Search
Los accionistas que gestionaron TELECINCO en su primer periodo hicieron cambios fraudulentos de propiedad de acciones

Estalla el ‘caso TELECINCO’: El juez Garzón imputa a todos los antiguos accionistas del canal, incluidos Berlusconi y Miguel Durán

HECHOS

  • El 28.03.1998 el juez Baltasar Garzón imputó a D. Silvio Berlusconi y D. Javier de la Rosa por fraude.
  • El 28.04.1998 el juez Baltasar Garzón decretó libertad bajo fianza para el ex presidente de TELECINCO, D. Miguel Durán, ex vicepresidente D. Santiago Muñoz Machado, y los ex accionistas D. Rafael Álvarez Buiza y D. Ángel Medrano.

D. Silvio Berlusconi, D. Miguel Durán, D. Santiago Muñoz Machado, D. Javier de la Rosa o D. Ángel Medrano fueron las cabezas visibles de las sociedades como Mediaset, ONCE, Telefuturo y Demde para que el control mayoritario de la compañía estuviera en manos de sus gestores saltándose la norma que prohibía que ningún socio de un operador de televisión en España tuviera más de un 25%.

La mayoría de los imputados permaneció en segundo plano salvo D. Miguel Durán, que concedió numerosas entrevistas para defenderse y replicó a artículos en su contra como los de D. Antonio Burgos.

12 Abril 1998

Miguel Durán, da el cuponazo

Antonio Burgos

Durán, hijo, me has decepcionado. No sabía yo que le ibas a hacer a la ONCE esta jugada. No hay derecho. No hablo de la venta de acciones, ni de Berlusconi, ni de Carlotti, que luego vienen y anuncian querellas, como Jesulín anuncia lo del 9 para llamar a la Jesulina. Que digo, Miguel, que has perdido la oportunidad del siglo para hacer la gran propaganda a tus ciegos de tu alma. Mira, cuando salió todo esto de los miles de millones, tenías que haber dicho que es que te había tocado el cuponazo.

EL CUPONAZO bien entendido, Miguel, como la caridad, empieza por uno mismo. «Nadie da lo que no tiene», ¿y cómo tú, si no eras rico, podías hacer rica en España a tanta gente? Tenías que haber hecho como un consejero de Economía que había en la Junta de Andalucía, que acabó de consejero de uno de los grandes de la banca, y que en el fragor de la batalla del enronquecimiento de los socialistas que llegaron al poder con una mano detrás y otra delante, le tocó dos veces el gordo de la Lotería, fíjate qué suerte. Creo que contrató a un lotero para decir que él era quien le había dado el gordo al consejero. Podrías Miguel, haber contratado, ¿qué digo yo, a Maspapas de la Isla, uno de los más famosos vendedores del cupón, para que hubiera dicho que él fue el que le dio el cuponazo al señorito? Y así, además, el resto hubiera quedado precioso. Yo te daba mucha relevancia, Miguel, la importancia del dinero, pero ahora ya, no sé…

Y YO QUE me creía que media Extremadura era tuya… ¿Quién va a comprar un cupón después de esto, si con el cupón no se puede comprar media Extremadura ni nos saca de pobres? Tus cortijos cuadraban perfectamente con las ovejitas de Carmen Sevilla. Bucólico y perfecto: tú ponías los cortijos y Carmen Sevilla, las ovejitas. Espero que si Carmen Sevilla es la próxima parada de Garzón en su viaje por la España del pelotazo no diga que sus ovejitas son de los paquetes de Norit…

Antonio Burgos

14 Abril 1998

Durán replica a Antonio Burgos

Miguel Durán

Aprovecho su magnanimidad para contestar una columna publicada el pasado domingo por mi querido Antonio Burgos. A él me dirijo.

Das por cierto, Antonio, lo de los millones que se me atribuyen. Te juro que, si los encuentro, nos vamos a pegar tú y yo, en compañía de otros (ya sabes a quiénes me refiero), la juerga más notable y «ostentórea» que imaginarte puedas. Pero, el caso es que no los tengo, Antoñito de mis entretelas; que los busco y no los veo: ¿será, quizá, un problema de gafas? Está claro que tengo que ir al oculista o a Rappel ¿quién sabe?

Yo no jugué al cupón mientras dirigí la ONCE. Imagínate mi salado e irónico Antonio: si hubiera jugado y me hubiera tocado, aunque el mismísimo Maspapas hubiera certificado sobre la Biblia, todos, incluido tú (que tienes una especial propensión a la credulidad en lo que a mí respecta), habrían pensado que yo había amañado el sorteo y las «locuciones» de nuestra querida Carmen Sevilla. ¡Quien evita la tentación, evita el peligro!

El dinero que tengo proviene, mi querido Antonio, del trabajo y no de ningún cuponazo (la ONCE sabe hacer su propia publicidad). En parte, proviene del «medio kilo» que a ti y a mí nos pagaba Telecinco por cada uno de los programas de El repaso.

En cuanto a las ovejas de Carmen Sevilla, no podrán pastar en mis fincas de Extremadura y de Andalucía, sencillamente, porque miente quien me las atribuye, o sea, que no las tengo. ¡Tonto de mí! Pero es verdad, querido Antonio, que en España hay ovejas, cabras, cabrones y cabronadas. Tú, por supuesto, al igual que yo, no tienes ni ovejas ni cabras; pero yo te deseo para ti y para todas tus plumas la mejor suerte en eso de escribir y ganar pasta, que ya sabes, Antoñito de mi alma, que eso no es pecado.

Lamento no poder acceder a hacer trampas para que te toque el premio gordo en el casino Bahía de Cádiz en el que nos obsequias con algunas de tus visitas. Sería como hacer trampas en el juego y tú sabes, amado Antonio mío, que eso sí que es pecado.

Por lo demás, Antonioburgos de nuestra querida Cádiz, sabes que te querré siempre, a pesar de ovejas, cabras, cabrones y cabronadas.

Miguel Durán Campos. Ex director de la ONCE y ex presidente de Telecinco. Madrid

by BeHappy Co.