Search

Caso Nicolay: Las redes del comisario Villarejo acusan al comisario Martín Blas de fabricar pruebas contra ‘El Pequeño Nicolás’

HECHOS

En noviembre de 2014 se hizo pública una demanda de Francisco Nicolás Gómez Iglesias.

23 Noviembre 2014

La venganza del ‘Pequeño Nicolás’: El joven denunciará a Asuntos Internos y CNI por «fabricar» pruebas contra él

Carlos Mier (Información Sensible)

Un miembro del CNI ha hecho llegar de manera anónima al entorno de Nicolás un breve extracto de una conversación entre el comisario Marcelino Martín-Blas y unos espías

Lo que parecía una historia agotada, retoma ahora con bríos, gracias a la entrevista que ha publicado este sábado El Mundo al ‘Pequeño Nicolás’, realizada por los periodistas de investigación Eduardo Inda y Esteban Urreiztieta, que sin duda descubre una interesante versión aportada por el propio afectado, hasta ahora totalmente missing.

Ya ha transcurrido más de un mes desde la detención del joven y desde que Información Sensible destapara en exclusiva el caso el pasado 15 de octubre.

Ahora, Francisco Nicolás por fín se ha decidido salir de su escondite para ofrecer su versión de los hechos. Además, la misma noche del sábado 22 de noviembre Telecinco también emitió una entrevista con el joven, quien ya ha asegurado que realizaba encargos y trabajaba para Vicepresidencia del Gobierno, la Casa Real y el CNI y que todo se aclarará en los tribunales.

Fuentes próximas al entorno de Francisco Nicolás han asegurado a Información Sensible que el joven, acusado de varios delitos, está preparando una denuncia contra el Comisario Jefe de la Unidad de Asuntos Internos, Marcelino Martin-Blas Aranda, y contra responsables del CNI por fabricar pruebas para conseguir base judicial a «tan hiperbólica actuación contra él».

Detrás de esta denuncia, siempre según la versión de las fuentes citadas, existen pruebas en poder de Nicolás donde «se evidencian los chanchullos del máximo responsable de Asuntos Internos de la Policía Nacional para justificar judicialmente las razones de esta insólita historia».

La denominación hiperbólica no es gratuita. Con estos mismo términos definió la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional otra investigación del comisario Martín-Blas y del departamento de Asuntos Internos.

Las pruebas

Según ha podido saber Información Sensible, un miembro del CNI, que desde el principio se opuso a la intervención telefónica de los móviles de Nicolás, ha hecho llegar de manera anónima al entorno del joven un breve extracto de una conversación entre el comisario Marcelino Martín-Blas y unos espías.

En dicha conversación quedarían «retratados los chanchullos de unos y otros para tratar de confundir al Juez, solicitando el comisario la intervención telefónica y así poder incluir todo lo conseguido con el pinchazo telefónico, ilegal o alegal -o en el limbo- que actualmente sufre Nicolás».

Porque, aunque el CNI ya cuenta con «la patente de corso» que le otorga el que un Juez afín les autorice intervenciones secretas, siempre en interés de la seguridad del Estado, parece ser que en el caso del pequeño Nicolás, siempre según la versión de las fuentes citadas, o le mintieron al Juez o exageraron el relato de sus actividades.

Según estos testimonios, ahora lo que sucede es que «no saben cómo hacer oficiales los datos que han conseguido con el pinchazo, puesto que nadie quiere reconocer que existe».

El problema se ha acrecentado al poner al comisario Marcelino Blas-Aranda al frente de la delicada misión de convencer al juez Arturo Zamarriego, titular del Juzgado nº 2 y encargado de la instrucción del caso, de la necesidad de intervenir, esto es, pinchar unos teléfonos que ya lo estarían por el CNI y así presentar las conversaciones de hace meses como ocurridas estos días. El juez ha denegado esa posibilidad y parece ser que también se ha molestado por el intento de conseguirlo.

Las incógnitas y un secreto de sumario ampliado

Fuentes cercanas al caso indican a ester portal que el juez Arturo Zamarriego, aparte de no creerse los argumentos del comisario de Asuntos Internos, le ha ordenado que empiece ya a darle pruebas de la supuesta gravedad de la conducta de Nicolás.

El secreto de sumario se ha renovado esta misma semana por 30 días, y «se podría plantear derivar el tanto de culpa por denuncia falsa al Comisario», según indican fuentes jurídicas. Una circunstancia que se acelerará cuando los abogados del pequeño Nicolás presenten la denuncia anunciada sobre el amaño de pruebas, aportando las pruebas de las que aseguran disponer.

Queda por tanto mucho que explicar. Además del pinchazo que supuestamente nunca existió, se une la duda de por qué el conductor que llevó al pequeño Nicolás a Barcelona para ver a Oriol Pujol disponía del exclusivo pase cipol – que permite acceso sin restricciones en todo el complejo de La Moncloa -, así como las llamadas y whatsapps que han intentado borrarse en los móviles del Francisco Nicolás mientras estaba detenido en sede policial, siempre según su versión.

Por supuesto, también queda por aclarar la presencia de miembros del CNI en el momento de su detención. Esto último explicaría el por qué estuvieron quince minutos perdidos y dando vueltas sin encontrar la Comisaría donde debían llevar al pequeño Nicolás el día de su detención.

Coincidiendo con el desmentido realizado este 22 de noviembre de 2014 desde La Moncloa, el pequeño Nicolás volverá a aparecer ante las cámaras la noche del sábado en Telecinco.

Según ha podido saber este medio, en estos momentos sus abogados negocian el momento de hacer públicas el sinfín de grabaciones con imágenes y sonido que su defendido guarda a buen recaudo. «Nadie me va callar esté donde esté», ha declarado desafiante el joven en la citada cadena.

El sindicato Manos Limpias ya se frota las manos, nunca mejor dicho, esperando el momento de que se levante el secreto del Sumario para que todo el mundo conozca esas «hiperbólicas peripecias» del comisario Marcelino Martín-Blas y la Unidad de Asuntos Internos en el caso del pequeño Nicolás. Como el mismo joven advirtió en la entrevista concedida a El Mundo, «las mentiras tienen las patas muy cortas»

19 Abril 2015

Un 'topo' del CNI o de Asuntos Internos grabó la conversación con la que Nicolás quiere cerrar el caso

Patricia López

Un informe al que ha tenido acceso 'Público' asegura que el joven recibió en su móvil un mensaje de la empresa de la mujer de Villarejo,pero el comisario niega haber tenido relación con él

Son las 17.30 de la tarde del 20 de octubre de 2014. Tres agentes de la Unidad de Asuntos Internos se disponen a conversar por un canal seguro con dos agentes del CNI. Junto al comisario Marcelino Martín-Blas, entonces jefe de la Unidad de Asuntos Internos, están en su despacho el instructor de la causa y dos agentes más, pero en diferentes momentos de la reunión. El encuentro se alarga hasta las 18.30, según el informe entregado al juzgado de instrucción número 2 y al que ha tenido acceso Público en exclusiva.

Esa conversación, en la que según la defensa de Nicolás se habla de “lavar” pruebas -“dar” las pruebas, según la Policía- fue grabada por “un participante de la misma colaborando en la grabación como mínimo otra persona”. Por este motivo, los investigadores piden al juzgado que solicite a las compañías telefónicas que “faciliten los listados del tráfico de llamadas, datos IP y datos asociados a ambas comunicaciones, que hayan sido registrados por las antenas (BTS) y que hayan dado cobertura” entre las 17.00 y las 19.00 del 20 de octubre, en las proximidades de la Unidad de Asuntos Internos.

Según explican, “la grabación se captura y transmite por canal telefónico desde el lugar de la reunión objeto de grabación a otro terminal receptor, siendo el registro definitivo por vía aérea (aproximando el dispositivo grabador a los altavoces del receptor)”. Añaden además que en la grabación participan como mínimo dos individuos; uno de ellos, presente en la reunión, realiza la llamada desde un terminal móvil, y por tanto es funcionario del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) o de la Policía Nacional. El segundo no participa en la reunión, pero es quien recibe la llamada y la graba”.

Adscrito a Interior

Esta grabación, argumentan en el informe, llegó a manos de Francisco Nicolás y a las de algunos periodistas mucho antes de que los investigadores se hicieran con ella. Asuntos Internos la obtuvo por el periodista de El Mundo Esteban Urrieiztieta, que “hace entrega física de la grabación en un pen-drive (USB)”. El periodista “manifiesta que quien le había hecho entrega de la citada grabación era una persona adscrita al Ministerio del Interior”, añade el documento.

Para los investigadores, “el objeto de la citada grabación y su publicación en diferentes medios de comunicación no puede ser otro que contaminar, desprestigiar y dificultar el buen fin de las investigaciones”. Aseguran que “si el propósito tanto de su autor», «como de sus colaboradores en la difusión, hubiese sido denunciar una práctica irregular o un ilícito penal en la práctica policial, la citada grabación la hubiesen entregado en sede judicial, principalmente por la especial condición de su autor”. Sin embargo, tuvieron que ser los agentes de Asuntos Internos quienes se la hicieron llegar al juez Arturo Zamarriego para que se investigara.

El pasado viernes, cuando el comisario Villarejo fue a declarar, el juez instructor le avisó de que si quería denunciar manipulación de pruebas en la causa lo hiciera “pero que no le fuera con imprecisiones y denuncias periodísticas». «El juez le solicitó testigos y pruebas y el comisario dijo que estaba mayor y tenía mala memoria”, aseguran fuentes presentes en la sala. Así que Francisco Nicolás no podrá contar con su testimonio para intentar archivar el caso.

Sin embargo, en el informe que obra en poder del juzgado de instrucción número 2 se hace una cronología de las exclusivas de Información Sensible, medio de comunicación propiedad de la mujer y del abogado del comisario Villarejo, sobre el pequeño Nicolás y cómo se iban desarrollando los hechos de la investigación: desde la publicación de la detención el 15 de octubre hasta las que aportaban información sobre el supuesto agente del CNI amigo de Nicolás y la grabación a Asuntos Internos y a los servicios de Inteligencia. También desvelan un mensaje que recibió el presunto estafador en diciembre de 2014 desde un teléfono de la empresa de la mujer del comisario, aunque Villarejo niega reiteradamente conocer a Nicolás.

Las amenazas de Nicolás

La grabación comenzó a difundirse en distintos medios el 19 de diciembre, el día después de que Nicolás pasara por primera vez por el juzgado para no declarar, y el mismo día que acudía a un plató de televisión para dar una entrevista. Sin embargo, Información Sensible fue “la primera agencia de comunicación que hace mención a ella de forma expresa en su publicación del 22/11/201”.

Dos días antes, el 17 de diciembre, el veinteañero se presentó “sobre las 22.05 horas en las dependencias de Asuntos Internos del CNP, exigiendo hablar con el instructor de su causa y la consiguiente amenaza si este no accedía, con la siguiente literalidad: “Me llame mañana [sic] que tengo que hablar personalmente con él o de lo contrario se va a enterar y eso se lo decís así” vertida ante los funcionarios policiales del servicios de seguridad”.

Al día siguiente el instructor “ante la gravedad de los hechos y sin acceder en ningún momento a las pretensiones de D. Francisco Nicolás denuncia lo ocurrido”, diligencias abiertas en las que también podría ser imputado el presunto estafador.

Para los investigadores, no ceder a las pretensiones del ‘pequeño Nicolás’ fue lo que provocó que determinados medios de comunicación, incluido aquel al que Nicolás concedió esta entrevista el sábado 20, difundieran la grabación de la conversación entre Asuntos Internos y el CNI.

Asuntos Internos acredita que Nicolás disponía de la grabación al menos desde el 11 de diciembre, fecha en la que se la ofreció a una periodista de este medio a cambio de que se eliminara la información sobre el intento de extorsión al secretario de Estado de Comercio, Jaime García Legaz. Evidentemente, no lo consiguió.

Otras fuentes han dado también información a los investigadores sobre que “Francisco Nicolás a mediados de noviembre ya poseía la grabación”. Ponen de ejemplo la primera noticia sobre el tema, del 22 de noviembre, en la que Información Sensible publicaba que “un miembro del CNI, que desde el principio se opuso a la intervención telefónica de los móviles de Nicolás, ha hecho llegar de manera anónima al entorno del joven un breve extracto de una conversación entre el comisario Marcelino Martín-Blas y unos espías”. Sin embargo, aclaran los investigadores, “hasta la fecha ningún miembro de esta Unidad de Asuntos Internos ha pedido en alguna ocasión la intervención telefónica de alguna de las líneas telefónicas de Francisco Nicolás a juez alguno”.

El informe señala que fueron los periodistas Eduardo Inda y Esteban Urrieiztieta quienes quedaron con Francisco Nicolás el 17 de noviembre en el Canal de Isabel II, que algunas de sus fuentes apuntan a que el presunto estafador obtuvo la grabación a mediados de noviembre, y también que fue el medio de comunicación vinculado al comisario Villarejo quien dio la exclusiva de su existencia sólo cinco días después.

Exclusivas de Información Sensible

Los agentes desgranan como el 15 de octubre a las 14:26, un periodista de Información Sensible publica la exclusiva: “Detenido un joven que habría estafado a los Pujol simulando ser un agente del CNI enviado por la vicepresidenta”. Según reflejan en el informe, en la noticia se dan “detalles muy concretos de la investigación como las reuniones que habría mantenido Francisco Nicolás, cómo actuaba e incluso la cantidad exacta del dinero presuntamente estafado, cuando ni siquiera se le había empezado a tomar declaración y por tanto no se había empezado a redactar el atestado policial donde se hacía mención a esos detalles”.

Nicolás había sido detenido el día anterior a las 09.40 de la mañana. El 19 de diciembre, Información Sensible continúa dando información relativa a la investigación en exclusiva, como “detalles concretos de la visita de Francisco Nicolás a la Unidad de Asuntos Internos del CNP”. Los investigadores lo habían denunciado el día 18 en el juzgado de guardia.

Pero lo más curioso es que “el mismo día que se denuncian estos hechos Francisco Nicolás recibe ese mismo día un mensaje del número de teléfono XXX, cuyo titular es la sociedad Stuart &Mckenzie, con domicilio social en plaza de Pablo Ruiz Picasso 1-9º”. De esta sociedad ha sido “administrador único José Manuel Villarejo Pérez, cesando en el cargo el 18/09/1996 en Rafael Redondo Rodríguez, que continúa en el mismo hasta que el 22/11/2011 se nombra a Genma Alcalá (pareja sentimental de José Manuel Villarejo Pérez) y Rafael Redondo pasa a ser apoderado de la sociedad”.

La agenda de Nicolás

Los investigadores de Asuntos Internos incluyen en su informe las anotaciones que Francisco Nicolás tiene sobre el comisario Villarejo y las búsquedas de Google que también hace sobre el policía. Estos datos se obtuvieron en el registro del domicilio de la abuela del presunto estafador, el día de su detención.

En la agenda roja de la CNMV “aparecen diversas notas de interés destacándose las siguientes anotaciones en rojo”: “Bar José Luis- Manuel Pérez Villar (abogado)- Pepe Villarejo (comisario). Agencia Cenit. Stuart & Mckensy”; “Rafael Rodríguez Redondo UDEF. Informe bajar la tensión. Castellana bufete. 125-125 no ratificó la declaración”; “Jorge Fernández (secretario) colaborando comisario policía y PP”: “JPF 92/95 crisis Rosa Pujol: Ministro Corucuera toda info JP. Deuda Villarejo Policía Barcelona traiciono fue a Felip Puig”; “Villarejo-método 3 en contra”; “Rafael Rodríguez Redondo”.

Como confirman los investigadores, “las sociedades Cenyt y Stuart & Mckenzie que Francisco Nicolás asocia a “Pepe Villarejo (comisario)”, efectivamente están relacionadas con el comisario José Manuel Villarejo Pérez pues tienen el mismo administrador y apoderado vinculados al mismo comisario y están participadas por la misma sociedad Club Exclusivo de Negocios y Transacciones S.L”.

Además, del análisis forense del ordenador de Francisco Nicolás incautado en el registro de la calle Maudes, se han detectado 20 búsquedas en Google con los conceptos “comisario Villarejo” o “empresa Zenit”.

La conclusión de los investigadores es que “Francisco Nicolás Gómez Iglesias tiene un interés especial por conocer datos relativos tanto del comisario Villarejo como de la sociedad de detectives relacionada con el citado comisario “Zenit”, consultando sus datos por internet dos días concretos:el 20 de septiembre de 2014 y el 1 de octubre de 2014″.

20 Junio 2016

La grabación que demuestra que Martín Blas intentó «fabricar pruebas» contra el ‘Pequeño Nicolás’

Miguel Ángel Pérez

El abogado de Francisco Nicolás aportó una grabación en el marco del caso de la «Operación Nicolay» que provocó un vuelco en la investigación. Este audio fue captado mientras se reunían en secreto el comisario Marcelino Martín Blas, un inspector de la Policía y dos agentes del CNI, el 20 de octubre de 2014.

En dicha grabación emitida por Telecinco, se puede escuchar la conversación de Martín Blas con los agentes del CNI. En primer lugar, el comisario muestra su preocupación por el teléfono «pinchado» de Francisco Nicolás, ya que sospechan que podría haber comprado otro móvil para que no se escuchen sus conversaciones: «Aguantad unos días la intervención a ver si contrata otro teléfono», afirma Martín Blas.

Los agentes del CNI le confirman que el teléfono intervenido «no se ha movido» de la calle donde supuestamente vivía Francisco Nicolás: «No sé si él ha salido o no. Pero el teléfono no se ha movido de ningún modo» aseguran. Martín Blas muestra su intención de intentar intervenir otro teléfono: «Vamos a aguantar a ver si le localizamos otro teléfono. Vamos a intentar nosotros la intervención. Casi seguro que nos la niegan y nosotros, llegará un momento que ya no podamos más»

Grabación del caso del 'Pequeño Nicolás'

Grabación del caso del ‘Pequeño Nicolás’

El abogado de Francisco Nicolás aportó una grabación en el marco del caso de la «Operación Nicolay» que provocó un vuelco en la investigación. Este audio fue captado mientras se reunían en secreto el comisario Marcelino Martín Blas, un inspector de la Policía y dos agentes del CNI, el 20 de octubre de 2014.

En dicha grabación emitida por Telecinco, se puede escuchar la conversación de Martín Blas con los agentes del CNI. En primer lugar, el comisario muestra su preocupación por el teléfono «pinchado» de Francisco Nicolás, ya que sospechan que podría haber comprado otro móvil para que no se escuchen sus conversaciones: «Aguantad unos días la intervención a ver si contrata otro teléfono», afirma Martín Blas.

Los agentes del CNI le confirman que el teléfono intervenido «no se ha movido» de la calle donde supuestamente vivía Francisco Nicolás: «No sé si él ha salido o no. Pero el teléfono no se ha movido de ningún modo» aseguran. Martín Blas muestra su intención de intentar intervenir otro teléfono: «Vamos a aguantar a ver si le localizamos otro teléfono. Vamos a intentar nosotros la intervención. Casi seguro que nos la niegan y nosotros, llegará un momento que ya no podamos más».

El hecho más grave de la conversación se produce cuando Martín Blas se refiere a su intención de intentar «lavar pruebas» presuntamente falsas del caso Nicolás, ante el temor de haber sido descubiertos. Éste afirma textualmente: «vamos tan pronto como podamos. Para lavar lo que…». Los agentes del CNI le interrumpen: «Nosotros lo que se pueda». Martín Blas prosigue: «Es algo que yo entiendo que se puede hacer antes del lunes que viene».

De estas grabaciones, se concluiría presuntamente que el CNI tenía intención de prorrogar escuchas telefónicas al ‘Pequeño Nicolás’, el comisario Martín Blas quería intervenir otro terminal telefónico y lo más preocupante, la supuesta manipulación de pruebas por ambas partes.

Tras difundirse en los medios de comunicación esta grabación, Martín Blas decidía pedir la imputación de 14 personas entre periodistas y mandos policiales y la detención de 3 de ellas. El fiscal rechazó todas estas diligencias a excepción de la imputación del periodista Carlos Mier, al que apuntan como presunto autor de la «grabación ilegal».

by BeHappy Co.