13 agosto 1921

El político conservador volverá a contar con Juan de la Cierva y además incorporará al catalanista Francesc Cambó

El Rey Alfonso XIII vuelve a recurrir a Antonio Maura Montaner para la presidencia del Consejo de ministros una última vez

Hechos

El 13.08.1921 se formó un nuevo Consejo de Ministros en España presidido por D. Antonio Maura.

Lecturas

El 14 de agosto de 1921 D. Antonio Maura Montaner, del Partido Conservador, es nombrado presidente del consejo de ministros en España por el Rey D. Alfonso XIII ante la dimisión de D. Manuel Allendesalazar, en el poder desde el 13 de marzo de 1921, en un mandato en el que no ha conseguido la popularidad.

El nombramiento del Sr. Maura supone una baza del Rey D. Alfonso XIII con el objetivo de que intente estabilidad en España tras años de agitación. El gobierno aguantará hasta el 8 de marzo de 1922.

LOS MINISTROS DEL NUEVO GOBIERNO MAURA

D. Juan de la Cierva – Ministro de la Guerra

D. Francesc Cambó – Ministro de Hacienda

D. González Hontoria – Ministro de Estado

D. Francos Rodríguez – Ministro de Gracia y Justicia

Conde de Coello de Portugal – Ministro de Gobernación

Sr. Maestre – Minitro de Fomento

Sr. Silló – Ministro de Instrucción Pública

Sr. Matos – Ministro de Trabajo.

EL ASCENSO DEL CATALANISMO POLÍTICO

francesc_cambo1918 El nombramiento del líder catalanista D. Francesc Cambó (de la Lliga Regionalista) supone la demostración de fuerza del nacionalismo catalán que viene influyendo de manera clara en la política de ámbito nacional desde 1918.

El Análisis

Maura: Un líder superado por las circunstancias

JF Lamata

El nombramiento de Antonio Maura el 14 de agosto de 1921 como presidente del Consejo de Ministros, bajo el auspicio del Rey Alfonso XIII, refleja no un renacimiento político, sino la decadencia de un líder en el ocaso de su carrera. Maura, una figura que en otros tiempos fue vehementemente anti-nacionalista catalán, se ve ahora forzado a incluir a Francesc Cambó, un prominente catalanista, como Ministro de Hacienda. Este hecho subraya la fortaleza del nacionalismo catalán y la debilidad de un gobierno que apenas resistió un año, finalizando el 8 de marzo de 1922. La inclusión de Cambó no sólo evidencia la influencia creciente de la Lliga Regionalista desde 1918, sino también la incapacidad de Maura para ofrecer soluciones firmes en una España cada vez más dividida y agitada, marcando así el epílogo de su vida política.

J. F. Lamata