Search
Rodríguez Menéndez y el director del periódico, Bleda, serán condenados a pagar 1,5 millones y 500.000 pesetas de multa por sus insultos a Liaño

El juez Gómez de Liaño abre una investigación al diario YA y a su dueño, Rodríguez Menéndez, con registros a sus instalaciones

HECHOS

El 21.11.1997 la Unidad de Policía Judicial de la Audiencia Nacional registraron el despacho profesional del editor del diario YA, D. Emilio José Rodríguez Menéndezz, bajo la cobertura de una orden judicial firmada por el juez D. Javier Gómez de Liaño.

24 Noviembre 1997

Culero Judicial

Javier Bleda

No podía ser de otra manera, el juez Gómez de Liaño ataca a la justicia por la espalda y se convierte, como su amigo Pedro José Ramírez, en un culero, sólo que en esta ocasión hablamos de un culero judicial. El consolador del juez Liaño es más difícil de introducir porque es el mazo de la Justicia, pero como los consejos de Pedro José, amigo y jefe de la banda de criminales que operan desde la Audiencia Nacional con el apoyo de EL MUNDO, no le será difícil aprender a manejarlo para introducirlo a todos los que, por desgracia, nos debemos a la fuerza al poder establecido. Sin embargo, y mientras hacía uso del artefacto, Liaño calculó mal las distancias y se introdujo el mismo el consolador al pretender forzar a un imputado para que declare contra mi editor, contra Vera y contra mí. Espero, señoría, que el consolador mazo se atraviesa en lo más profundo de su dignidad y no se lo puedan sacar ni con una lapa de las que usan mis competidores terroristas del País Vasco y espero también que algún hombre de verdad de los que aún deben quedar en la judicatura le pongan a usted donde realmente debe estar de patitas en la calle, después de que salga de la cárcel, naturalmente.

Es para mí un honor que me imputen en un sumario al lado de Rafael Vera, quien junto con Barrionuevo fue el responsable de que el gobierno de Francia nos entregase casi doscientos etarras por la vía de urgencia o de la caída del Comando Madrid. (…) ¿Ahora dicen ustedes que se han llevado dinero de los fondos reservados? Pues no sé si lo habrán hecho, pero por mucho que se llevasen me parece poco como contraprestación por haber entregado su vida a la causa de España.

Al igual que EL AÍS y todos los demás medios, el diario YA quiere sumarse a la condena de la violación de la intimidad de este degenerado de Pedro José Ramírez y, como director del mismo, quiero aclarar que nadie relacionado con el periódico ha tenido nada que ver con la filmación y posterior distribución del vídeo. La película nos llegó por correo y los fotogramas publicados lo han sido única y exclusivamente ejerciendo el derecho a la información veraz. Información que ha sido necesaria para desvelar las mentiras publicadas en EL MUNDO sobre nuestra implicación en un montaje falso del vídeo, las cuales nos han causado un grave perjuicio económico debido a la gran difusión que ese periódico tiene. También quiero aclarar que ese derecho a informar nos ha sido censurado por una juez que ha ignorado totalmente nuestras garantías constitucionales y que ha instado a la Junta de Jueces de instrucción a que cometan un error histórico al pretender que se manifestasen contra el diario YA, lo que ha puesto a todos ellos en situación de recusación por enemistad manifiesta. Esta juez tendrá que dar cuentas en su día de la presunta prevaricación cometida y de su posible pertenencia a la banda de criminales de Pedro José Ramírez.

Por último decir que los vergonzosos acontecimientos desencadenaos en los últimos días contra mi editor, al que se le trata efectivamente como a un terrorista y se le hace presentarse a diario en la Audiencia Nacional, no hacen sino constatarme que me encuentro junto a una persona que puede tener sus defectos, qué duda cabe, pero que está dispuesto, como yo, y como otros muchos, a que en España todos podamos tocar el mango de la sartén y no sólo unos cuantos delincuentes por mucha mundología o togas que tensar.

27 Noviembre 1997

Que miedo tengo

Javier Bleda

Estoy desesperado, no puedo comer ni dormir desde que me he enterado que el juez Liaño ha pedido amparo al Consejo General del Poder Judicial para que lo defienda de mis artículos. Lo que no sabe Liaño es que el miedo que tengo sólo es superado por la risa que me provoca el saber que un juez que está más cerca de la prevaricación continuaba que de la justicia no confía en la propia institución judicial y, en lugar de denunciarme por sentirse injuriado, lo que hace es patalear a los de arriba inventado que esto es un montaje político para desprestigiarle, cosa más que imposible porque si algo no le queda a este señor es prestigio.

Nada puede extrañaarnos en toda esta turbia historia a excepción de la irregular actuación de las instituciones, que ante los ojos de los españoles se han cubierto de algo más espeso que la orina de Exuperancia. Tiene razón Lequina al aconsejar que se archiven todas las actuaciones y que dejemos la fiesta en paz por el bien de la patria, porque no sé si ustedes lo saben pero estamos siendo lo saben pero estamos siendo el cachondeo internacional con el vídel del director de EL MUNDO. Yo, por mi parte, estoy dispuesto a perdonar a Pedro José por haber querido perjudicar a mi periódico inventado que formamos parte de una trama de terroristas.

Al que no estoy dispuesto a perdonar es a mi editor, que con su confianza en mí me ha ayudado a aguantar la batalla del silencio hipócrita del resto de los medios durante más de un mes. En fin, de todas forma, como esto no se va a archivar ni se va a olvidar, lo mejor es que me preapare para lo peor, y es que me ha contado un confidente que Pedro José le está pagando a un primo de Exuperancia un tratamiento a base de Zumosol para que me apañe por detrás en la cárcel después de que el Consejo General del Joder Judicial (según consta en Boletín Oficial) decida enviarme a la hoguera.

22 Noviembre 1997

El periodista y el juez, viejos conocidos

Editorial (Director: Joan Tapia)

La apertura en la Audiencia Nacional de un proceso paralelo al que ya sigue un juzgado ordinario de Madrid constituye una decisión susceptible de provocar controversia, como poco, por dos motivos de distinta índole: uno de orden jurídico, dada la aparente dificultad para justificar el inicio de unas diligencias de ningún modo relacionadas directamente con materias que puedan ser de su competencia; otro, referido a las suspicacias que la decisión puede ocasionar a causa de las concomitancias y sintonía de pareceres entre el juez Javier Gómez de Liaño y el periodista Pedro J. Ramírez, a quien la indagación judicial emprendida por aquél tiende a proteger.Al respecto de ese segundo motivo cabe resaltar en primera instancia el argumento bajo el cual Liaño ha abierto el procedimiento: una supuesta salvaguarda de las informaciones e investigaciones sobre los GAL. Una materia en la que el juez instructor del caso Lasa-Zabala y El Mundo han trabajado siempre en paralelo, hasta -el punto de surtirse mutuamente de información a menudo sensible y hasta ese momento reservada. No son pocas las ocasiones en las que el rotativo ha publicado material de un sumario de los GAL declarado secreto. Las coincidencias de criterio han ido más allá de, las informaciones de los GAL. El diario que dirige el principal afectado por la supuesta trama que ahora Liaño quiere desmontar ha estado siempre del lado del juez desde que éste comenzó a ser más conocido de lo que ya es comprensible en su cargo. Ramírez y Liaño no dejaron nunca de defender -el primero desde El Mundo y el segundo desde la Audiencia- al grupo de fiscales que acabó denominándose de los «indomables», entre ellos la propia compañera sentimental del juez, María Dolores Márquez de Prado, que fue trasladada ( … ) a raíz de «su acritud y sus excesos verbales» para con magistrados de la Audiencia, y hoy es el día en que el fiscal jefe de la Audiencia, Eduardo Fungairiño, exhibe un amplio retrato de Márquez de Prado en primer plano de un mueble de su despacho. Cuando se investigaron las actitudes de los «indomables», el entonces responsable de la inspección de la Fiscalía, Eduardo Martínez Zato, atribuyó su rebelión contra el que era su jefe, José Aranda, a la decisión de éste de querellarse contra el ex banquero Mario Conde, sin antes consultarles a ellos. Y, cerrando el círculo de las viejas amistades, nadie duda de la coincidencia de intereses entre Mario Conde, condenado a seis años de prisión por el caso Argentia Trust yque el próximo día 1 se enfrenta al gran juicio de Banesto, y El Mundo.22 de noviembre.

22 Noviembre 1997

El mismo juez y similares actores que en el 'caso Sogecable'

Editorial (Director: Antonio Franco)

La sorprendente decisión de Gómez de Liaño de abrir un procedimiento paralelo para investigar el vídeo del director, de EL MUNDO guarda similitud con el caso Sogecable, que instruyó el mismo juez y en el que ímputó al presidente de Prisa, Jesús de Polanco. Pedro J. Ramírez, enemigo irreconciliable del editor de Prisa, atizó el fuego de este sumario desde las páginas de su diario. En aquel caso fue el periodista Jaime Campmany el que presentó una denuncia contra Sogecable, apoyada en un informe que publicó la revista Época.Las buenas relaciones de Liaño y su fiscal Ignacio Gordillo con personas cercanas a EL MUNDO, como el letrado Antonio GarcíaTrevijano, quedaron en evidencia al investigar el Supremo la supuesta trama tejida por ellos contra Polanco.

Ahora, ese mismo juez y ese mismo fiscal han asumido una investigación que afecta a Ramírez tras tomar declaración a un misterioso testigo. De nada ha servido que hubiese ya una juez investigando el asunto. Además, se da la circunstancia, de que desde el entorno de Ramírez -en concreto, su compañera, Ágatha Ruiz de la Prada- se ha acusado a PRISA de estar detrás del escándalo.

by BeHappy Co.