Search
El líder de Falange, Manuel Andrino, desmiente lo dicho de él por Ynestrillas en 'La Reconquista del Estado'

Ricardo Sáenz de Ynestrillas publica un libro contra otros dirigentes ultras: José Luis Roberto (España 2000) anuncia que le demandará

HECHOS

En noviembre de 2010 se publicó el libro ‘La Reconquista del Estado’ de Ricardo Sáenz de Ynestrillas.

LAS ACUSACIONES DE YNESTRILLAS EN ‘LA RECONQUISTA DEL ESTADO’ CONTRA…

 «José Luis Roberto está empeñado desde hace años en dirigir al a sombra – para no perjudicar sus múltiples negocios – algún movimiento político que hinchara su inconmensurable ego y donde pudiera dar rienda suelta sus ansias frustradas de poder. ‘El Cojo’ buscaba que el responsable de un partido al que él quería mangonear desde la sombra, dependiese económica y laboralmente de él, así como acostumbrar al partido a su potencial financiación periódica hasta crear en éste dependencia. Así, me tendría cogido y podría manipularme a su antojo por miedo a que ‘El Cojo’ cerrara un día el grifo, lo cual supondría quedarme en la calle política, financiera, laboral y económicamente hablando. Esta misma estrategia le funcionaría con diversos personajes de los que Roberto se sirvió para meter las narices en el mundillo político en Madrid. También en la misma Valencia: Juan Manuel Crespo dirigente en 1996 de Falange Española – Frente Nacional Sindicalista. Más tarde, Eduardo Arias caería también en ese engaño…»

«Eduardo Arias estaba empecinado en emularme servilmente mientras me traicionaba interiormente. Aprovechó para, encomendado por mi para relanzar la jefatura provincial de Madrid de AUN, utilizar su función delegada para pergeñar su plan secesionista. La realidad es que su intento desgarrador sólo surtió efectos morales como los que acompañan a toda decepción tras una traición. Pero en la práctica se tradujo en una decena de prófugos que robaron, eso sí, todos los ficheros de la organización para ir tocando uno a uno todos los militantes a nivel nacional.  No era la primera vez Eduardo Arias que lo hacía. Su primera militancia fue en Nación Joven, escisión del Frente Nacional de Blas Piñar. La segunda fue su oposición interna al MSE en cuyo seno entró parte de nación Joven que Arias se encargó también de romper. Luego en AuN protagonizó la escisión de Patria Libre ya mencionada. Más tarde entraría en La Falange-FE tras su nueva escisión de FE de las JONS y la minaría desde dentro, terminando en España 2000 al servicio del mafioso y confidente proxeneta dirigente de Levantina de Seguridad y, simultanemante, de ANELA. Arias también es abogado de esta asociación al servicio de los chulos de puta más influyentes de España. Ahora representa, presuntamente, a otro de esos grupetes nuevos que aparecen en pro de la unidad. La misma que sus seguidores, y él mismo, han ido destrozando sistemáticamente: Nudo Patriota Español. Eduardo Arias llegó a representar para mí un apoyo tan grande como la traición que años más tarde me realizaría. Traidor y cobarde».

 «Desde que ocupó la jefatura tras ser elegido en un Congreso Nacional del partido, Diego Marquez Horrillo se ha permitido el lujo de sentar cátedra sobre el genuino nacionalsindicalismo al tiempo que servía de tapón, de obstáculo para los auténticos objetivos de cualquier proyecto falangista que pudiera tenerse como tal: la revolución pendiente, a través de la cual se nacionaliza tierra, agua y todos los grandes servicios públicos, promoviendo la autogestión y el cooperativismo.  Aun a pesar de que fue el sucesor de uno de los más inveterados cargos franquistas, Fernández-Cuesta, y a pesar de haber formado parte de la coalición con Fuerza Nueva, Alianza Nacional 18 de Julio – en 1977 – y repetir socio bajo el nombre de Unión Nacional – en 1979 – ha resaltado por sus ejercicios de hipocresía antifranquista, por su aparente purismo nacionalsindicalista, martillo de herejes falangistas y baluarte modélico de las más sagradas y profundas raíces revolucionarias y sindicalistas. En sus esperpénticos ejercicios de funambulismo marginal y político ha llegado a estrechar la mano y a enlazar en sus páginas oficiales, al multimillonario embaucador subvencionado por el Estado, Esteban Ibarra, con tal de no engrosar el saco de los fachas apestados del sistema. Lo más reprochable, lo más hipócrita, lo peor de su actitud y su mandato ha sido la forma en que se ha ganado la vida en las últimas décadas: como testaferro de chiringuitos financieros, máxima expresión del ultracapitalismo explotador y fraudulento, perseguido por el propio sistema capitalista vigente y por su Comisión Nacional del Mercado de Valores.

«Pesó en mi conciencia el hecho comprobado de la facilidad con la que Manuel Andrino Lobo portaba su arma – sólo con una licencia de tiro olímpico – por todos los lugares sin ninguna precaución, sin ninguna cautela, sin ningún temor. En todo momento se permitía el lujo de lucir y exhibir ostentosamente en su cintura o mariconera – de copas, en actos públicas, en las subidas al norte donde consta la presencia de policías y loas más que presumibles cacheos – el arma de fuego cuya licencia corresponde a la Federación de Tiro Olímpico y que no le permite portarla encima, ni tampoco fuera del trayecto vivienda – campo de tiro y viceversa íntima y comprobaba de saberse protegido y con su seguridad personal garantizada. Me consta que llegó a tener al menos dos detenciones, en el transcurso de enfrentamientos con agresiones e incluso apuñalamientos, en las que portaba su arma encima y tras las cuales se le dejó en libertad sin la más mínima advertencia, sanción o siquiera la requisa del arma indebidamente utilizada. Todo ello me hacía sospechar sobremanera unido a sus sospechosos contactos con un jefe de la Guardia Civil del CNI… Me puse en contacto con otros camaradas que antes habían servido al as órdenes de Andrino y me confirmaron mis sospechas, que eran también las suyas. De hecho tal desconfianza fue precisamente la causa de su baja en la falange de Andrino: ya no se fiaban de él».

 «Un advenedizo incorporado a la política como quien dice anteayer, José Fernando Cantalapiedra, y a la falange ayer, sin bagaje político de ninguna especie, sin organización ni proyecto ni equipo humano más allá de media docena de personas, consideró que el nombre de La Falange le pertenecía en virtud de que una vez le nombraron jefe. Y esto, aun cuando los que así lo hicieron le retiraron su confianza en un congreso con todas las garantías y con el peso específico de la Vieja Guardia, en todos los sentidos, de la más histórica falange».

  «Pérez Corrales como presidente de Democracia Nacional trató de organizar una traición contra mí. Pergeñó un maquiavélico plan consistente en intentar apropiarse de nuestra reputación y la resonancia de nuestras campañas y nuestros logros, pero prescindiendo de los autores de los mismos. Engañar con insidias y difamaciones varias a los ejemplares militantes de AUN con el objetivo de que traicionasen a sus jefes».

.

 «Ernesto Milá ha militado en el Partido Español Nacional Socialista, CEDADE, Estado Nacional Europeo y Democracia Nacional. Principal sospechoso de ser autor de los atentados de Bolonia y de la sinagoga de la calle Copérnico de París. Histórico confidente del Estado».

.

 «Pedro Pablo Peña, Secretario de Formación de la Alianza por la Unidad Nacional usurpó ilegítimamente las siglas AUN para incluirlas en el grupo de skinhead Alianza Nacional, faltando a todos sus compromisos. La transformaron, mediante engaños y promesas hacia mí que jamás cumplieron en un grupo de neonazis – rapados en su mayoría – que no coincidía con el genuino AUN ni en ética, ni en estilo, ni en ideario, programa , estrategia, personas u objetivos».

CONDENA A YNESTRILLAS EN 2017

La sentencia del caso no llegaría hasta 2017 (con Juanma Crespo en paradero desconocido)

Se condena a Ricardo Sáez de Ynestrillas Pérez como responsable directo de un delito de Calumnias, con atenuante de dilaciones indebidas, a multa de 12 meses con cuota diaria de 15 euros (5475€)con la responsabilidad personal subsidiaria en caso de impago del articulo 53 del CP.

Se le condena al pago de las costas procesales causadas, incluida la de la acusación particular.

Se le condena a que indemnice a D. José Luis Roberto en la cantidad de 3.000€ responsabilidad de la que responde solidariamente, en base al articulo 212 la editorial SEPHA , más los intereses legales del articulo 576 LEC

Además el acusado deberá difundir públicamente, a su costa, los hechos probados y fallo de esta sentencia en un diario de tirada nacional.

Que sirva de ejemplo que no hay impunidad para quien injuria y que todos aquellos que basan su existencia en la mentira y la calumnia contra nosotros serán perseguidos y castigados.

No queremos dejar pasar esta nota sin transmitirle a nuestro querido José Luis Roberto un fuerte abrazo y un cariñoso saludo de todos los hombres y mujeres que formamos España2000.

13 Enero 2011

La conjura de los necios

José Luis Roberto

En esta nación de “reality show” cuando un necio se erige en protagonista acaba arrastrando otra -cohorte de necios guiados habitualmente “por su nariz”.

Ynestrillas escribió su segundo libro en el cual me dedica determinados capítulos , creyendo como mal abogado, que bastaría con poner una historia extrafalararia en boca de un delincuente actualmente en busca y captura (JM), y que de esta manera se quedaria al margen.

No entro a comentar los aspectos de la historia, más apropiada a un mutuo subidon de las fosas nasales, que ni siquiera a un parecido lejano con la verdad.

En su día no presente la correspondiente denuncia por cuatro razones perfectamente explicables:

1.- Aunque creo que de Ynestrillas cuanto más lejos mejor no es mi intención provocar por una denuncia penal que vuelva a visitar el “hotel” del que ya ha sido huésped.

2.- Una reclamación dineraria a dos insolventes (JM y RY) es una ardua labor y un pleito de secano.

3.- Entrar en la denuncia es darle más publicidad y más protagonismo a quien no lo merece.

4.- No tengo tiempo para perderlo.

Sin embargo ahora aparece el tercero en discordia en esta conjura dando palmas con las orejas (me refiero a MC), con otra serie de sandeces y falsedades que tienen más transcendencia porque rompen el equilibrio que debería tener alguien que es presidente de un partido político.

Así las cosas no me queda más remedio que llevar a los tribunales a los dos primeros, el tercero no vale la pena, a los efectos que demuestren lo que dicen (lo que es imposible porque es falso), o que por el contrario paguen con las penas del vigente Código.

Lo gracioso de esto es que los tres individuos, que han cumplido prisión por distintos delitos comunes, con menos años de cotización a la SS que un taburete sin patas, busquen en su enfermedad paranoica (es interesante ver el significado de esta palabra) una justificación a sus males y que esa justificación tenga que ser yo.

No le doy más importancia a unos delirios en los que la Administración de Justicia no debería perder el tiempo, pero no queda más remedio que cortar el tema y sentarlos en el banquillo.

07 Noviembre 2010

Comunicado del Jefe Nacional de Falange

Manuel Andrino Lobo

Ante las imputaciones realizadas contra mi persona por el camarada Ricardo Sáenz de Ynestrillas en su último libro, niego ante mis militantes los hechos que sobre mi persona se imputan. Considero que dichas afirmaciones han sido puestas en conocimiento del camarada Ynestrillas por boca de terceros, a su vez desconocedores de los hechos acaecidos en las situaciones citadas, con el único objeto de desprestigiar a esta organización política y a sus jefes, como tiempo atrás se intento con otros Jefes Nacionales.

Desconozco si dicha conducta obedece a algún rencor que Ricardo pueda guardar contra quienes, contra lo que él manifiesta, nos seguimos considerando sus camaradas y le seguimos teniendo por tal, o bien obedece a otros intereses, entre los que no resulta descartable el lanzamiento de un nuevo movimiento político que, previa la confusión sembrada en nuestras filas, pretenda nutrirse de nuestra militancia y de nuestros simpatizantes.

Fdo:Manuel Andrino Lobo.
Jefe Nacional de FE-La Falange.

21 Abril 2011

Un libro aviva las divisiones ultras

Diagonal

Las maltrechas relaciones entre las diferentes facciones ultraderechistas españolas se han visto salpicadas por un nuevo escándalo. El controvertido ultra Ricardo Sáez de Ynestrillas acaba de publicar un libro, La Reconquista del Estado, con el que pretende “desenmascarar” a la ultraderecha española.

Pese a la proximidad de las elecciones municipales y autonómicas, en las que varias organizaciones de extrema derecha han puesto la esperanza de cosechar algún resultado positivo, las peleas se recrudecen. El año pasado se produjeron agresiones entre militantes de España2000 y de Democracia Nacional, que según sus propios relatos incluyeron navajazos y ataques incendiarios. También en 2010 fracasó, entre descalificaciones mutuas, la breve experiencia del “tripartido patriota”, el último intento de unidad entre neonazis y neofascistas. Esta alianza formada por España2000, el Movimiento Social Republicano (MSR) y el Frente Nacional (FrN), resultó una aventura fallida por las diferencias entre sus dirigentes. Luego, la exitosa aparición en escena de la plataforma xenófoba del ultra catalán Josep Anglada y los coqueteos de este y de España2000 con España y Libertad (EyL), abiertamente prosionista, ahondaron las divisiones en la extrema derecha. Ahora, con el libro de Ynestrillas aparece una nueva fractura que aleja más si cabe la posibilidad de un proyecto unitario ultra en el Estado español.

Según recoge Ynestrillas, parte de responsabilidad de la desactivación de la extrema derecha española la tiene el PP, que habría ofertado al actual líder de España2000 y entonces abogado de la Falange Española- Frente Nacional Sindicalista (FEFNS) “ayudas económicas” a cambio de que no se presentaran a las elecciones de 1999 y así no le hicieran sombra al PP en caso de resultados ajustados. Lo cierto es que “los falangistas” no se presentaron y en la era Zaplana, la Generalitat valenciana otorgó suculentos contratos públicos –cerca de seis millones de euros– a la empresa de seguridad de Roberto, Levantina de Seguridad.

El libro contiene una extensa entrevista a Juan Manuel Crespo, que fue un hombre de confianza de José Luís Roberto en Levantina de Seguridad y en la FE-FNS. Crespo, que ya en un libro anterior, Memorias de un ultra, denostaba la figura de Roberto, aunque refiriéndose a éste con un seudónimo, se encuentra huido de la justicia tras haber pasado un tiempo en prisión. Crespo sostiene que su encarcelamiento fue un castigo por su conocimiento de la implicación de importantes personajes y de las fuerzas de seguridad del Estado en varios episodios oscuros que nunca llegaron a investigarse. El ultra realiza graves acusaciones que incluyen asesinatos, tráfico de drogas, trata de blancas y otras lindezas.

Ynestrillas recoge además supuestas relaciones entre ultras y los servicios secretos españoles, y señala como confidentes a algunos de los ideólogos del neofascismo. Especialmente se ensaña con Ernesto Milá, antiguo miembro del Partido Español Nacional Socialista (PENS) y hoy uno de los estrategas de España2000. Roberto presentó semanas atrás una querella contra Ynestrillas por injurias y calumnias.

El Análisis

EL JUGUETE ROTO DE LA ULTRA DERECHA

JF Lamata

Teniendo en cuenta toda su vivencia personal D. Ricardo Sáenz de Ynestrillas tenía derecho a querer desfogarse contra sus ex compañeros ultras, aunque eso le ponía al mismo nivel que el ex periodista ultra D. Joan Pla cuando escribió aquel libro chivato de ‘La Trama Civil’ del 23-F donde señalaba a periodistas franquistas, de los que se sabía que eran franquistas, acusándoles del gran delito de ser franquistas. Bien, leyendo el libro de D. Ricardo Sáenz de Ynestrillas – en el que usa como testimonios a figuras como el perdedor D. Juan Manuel Crespo –  se colegía que todos los dirigentes del llamado sector ultra eran una panda de facinerosos y encima todos confidentes policiales, lo cuál no dejaba de ser original.

En realidad tras salir de La Falange acabó toda esperanza política del Sr. Sáenz de Ynestrillas al que sólo le quedó coquetear con UPyD o con Podemos sin éxito. En realidad el propio D. José Luis Roberto (España 2000) dejó claro que no le demandaba porque le temiera ya que le consideraba irrelevante, sino porque temía que ese libro lo usara D. Manuel Canduela (es decir Democracia Nacional) para arañarle votos, por lo tanto al demandar al Sr. Ynestrillas el líder de España 2000 sólo buscaba neutralizar un arma que pudiera usar su rival el Sr. Canduela. En eso había quedado convertido el Sr. Sáenz de Ynestrillas, un boomerang de juguete, de juguete roto.

J. F. Lamata

by BeHappy Co.