Search
El MeeToo se lleva por delante a otra figura histórica de la televisión norteamericana

Charlie Rose, el presentador estrella de la CBS, televisión progresista de EEUU, despedido por acoso sexual a sus empleadas

HECHOS

Fue noticia el 22 de noviembre de 2017.

Los medios progresistas de EEUU, que habían disfrutado viendo caer por acoso sexual a dos de las figuras que más odiaban, Roger Ailes y Bill O´Reilly, por acusaciones de acoso sexual se han llevado un jarro de agua fría al ver caer a Charlie Rose: «¿Tú también, Charlie?», era una frase repetida.

Para los medios progresistas Charlie Rose, de 75 años, presentador estrella de la cadena CBS News (Grupo Viacom, el mismo grupo propietario del estudio de cine Paramount) era la personificación intelectual de la ética del buen periodismo, un maestro y un señor que ha ido ganando predicamento al sumar temporadas, y todo ello se derrumbó esta semana.

Su imagen quedó echa trizas cuando THE WASHINGTON POST desveló que ocho mujeres – dando los nombres y apellidos de tres de ellas – sufrieron los zarpazos y las garras del animal que llevaba dentro el supuesto ‘hombre modelo’. Las denuncias por acoso sexual sitúan casos comprendidos entre 1990 y 2011. El arco de las víctimas se extiende de mujeres de 21 a 37 años.

Siempre se da una misma circunstancia. Ellas buscaban trabajo y él se lo ofrecía como redactoras o productoras de su programa ‘Charlie Rose Show’ por el que han pasado una larga lista de personalidades, desde presidentes a estrellas de cualquier terreno. Él las sometía a un examen: tocarles muslos, nalgas o los pechos, las recibía sin ropa si acudían a su casa de Bellport (Long Island) por razones laborales o las telefoneaba con nocturnidad y las atosigaba con sus ensoñaciones: «Me gustaría que estuvieras aquí en mi piscina, bañándote desnuda». A la que se resistía o no mostraban predisposición, a la calle. En el sector era conocida esta afición del presentador como ‘Los ángeles de Charlie’.

«Él era un depredador sexual», asegura Reah Bravo. Algo similar sostienen Megan Creyt o Kyle Godfrey-Ryan. El caso Rose también ha salpicado a directivos de la cadena. En el relato de las víctimas aseguran que se dirigieron a Yvette Vega, productora ejecutiva del programa y este se limitaba a responder diciendo «así es Charlie». La periodista Irin Carmon ya intentó sacar en 2010 el caso ‘Ángeles de Charlie’ en Jezebel, pero el tema le fue rechazado. Ella cree que por el miedo que se tenía a Rose, un miedo que ha desaparecido tras el caso de Harvey Weinstein, que está causando la caída de muchas figuras poderosas del sector audiovisual de Estados Unidos por el movimiento ‘MeeToo’.

Ahora Charlie Rose no sólo se ha quedado sin su programa ‘This Morning’ de la CBS, sino que también ha quedado fuera de todas sus colaboraciones en PBS (medio público) y en Bloomberg TV. Rose ha emitido su comunicado en el que pide disculpas aunque asegura que el relato de sus víctimas no se ajusta a la realidad.

by BeHappy Co.