Search
El grupo italiano Mediaset pasa a ser el titular casi exclusivo del canal

Vocento abandona definitivamente TELECINCO al vender sus últimas acciones, pero Alejandro Echevarría seguirá Presidiendo el canal

HECHOS

En julio de 2009 se hizo pública la venta por parte de Vocento de las últimas acciones que poseían del operador TELECINCO.

En julio de 2009 el Grupo Vocento vende sus últimas acciones en el operador Telecinco finalizando así su proceso de desinversión en la cadena que comenzó en 2003. A pesar de su marcha D. Alejandro Echevarría Busquet seguirá siendo Presidente del Consejo de Administración de Telecinco al que llegó en 1996 precisamente de la mano de Vocento (entonces llamado ‘Grupo Correo’). D. Alejandro Echevarría Busquet explica su permanencia en que ya no representaba como Presidente a Vocento, sino a todos los accionistas de la compañía, dado que había logrado la plena confianza de Mediaset Italia.

EL CEO DEL GRUPO VOCENTO, VARGAS EXPLICA LA SALIDA DE TELECINCO

El Consejero Delegado de Vocento, D. José Manuel Vargas, explicó durante una conferencia los motivos de la marcha del grupo vasco del operador TELECINCO, que a partir de ese momento pasaba a estar exclusivamente controlado por Mediaset. Curiosamente D. Alejandro Echevarría Busquets que había asumido la presidencia de TELECINCO en representación, precisamente, de las acciones de Vocento, seguiría presidiendo el canal por deseo de Mediaset, aunque con un cargo más testimonial que otra cosa. El empresario vasco había logrado llevarse mejor con Mediaset que con el núcleo de Vocento.

El Análisis

DIVORCIO CANTADO

JF Lamata

Si una pareja está constantemente peleándose y lo hace en público, pues es previsible que se va a producir un divorcio. Vocento compró TELECINCO en 1996 (entonces aún se denominaba Correo) para ocupar el hueco que dejó la ONCE. Pero si el poder en TELECINCO en su primera etapa estaba equilibrado entre Mediaset y la ONCE, en aquel momento no había ya ningún equilibrio Mediaset ejercía todo el poder de decisión y Vocento se limitaba a cobrar con las ganancias del canal, que aunque pueda no estar mal, no era lo que esperaba Vocento.

Pese a ser accionista de TELECINCO, Vocento nunca tuvo empacho en criticar en sus publicaciones al canal del que cobraba, algo que tocó la moral a muchos programas del canal. Pero si Vocento pensaba que los programas de TELECINCO, con una audiencia de televisión bastante más amplia que cualquier periódico de su grupo, no iban a responder por el hecho de que era un accionista se equivocaron: ‘Crónicas Marcianas’ o ‘Aquí hay Tomate‘ lanzaron varios ataques contra sus ‘jefes’. El divorcio sería un hecho.

J. F. Lamata

by BeHappy Co.