Search
La ley no permitía a Rojo continuar en el cargo un tercer mandato

El Gobierno Aznar nombra a Jaime Caruana nuevo Gobernador del Banco de España es sustitución de Luis Ángel Rojo

HECHOS

El 11.07.2000 D. Jaime Caruana tomó posesión como nuevo Gobernador del Banco de España.

12 Julio 2000

Se va un gobernador

Enrique Fuentes Quintana

En 1971 Luis Ángel Rojo se hacía cargo del servicio de estudios del Banco de España, un destino que le iba a conceder una oportunidad excepcional de aplicar el capital de sus conocimientos económicos largamente acumulados durante años. Oportunidad también para el Banco de España porque era imposible encontrar a nadie capaz de ocupar con más competencia ese puesto, que había ido convirtiéndose en centro vital de reflexión y programación de la política monetaria en todos los bancos centrales. Cuando, el 15 de julio de 1988, Rojo pasó a desempeñar el cargo de subgobernador, el cambio era espectacular. Manifestando la importancia concedida a la información, se había constituido un servicio de estadística que revolucionó los datos disponibles. Trabajos seminales realizados en ese servicio habían definido las bases de una política monetaria activa y continua capaz de contribuir a la estabilidad. Se habían diseñado, también los caminos de la política de reformas del sistema financiero. A nadie sorprendió que quien conocía tan bien la vida financiera del país, quien había inspirado la orientación de la política monetaria y el rumbo del sistema financiero fuese nombrado el gobernador que habría de definir y administrar la política monetaria autónoma del Banco de España.

El desempeño de esa autonomía bajo su mandato le ha ganado el derecho a figurar en los anales de la historia económica de España como uno de sus capítulos más brillantes. Porque, bajo su dirección, el Banco de España definiría la política de estabilidad que llevó al país a la unión monetaria europea (UME). Una política de estabilidad que se enfrentaba con el más grave mal que España ha padecido en su historia: la inflación. La denuncia de ese mal y el conocimiento de las dificultades de su erradicación eran bien conocidas por Rojo y las había manifestado con rotundidad. Lograr el comportamiento favorable de los precios, manteniendo la vitalidad de la economía y el aumento del empleo, ha sido una tarea culminaba con éxito en la que el banco emisor se ha convertido en intérprete indiscutible. Una área que acabó con el ingreso de España en la UME en 1998, al cumplir los acuerdos del tratado de Maastritcht.

Al buscar las razones del cumplimiento de este objetivo, Rojo manifestaba hace pocos meses: “Yo pienso que lo más importante de un gobernador del Banco de España es saber escuchar sus servicios. En estos tres años y medio en el que el banco ha colaborado, en el seno del Instituto Monetario Europeo en la preparación del futuro BCE y de la política monetaria única en la UE, se ha podido observar que nuestros servicios no sólo no tienen nada que envidiar a los otros países europeos, sino que, con frecuencia, los superan. Una de las tristezas que acompañan la constitución de la unión monetaria es que, tal vez, las ideas, los trabajos y la capacidad de análisis de esos servicios se vean supeditados en el ámbito de la policía monetaria europea del futuro a las ideas, los trabajos y las opiniones de servicio de otros bancos centrales menos sutiles en su entendimiento de los problemas monetarios.

Es a este gobernador, en plena madurez para el desempeño de una función vital en nuestra economía, al que una absurda regulación de la ley establece su obligatorio relevo. Pocas decisiones acumularán un desacierto tan costoso. Un coste que sólo es capaz de estimar quien conozca lo que Rojo ha significado a lo largo de su gestión ejemplar. Se va un gobernador y todos perderemos algo con su salida.

03 Julio 2000

Relevo en el Banco

EL PAÍS (Director: Jesús Ceberio)

Con el cumplimiento del periodo máximo establecido en la Ley de Autonomía del Banco de España, Luis Ángel Rojo dejará formalmente de ser gobernador el 12 de julio y abandonará la institución en la que ha discurrido la mayor parte de su carrera profesional. Su salida del banco central marca el fin de una etapa, en parte coincidente con la entrada de España en la Unión Económica y Monetaria y la cesión al Sistema Europeo de Bancos Centrales de una parte importante de las competencias del Banco de España en materia de tipos de interés.Rojo es maestro de numerosos economistas y ha cumplido una estimable labor de pedagogo social en la lucha contra la inflación y en favor de una política económica saneada. Su contribución ha sido determinante en la modernización del análisis económico en este país. Su relevo se realiza garantizando la preservación del rigor técnico que ha de presidir las orientaciones de esa institución. El tándem constituido por Jaime Caruana (director general del banco y anterior director general del Tesoro) y Gonzalo Gil (también director general del banco), como gobernador y subgobernador, respectivamente, preserva también esa ganada tradición de consenso político en la formación de los órganos de gobierno de esta institución.

La llegada de Caruana es algo más que un cambio generacional. Será el nuevo gobernador el que tendrá que convertir en virtud la necesidad de lograr que los bancos, cajas de ahorro y cooperativas de crédito en España sigan en el camino de una mayor eficiencia, en un entorno marcado por una mayor competencia, internacionalización y nuevos riesgos, que se traducen en dificultades adicionales para la supervisión de las mismas por parte del Banco de España. La mera actuación en diversos ámbitos geográficos de las entidades financieras obliga a considerar como prioritaria la coordinación, cuando menos intraeuropea, de esa esencial función supervisora. Esta exigencia es, sin duda, más importante, en todo caso más urgente, que las pretensiones de agrupar esas competencias supervisoras en una institución distinta al Banco de España.

by BeHappy Co.