Ya no tiene usted poder sobre mí. Me ofrezca lo que me ofrezca por volver, me amenace con lo que me amenace. ya no tiene usted poder sobre mí.

Lucía Etxebarria

by BeHappy Co.