Search
Los empleados del grupo le acusan de no haber pagado su salario a los empleados mientras él cobraba porcentajes millonarios de la publicidad de sus medios

Miguel Ángel Jiménez dimite como CEO y Vicepresidente del Grupo16, reabriendo la crisis empresarial de DIARIO16 y CAMBIO16

HECHOS

El 14.06.1996 D. Miguel Ángel Jiménez dimitió como Consejero Delegado y Vicepresidente del Grupo16, editora de las publicaciones DIARIO16, CAMBIO16 y MOTOR16.

El 15 de junio de 1996 figuró por última vez en la macheta de DIARIO16 el nombre de D. Miguel Ángel Jiménez como Vicepresidente y Consejero Delegado del periódico y el grupo. El Sr. Jiménez, que poseía un pequeño grupo editor a su nombre, el Grupo MAJ, asumió la gestión por decisión de D. José Luis Domínguez con la misión de relanzar el periódico. Durante su etapa de ‘hombre fuerte’ se despidió a D. José Luis Gutiérrez y se declaró la guerra a los periodistas de la AEPI (‘El Sindicato del Crímen’). Y tras ofrecer al PP ‘poner el periódico a su disposición’ si aportaban ayuda económica – oferta que ellos rechazaron – impuso una línea muy hostil contra el PP.

DIARIO16 IRONIZA «ENHORABUENA, SEÑOR JIMÉNEZ»

El propio DIARIO16, dirigido por D. Emilio Arrojo, publicó una frase sarcástica para despedir a su ex directivo: «Desde que Jiménez asumiera la gestión, la plantilla no ha cobrado puntualmente ningún mes. Otros hitos han sido un editorial vitriólico, peleas públicas con diputados electos y un peculiar contrato de exclusiva publicitaria. Enhorabuena, señor Jiménez».

 

15 Junio 1996

Pícaros y sepultureros

EL MUNDO (Pedro J. Ramírez)

Ayer se despedía de sus lectores el diario YA. El último titular era harto elocuente: «Aurelio Delgado cierra el YA». En unas líneas, los trabajadores de este Alamo de papel impreso sintetizaban el perfil de su enterrador: «Se comprometió a sacar el YA adelante mediante un plan de regulación, no lo ha hecho. Todo lo que se propuso hacer con este periódico, salvo su desaparición, ha sido un cuento». Una farsa comparable a la de Miguel Angel Jiménez que acaba de presentar su dimisión como vicepresidente del Grupo 16. El comentario que le dedicaba el propio Diario 16 no tenía desperdicio: «Desde que Jiménez asumiera la gestión, la plantilla no ha cobrado puntualmente ningún mes. Otros hitos han sido un editorial vitriólico, peleas públicas con diputados electos y un peculiar contrato de exclusiva publicitaria. Enhorabuena, señor Jiménez». Delgado y Jiménez no son los únicos «empresarios» que se han presentado como salvadores de empresas periodísticas en crisis, sin otro caudal que el que pretendían obtener mediante el «pelotazo» de las ayudas públicas. No es ésa la vía para afrontar la crisis de la prensa escrita. Lo procedente sería ayudar al sector con medidas equivalentes a las de otros países de la UE. En definitiva, con un plan que estimule el pluralismo y no la actual concentración de medios.

by BeHappy Co.