Search
Eduardo San Martín será el nuevo director del periódico del Grupo Anaya

Miguel Ángel Aguilar despedido como director de EL SOL por negarse a defender más a Alfonso Guerra en el caso Juan Guerra

HECHOS

El 19.01.1991 D. Miguel Ángel Aguilar fue cesado como director del periódico EL SOL, periódico propiedad del Grupo Anaya.

Guerra_1986JuanGuerra_entrevista La sombra de los hermanos D. Alfonso Guerra (Vicepresidente del Gobierno) y D. Juan Guerra (acusado de corrupción) se proyectó sobre la crisis del diario EL SOL.

D. Miguel Ángel Aguilar habla a J. F. Lamata sobre su salida de EL SOL:

  • /
Update Required
To play the media you will need to either update your browser to a recent version or update your Flash plugin.

Tras la ‘espantada’ del Sr. Martínez Soler como director, y un periodo de interinidad encabezado por D. Eduardo San Martín, los editores del diario EL SOL – D. Germán Sánchez Ruipérez y D. Pedro de Vega apostaron por un gran fichaje para levantar al periódico y ese alguien fue D. Miguel Ángel Aguilar, ex director de DIARIO16 y ex director informativo de la agencia EFE – de donde había salido tras un fuerte enfrentamiento con D. Alfonso S. Palomares

Miembros de la redacción de EL SOL consideraron aquel nombramiento como la posibilidad de salvar la viabilidad del periódico. No obstante en enero de 1991, poco después de que el Vicesecretario General del PSOE, D. Alfonso Guerra, abandonara su puesto de Vicepresidente del Gobierno salpicado por el llamado ‘caso Juan Guerra’, el Sr. Aguilar fue destituído.

El Sr. Aguilar fue consultado por un miembro de LA HEMEROTECA DEL BUITRE dando la siguiente versión de su salida: “La mano derecha del editor [D. Germán Sánchez Ruipérez] era un catedrático [D. Pedro de Vega], un tipo descerebrado que era el enlace con Alfonso Guerra. Yo sabía que había cierta afinidad con Guerra, pero entre mis obligaciones no estaba esconder información».

aguilar D. Miguel Ángel Aguilar, director de EL SOL hasta enero de 1991

Según el relato del Sr. Aguilar, D. Pedro de Vega consideró que EL SOL no estaba defendiendo lo suficiente al Sr. Guerra: «Yo le expliqué que una cosa era que EL SOL no fuera la punta de lanza del caso Juan Guerra y otra cosa es que no diera la información. Y de nuevo con nocturnidad y alevosía me dieron la carta de cese precisamente cuando el periódico empezaba a tomar fuerza con 100.000 ejemplares por el éxito de nuestros mapas de la guerra del golfo”. 

El siguiente director sería D. Eduardo San Martín, que ya había ocupado la dirección del periódico de manera interina en el espacio de tiempo que fue desde la destitución del Sr. Martínez Soler en junio de 1990 hasta el nombramiento del Sr. Aguilar en agosto. Pero el mandato de D. Eduardo San Martín también concluiría de manera repentina tres meses después también por asuntos vinculados al ‘guerrismo’ según él mismo declaró a LA HEMEROTECA.

ruiperezsolaguilar EL MUNDO criticó duramente la forma de controlar el periódico EL SOL por parte de su propietario.

20 Enero 1991

Don Germán cesa a otro director

EL MUNDO

Don Germán (Sánchez Ruipérez), empresario protegido por el PSOE, a través de su brazo ejecutor, el catedrático Pedro de Vega, ha vuelto a cesar a otro director de EL SOL en apenas nueve meses (en este caso, a Miguel Angel Aguilar, el segundo que ha tenido el diario). Aduce Vega que se le ha cesado por «no obedecer las directrices». A don Germán los directores le duran lo que a Jesús Gil los entrenadores del Atlético. En medios profesionales se pregunta cuándo le van a cesar a él.

El Análisis

"ESTÁN LOCOS ESTOS GUERRISTAS" (PERO SE PUEDE HACER AÚN PEOR)

JF Lamata

Vale la pena recordar la frase de aquel personaje de Gosciny, Obelix, de ‘Están locos estos – en este caso – guerristas’. No hay ningún tipo de observador que pueda entender la gestión empresarial que tuvo el periódico EL SOL. Un equipo de fútbol no puede funcionar si cada mitad de temporada se cambia al entrenador. Y eso fue exactamente lo que hizo. Especialmente sensible es el primer director, que tiene la difícil misión de consolidar el proyecto. Se puede fracasar la primera vez (con el Sr. Martínez Soler), aunque es muy arriesgado. Pero una segunda vez, cuando el diario no tiene ni un año de vida, ya tiene difícil solución.

Pero en honor a la verdad el diario EL SOL de Anaya no fue el mayor fracaso mediático en la prensa a comienzos de los años noventa, como mínimo empata con el diario CLARO de Prensa Española con otro castañazo de similares proporciones. Con la diferencia que Prensa Española o muy más torpe y le duró menos tiempo el invento, o fue más lista y lo cerraron rápido para no perder más dinero.

J. F. Lamata

by BeHappy Co.