18 junio 2020

Muere Alicia Gómez Montano, la candidata a la presidencia de RTVE mejor valorada en el concurso público y una de las jefas morales del ala izquierda de la redacción de Informativos

18 Enero 2020

'Alicia Gómez Montano, el timón hacia la despolitización de TVE'

Begoña Alegría

Leer
“Los archivos de está casa están repletos de grandes reportajes que llevan tu firma. Pero la huella que dejas en el corazón de los que te conocimos, esa, ya no se borra”

Es y lo será ya para siempre, Editora de Igualdad, la primera, la que se atrevió a dar el paso, la que puso ilusión y esfuerzo en un proyecto que sólo ella sabe lo que costó poner en marcha.

Cuando admiras profesionalmente a una persona, te parece insultante llegar a ser su jefa. Y ahora me viene a la mente tu imagen hundida en el sofá que hay a la salida de mi entonces despacho esperando pacientemente a que te dedicara unos minutos. Minutos que procuraba alargar porque, confieso, me alegrabas el día. Venías cargada de proyectos, de tarea hecha y por hacer y con algún que otro premio bajo el brazo. Premios que siempre me dedicaste, eras así de generosa.

Alicia era para muchos en RTVE el timón hacia la despolitización de la empresa. Ella seguro, querría, que este artículo fuera también una oportunidad para seguir reivindicando esa RTVE de todos por la que tanto peleó tantos años. Una RTVE independiente de gobiernos y políticos, que fuera un arma de la ciudadanía para construir una sociedad más informada, más crítica, más exigente e ilustrada.

Alicia, la primera vez que te vi, siendo estudiante de periodismo en Pamplona, presentabas el informativo territorial. Ya entonces llamabas la atención. Luego fueron muchas las veces que la profesión nos dio la oportunidad de trabajar juntas. Y siempre envidié tu capacidad de combinar un trabajo impecable con un sagaz sentido del humor. Me hacías reír, siempre, me dabas ánimos, te hacías querer.

Los archivos de está casa están repletos de grandes reportajes que llevan tu firma. Pero la huella que dejas en el corazón de los que te conocimos, esa, ya no se borra. Gracias, Alicia.

18 Enero 2020

Alicia Gómez Montano, la periodista que se negó a una prejubilación de oro en TVE

Jenaro Castro

Leer

Para Alicia Gómez Montano RTVE siempre fue una prioridad existencial. Como las viejas heroínas, murió con las botas puestas , porque hasta hace nada apuraba la última bocanada de periodismo en el enrarecido ambiente de Torrespaña. Alicia nació en Madrid en 1955, pero tras su paso por el Centro Territorial de Navarra se sentía sanferminera. Recuerdo que comimos con un amigo común pamplonica de la radio el día que María Antonia Iglesias me hizo la prueba de cámara para presentar un Telediario. Entonces Alicia era jefa de la sección de Nacional, un potro de torturas como otros muchos puestos de responsabilidad en la televisión pública que te va quitando la vida poco a poco sin restarte la ilusión ni la esperanza. Y Alicia ha terminado pagando muy joven esa entrega vital al trabajo que te arrebata la familia y la salud.

Con el ERE de 2006 Alicia Gómez Montano pudo jubilarse, pero dijo no a la residencia para periodistas inactivos no ancianos porque la edad sólo existe en la mente de los empresarios y en la memoria poco histórica de la vida laboral. Cuando tuve el honor de reemplazarla en la Dirección de Programas No Diarios de TVE y de Informe Semanal, año 2012, Alicia se agarró a la reportera que llevaba dentro, y me pidió seguir en «En Portada» después de acabar un reportaje sobre cine y el Festival de San Sebastián que estaba preparando para IS. El cine de los sueños, junto al periodismo, era su otra gran pasión. Y todo ello con entrega voluntariosa al aspecto académico y docente de la televisión.

Representación de la mujer en RTVE

Hizo su tesis sobre la manipulación informativa , y a nadie se le oculta que ahí tuvimos diferencias insalvables sobre las que prevalecieron la convivencia obligada entre compañeros y la alternancia en defensa del legítimo criterio. En los últimos tiempos, Alicia G. Montano puso todas sus energías en el Concurso Público para la renovación de la cúpula de RTVE y en ese cargo de nueva creación como editora de Igualdad . Porque Alicia asumió como reto personal la representación de la mujer en RTVE en sus aspiraciones al Consejo de Administración.

19 Enero 2020

En la redacción de la eternidad

Jenaro Castro

Leer

La mayor virtud de Alicia Gómez Montano era su amor inquebrantable por RTVE, su apego al trabajo y su coherencia personal en la difícil cohabitación del periodismo con la política. Cuando trabajas en la televisión pública ese es el secreto mejor guardado del trabajo que perseguimos los jornaleros de la verdad.

Como periodistas, sabíamos ambos que por encima de las rivalidades de criterio siempre debía prevalecer el respeto profesional, que es como se deben comportar las personas que aspiran a la redención del compañerismo. A nadie se le ocultan nuestras diferencias respecto a la forma de hacer información televisiva, nuestra eterna cruzada por defender desde planteamientos periodísticos y personales distintos el destierro de la manipulación como concepto ideológico. Sería absurdo ocultar que si bien compartimos 30 años de lucha por una RTVE en busca de libertades divergentes y diversas, predominó la fraternidad de un destino compartido en las altas responsabilidades que RTVE nos encomendó.

Alicia entregó su vida al servicio de la televisión pública empezando desde abajo, que es como hay que aprender este oficio que tanto nos apasiona. Desde la redacción del Telediario a Informe Semanal transitamos por el camino de lo público con la sensación de que consumimos nuestras vidas en el noble intento de lograr la televisión total, que como todo el mundo sabe no existe. La Montano era dura de pelar, defensora a ultranza de sus planteamientos y comprometida heroína en femenino plural. Con el concurso público, y recientemente como editora de igualdad, abrazó su sueño en defensa de un papel protagonista de la mujer dentro de la radiotelevisión pública.

En las distancias cortas, en la pacificación de la competencia y la solidaria humanidad del combate contra la enfermedad, yo la llamaba Alice con respeto y cariño. Y con ese respetuoso cariño le digo adiós hoy desde esta página de epílogo a petición de los compañeros de EL MUNDO. Alicia, nos veremos en la redacción de la eternidad, y defenderemos la televisión con nuestras respectivas verdades con el mismo empeño que lo hicimos en RTVE.

Descansa en paz y en la certeza de que, con tus virtudes y tus defectos, como todos, defendiste el periodismo desde tus legítimas creencias y pensamientos, desde la honorable satisfacción del deber cumplido. Y mándanos una crónica de Telediario, un En Portada, un Documentos TV o Informe Semanal contándonos si es verdad que existe y cómo es el país de las maravillas más allá de RTVE.

.

Alicia G. Montano, periodista, vicepresidenta de Reporteros Sin Fronteras, nació en Madrid en 1955 y murió en la misma ciudad el 18 de enero de 2020.

19 Enero 2020

Hilo de mala hostia que le habría encantado a Alicia

Mariola Cubells

Leer

Hoy hemos despedido en Madrid a Alicia Gómez Montano un montón de gente que la quería y a quien ella quería. Ha sido un acto precioso, un homenaje a su altura que ha acabado con vino, con risas, como le habría gustado Abro un hilo de MALA HOSTIA que le habría encantado 👇👇

Ayer se coló en el tanatorio Jenaro Castro, sin venir a cuento. Consejo: no hay que ir a velar a gente que no fue un ser querido, gente contra la que malmetiste. Maribel [Maribel Sánchez-Maroto] le paró los pies y le dijo “no deberías estar aquí”.

Ayer también, Jenaro Castro, que no compartió con ella ni valores, ni principios periodísticos ni amistad tuvo el valor de marcarse dos articulos en EL MUNDO y en ABC, según él porque se lo habían pedido los compañeros de ambos diarios.

No voy a enlazar los artículos para no darles cancha, pero tenía que escribir este tuit en honor a Alicia, que habría sido la mejor presidenta de RTVE, dejando la estela inversa que dejó este tipo, que malbarató los Informativos de la tele pública…

Qué curioso, por cierto, que el tuit que reseña en uno de los artículos sea de una presentadora [Olga Lambea] que NUNCA se vistió de negro

Y pongo el artículo de Begoña Alegría, que ese sí le hace justicia…

Esta es Alicia en la redacción celebrando que RTVE fuera a celebrar el Debate… Porque ella SÍ creía fervorosamente en el servicio público audiovisual. Con su amigo del alma Fran Llorente, entre otros… Va por ti, querida.