Search
El Gobierno autonómico de Pasqüal Maragall, que compra el 20% restante, se vio obligado a intervenir después de que se hundiera económicamente Premsa Catalana S. A. con una deuda de 48 millones de euros

El Grupo Godó y el Grupo Planeta salvan de la quiebra al diario AVUI al adquirir conjuntamente el 80% de su capital

HECHOS

El 29.12.2004 se constituyó la sociedad Corporació Catalana de Comunicació S. L. propiedad del Grupo Godó (40% de acciones), del Grupo Planeta (40% de acciones) y un 20% del Institut Catalán de Finances (la Generalitat de Catalunya).

¿LOS DIARIOS LA RAZÓN Y AVUI BAJO EL MISMO PATRÓN?

Aunque para el Grupo Godó, dueño de LA VANGUARDIA, ser accionista del 40% del diario AVUI era peculiar, por ser un diario competidor, más compleja aún era la situación para el Grupo Planeta, que pasaba a ser simultáneamente propietario del diario LA RAZÓN en Madrid y accionista del 40% del diario AVUI en Catalunya.

zap sanchis avui El director del diario AVUI, D. Vicenc Sanchis, de ideología independentista catalán, se encontraba con que el diario LA RAZÓN, de ideología derechista y antinacionalista, era su ‘compañero’ de grupo.

zap_tv3_anson Para el presidente-fundador del diario LA RAZÓN, D. Luis María Anson (que desde marzo de 2004 había quedado apartado de los mandos ejecutivos de LA RAZÓN) compartir grupo con el diario AVUI era una contradicción insalvable, que muy pronto se haría pública.

30 Diciembre 2004

Sanchis seguirá al frente del AVUÍ, adjudicado al Grupo Godó y Planet

EL MUNDO

La comisión de acreedores de la quiebra de la sociedad Prensa Catalana S.A, editora del diario Avui, ha adjudicado la cabecera del rotativo y su plantilla a la sociedad Corporació Catalana de Comunicació SL, formada por el Grupo Godó y Planeta, cada una con un 40%, y el Institut Català de Finances Holding, organismo dependiente de la Generalitat, con el 20% restante.Esta sociedad ha acordado mantener al periodista Vicent Sanchis en la dirección del rotativo.

Vicent Sanchis reconoció ayer, en declaraciones a Europa Press, que «estamos muy satisfechos porque la nueva empresa ha reafirmado en todos sus puntos lo que los trabajadores habíamos pedido».Y añadió que Corporació Catalana de Comunicació SL «se ha comprometido a mantener la línea fundacional del diario, los 170 puestos de la plantilla y aporta una solidez empresarial que hace que la empresa sea viable en los próximos años, lejos de empresarios aventureros».

Por su parte, a través de un comunicado, la adjudicataria apuntó que «con esta inversión ponemos las bases para que el diario Avui se convierta en un proyecto empresarial sólido y se consolide como diario de referencia en catalán».

La comisión de acreedores, integrada por representantes del ICF, Hacienda Pública y Seguridad Social, había rechazado el pasado noviembre la propuesta presentada por Godó y Planeta para hacerse con el rotativo por considerar que no se adecuaba a las condiciones del concurso. Por ello abrió un nuevo plazo de negociaciones para reconducir la situación que ayer terminó con la adjudicación a la Corporació Catalana de Comunicació. En su oferta, la sociedad incorporaba ya la presencia del Institut Català de Finances.

La del Grupo Godó, editor del diario La Vanguardia, y el Grupo Planeta ha sido la única plataforma que concurrió al concurso público de adjudicación de la cabecera del Avui después de que la empresa propietaria Premsa Catalana SA se declarara en quiebra abierta el pasado junio. La editora del Avui acumulaba en junio una deuda de unos 47 millones de euros.

El conseller en cap de la Generalitat, Josep Bargalló, expresó ayer en un comunicado la satisfacción del gobierno catalán «porque el Avui haya llegado al final del proceso de transición hacia una solución empresarial estable». Bargalló señaló que el Govern «acompañará» a este proyecto empresarial a través del Instituto Catalán de Finanzas (ICF) «hasta que las circunstancias lo aconsejen».

16 Junio 2004

El AVUI

Alex Salmón

El anuncio de expediente de quiebra del diario Avui dejó ayer a más de uno fuera de juego. No porque no conocieran la operación, sino porque no sabían el día que se iba a hacer pública. Es una buena noticia que el diario en catalán más emblemático purgue el pasado y comience de cero, sin los estigmas patrióticos que lo condujeron a una deuda histórica de 36 millones de euros.El Avui, que es como el Barça, más que un diario, tiene todas las condiciones para ser rentable. Esta es básicamente la pregunta que se hacen los que tienen interés en comprarlo. Todos los periódicos tienen un espacio «de sensibilidad informativa», dice su director Vicent Sanchis. Y así es. Y esa sensibilidad no le debe costar dinero al contribuyente, sólo a sus lectores. Dando por medio buena la ayuda anunciada por Bargalló de dos millones de euros, ésta debe ser suficiente para encontrar el camino de la viabilidad.La independencia también se mide por ese rasero.

El Análisis

EL OTRO TRIPARTIDO

JF Lamata

En noviembre de 2003 la federación Convergencia i Unió (CiU) perdió el Gobierno de Catalunya que pasó a manos de un tripartido político: PSC, ERC y IC presidido por D. Pasqual Maragall. El nuevo gobierno catalán decidió desprenderse del diario AVUI que la Generalitat había adquirido para intentar evitar su cierre tras arrastrar una quiebra durante décadas. El plan del Sr. Maragall consistió en convencer a algún empresario de éxito (catalán, claro) que comprara el ruinoso diario por el símbolo que tenía siendo el ‘primer periódico en catalán’. El Grupo Zeta tenía sus propios problemas de económicos. Y Mediapro, la productora de D. Jaume Roures, que durante dos años (2002-2003) estuvo negociando hacerse con el periódico, renunció ante la falta de facilidades. Así que la cosa se quedó entre Godó y Planeta, cada uno compraría un 40% de las acciones y el restante 20% se lo quedaría la Generalitat. Si el pacto, económicamente, era mal negocio para las tres partes, para el Grupo Planeta tenía un conveniente bastante más delicado: ellos eran los propietarios del diario LA RAZÓN, de una línea editorial antagónica al AVUI (línea que su director mantendría pese al cambio de propietarios), por lo que aquella compra sería una fuente de constantes problemas para el Sr. Lara (como sería por las columnas de los Sres. Oriol Malló, Salvador Sostres o Iu Forn)

El primero en acusar esa contradicción fue el presidente de LA RAZÓN, D. Luis María Anson, que terminaría abandonando el periódico del que era fundador por eso. Cuando en una ocasión le pregunté por los motivos de esa compra me aseguró que a D. José Manuel Lara tampoco le hizo gracia comprar el AVUI ‘porque era le periódico que se metía con su padre’, pero que tras los resultados en las elecciones generales 2004 no le quedó otro remedio. Una vez más (como en LA VANGUARDIA en 2000) un circunstancia política resonaba en el mundillo mediático. Aquel ‘tripartido’ mediático duraría cinco años.

J. F. Lamata

by BeHappy Co.