Search
El abogado Trevijano se querella contra los periodistas Pedro J. Ramírez, José Oneto, Javier Nart, Jesús de las Heras y Carlos Semprún por difundir el dossier en sus respectivos medios

Un ‘Dossier’ sobre las vinculaciones de Trevijano con el dictador de Guinea acaba con la carrera política del portavoz de la ‘Platajunta’

HECHOS

  • En septiembre de 1976 el representante del PSOE y la UGT en Coordinación Democrática, D. Enrique Múgica, aseguró que su formación política se declaraba ‘incompatible’ con la presencia de D. Antonio García Trevijano como portavoz.

UNA ASESORÍA AHORA INCÓMODA

macias_sonriente El notario y ex abogado español D. Antonio García-Trevijano asesoró a Francisco Macías en 1968 y 1969 para consolidarle como líder de la oposición en Guinea Ecuatorial y como primer presidente del país y financió parte de su campaña. Argumentó para apoyarle que ‘le gustaba su orgullo’. Al llegar al poder Macías evolucionó a uno de los dictadores más sanguinarios de África aplicando el genocidio y erradicando a toda oposición e incluso a sus propios ministros. El Sr. García-Trevijano negó siempre cualquier implicación con los crímenes de Macías, pero su vinculación con él se ha convertido en una mancha en su historial para presentarse como adalid de la democracia y portavoz de la plataforma Coordinación Democrática, que pretendía ser la coalición de todos los partidos de oposición democrática que habría de liderar él.

EL PSOE ‘INCOMPATIBLE’ CON TREVIJANO

mugica_consti Tras acceder al dossier Trevijano el PSOE (renovado), principal partido de Coordinación Democrática, anunció en palabras de su portavoz D. Enrique Múgica que se consideraba ‘incompatible’ con D. Antonio García-Trevijano entendiendo que su colaboración en el pasado con un dictador le desacreditaba para ser el referente de la democracia.

DEMANDA MASIVA DE TREVIJANO CONTRA LA PRENSA

En esta ocasión no fue la prensa franquista como en 1969, sino la prensa aperturista la que salió en cancha contra el abogado D. Antonio García Trevijano y este anunció querellas contra todos, aunque sus procesos no prosperaron:

PedroJota_jovenoneto2nartsemprun_maura D. Pedro J. Ramírez, D. José Oneto, D. Javier Nart y D. Carlos Semprún Maura fueron, entre otros, demandados por el Sr. Trevijano por haber difundido las vinculaciones de este con Macías en sus respectivos medios de comunicación.

20 - Noviembre - 1976

Gracias, Trevijano

Carlos Semprún Maura

Para alguien que ha vivido muchos años en el extranjero, como yo (y no precisamente en Guinea) volver a Madrid siempre representa un problema de adaptación. Siendo el hombre un animal social, como decía Aristóteles, necesita sus lazos de amistad y compañerismo para no sufrir la soledad. Pues bien, desde que usted, señor Trevijano, ha anunciado en la Prensa que me iba a llevar ante los tribunales y demandar veinticinco millones de pesetas, tengo más amigos de los que podía imaginar. No puedo entrar en un café sin que alguien se levante para saludarme, darme palmaditas, preguntarme riendo: “¿Y eso de los veinticinco millones, qué?”. A la hora de pagar, no puedo nunca, siempre me invita alguien, por aquello de los veinticinco millones. Me ocurre, incluso, que sonrientes desconocidos me paren en la calle, me abracen, se echen a reír: “Conque veinticinco millones, ¿eh?”. Por primera vez me siento (sin estarlo) en la piel de un catante de rock o de un torero, gracias a usted, señor Trevijano. A veces me preguntan: “¿Y qué decías en ese artículo de DESTINO?”. Pues lo que todo el mundo sabe, lo que todo el mundo dice. Tal vez – y ni siquiera estoy seguro de ello – haya insistido más en el papel político de Trevijano que en sus negocios. Sencillamente porque me interesa más la política que los negocios. Y porque en este país hace demasiado tiempo que política y negocios están íntimamente ligados. Y porque tengo una idea de la democracia que nada tiene que ver con trapicheos con dictaduras, sean estas africanas o no. Y porque estoy harto – o estamos hartos – de que a portavoces de la Oposición como Trevijano no se les reconozcan ‘catadura moral’ partidos de la oposición como el PSOE. Todo esto ‘huele mal’.

El señor Trevijano había anunciado que cuando se levantara la materia reservada sobre Guinea lo diría todo. No ha dicho nada.

En cambio, se ha puesto a querellarse con periodistas a diestro y siniestro. Yo, repito, encantado. Incluso me gustaría pedirle un favor, señor Trevijano: teniendo en cuenta la cantidad de amigos que me han procurado de veinticinco millones de pesetas que usted me demanda. ¿no podría aumentar la cifra a cincuenta millones? A lo mejor doblaría mi número de amigos, que eso siempre es agradable. Y como de todas formas, no tengo ni veinticinco, ni cincuenta, ni un millón, sino sólo amigos, cuantos más mejor. Gracias por adelantado.

Carlos Semprún

El Análisis

AMISTADES PELIGROSAS

JF Lamata

El ‘Dossier Trevijano’ realizado por el periodista D. Donato Ndongo-Bidyogo (según declaró él mismo ante un periodista de LA HEMEROTECA DEL BUITRE), fue pasando de mano en mano, y de mesa en mesa de los políticos para demostrar los vínculos de D. Antonio García-Trevijano, portavoz de Coordinación Democrática con el dictador y genocida de Guinea Ecuatorial, Francisco Macías. Era la segunda vez que sus negocios en Guinea le estallaban en la cara al Sr. Trevijano, la primera vez había sido por parte de PUEBLO en 1968, cuando su nombre salió a la opinión pública por primera vez. Pero ahora los periodistas que difundían el dossier no eran del régimen, sino periodistas más aperturistas o izquierdistas como D. Pedro J. Ramírez, D. José Oneto, D. Javier Nart o el comunista D. Carlos Semprún (a todos ellos les demandó el Sr. Trevijano, pero sin éxito).

El ‘Dossier’ vinculaba al Sr. Trevijano con la creación de la Constitución de Guinea que dio todos los poderes a Macías y le acusaba de complicidades en las ejecuciones masivas ordenadas por este. El Sr. Trevijano no se cansó en negar siempre esas acusaciones. Pero fuera verdad o no ese punto, fuera verdad o no los negocios que se aseguraba que mantenía en aquel país, la realidad es que D. Antonio García-Trevijano nunca negó el hecho de que él había sido asesor de Francisco Macías tanto en su consolidación como jefe de la oposición Guineana a la España franquista, como luego como presidente/dictador de aquel país “me gustaba por su orgullo”, decía Trevijano. Haber sido asesor de un tirano genocida, no era el perfil idóneo para liderar la oposición democrática. El PSOE le declaró la guerra, PCE y PSP le dieron la espalda. Estaba sentenciado. El Sr. Trevijano que aspiraba a presidir el Gobierno si ‘la Platajunta’ (Coordinación Democrática) tomaba el poder, se quedó con las ganas. Nunca habría gobierno de transición de ‘Coordinación Democrática’, habría elecciones y todo quedaría en manos de los partidos políticos, aquello con lo que no contaba el Sr. Trevijano, que se pasaría el resto de su larga carrera pública culpando a la partitocracia de todos los males de la patria, esa partitocracia que le excluyó del poder en 1976.

J. F. Lamata

by BeHappy Co.