6 marzo 1939

El nuevo Consejo de Defensa republicano se declara enemigo del PCE a los que acusa de querer imponer la dictadura comunista y pide negociar la paz con el bando franquista

Caída de la II República: El Golpe de Casado, respaldado por Besteiro, depone al Gobierno de Negrín para forzar la rendición ante Franco

Hechos

En 6 de marzo de 1936 un grupo de militares encabezados por D. Segismundo Casado y apoyados por D. José Miaja  D. Julián Besteiro constituyeron un Consejo de Defensa deponiendo al Gobierno del Frente Popular del Dr. Juan Negrín.

Lecturas

El presidente del consejo de ministros Dr. Juan Negrín López, había dado orden de resistir y seguir combatiendo a las tropas franquistas en la Guerra Civil española a pesar de que él, personalmente, ya se encontraba en el exilio y que la II República había perdido casi toda la legitimidad tras la decisión de los Gobiernos de Reino Unido y de Francia de reconocer al Gobierno de Franco y después de la dimisión de D. Manuel Azaña Díaz como Jefe de Estado. El Dr. Negrín defendía que seguía siendo el jefe de Gobierno legítimo, pero situado a salvo fuera del territorio nacional.

Esta situación dentro del bando republicano termina cuando un grupo de militares republicanos dirigidos por el coronel D. Segismundo Casado López dan un golpe de Estado a los restos de la administración del Frente Popular que quedaba y forman el Consejo Nacional de Defensa bajo la presidencia del general D. José Miaja Menant, el 5 de marzo de 1939 y del que también forma parte D. Julián Besteiro Fernández (PSOE), que asume el cargo de Consejero de Estado, D. Wenceslao Carrillo (PSOE), D. Bruno Navarro (UGT), D. Juan Gómez Egido (PSOE), D. José del Río (Unión Republicana) y D. Manuel Gómez Marín (Movimiento Libertario). El objetivo prioritario del Consejo de Defensa es negociar la rendición ante las tropas franquistas.

El PCE considera traidores a todos los miembros del Consejo de Defensa y en enfrentamientos a tiros con partidarios del Consejo de Defensa caerán muertos D. José Pérez Cazzolo, D. Arnoldo Fernández Urbano, D. Joaquín Otero Gómez y D. Ángel Peinado Leal.

Desde el exilio el Dr. Negrín López se sigue considerando presidente del Gobierno de la República en el exilio y el Sr. Martínez Barrio jefe del Estado de la República en el exilio.

Al comenzar 1939, ya nadie creía en la victoria republicana. Don Manuel Azaña decidió tirar la toalla dimitiendo como jefe de Estado y marchó al exilio. El doctor Negrín, jefe de Gobierno, marchó igualmente al exilio pero sin dimitir y ordenando además que la lucha continuara.

El resultado fue que un grupo de militares republicanos como el general Miaja, el coronel Casado y el ex presidente del PSOE, don Julián Besteiro dieron un golpe de Estado contra el doctor Negrín y tomaron el poder al frente de un Consejo Nacional para pedir la paz y, lo más peculiar es que lo hicieron en nombre del anticomunismo. Toda la prensa de Madrid apoya la iniciativa de aquel Consejo Nacional y arremetió contra los comunistas. El resultado, enfrentamientos a tiros entre ambos, que acabó con las vidas de varios de los partidarios de aquel consejo:

La República, hoy en peligro a causa del levantamiento comunista. Jamás encontró Franco aliados más eficaces que los comunistas. (…) Los españoles no admitimos régimenes dictatoriales, los comunistas sí, he aquí la diferencia que nos separa. Los comunistas hablaban de República democrática en tanto los gobernantes eran fieles instrumentos de su política partidista. (Comunicado del Consejo insertado en el ABC Republicano, 7-3-1939).

LOS ARTÍFICES DEL GOLPE DE ESTADO CONTRA NEGRÍN:

El coronel Segismundo Casado encabezó al grupo de militares republicanos que estaban desesperados por poner fin a la Guerra Civil Española y de presentar su rendición a las tropas de Franco, frente a la orden del Dr. Negrín de seguir hasta el final presentando resistencia con la esperanza de que aliados europeos vinieran al rescate. Acabada la guerra no se ejecutó y se le permitió morir en liberad. Sus memorias ocasionaron una trifulca mediática.

D. Julián Besteiro, el simbólico heredero de D. Pablo Iglesias como presidente del PSOE y de la UGT, respaldó el Golpe de Casado. Había evolucionado a planteamientos anticomunistas y consideraba al Dr. Negrín un agente al servicio de Moscú. (Acabada la guerra fue la única autoridad política española que permaneció en Madrid en lugar de huir al exilio. Los franquistas no lo ejecutaron, pero permitieron que muriera encarcelado).

 D. Wenceslao Carrillo, el jefe de la corriente de seguidores del Sr. Largo Caballero en el PSOE había liderado ante la retirada de este el liderazgo de este sector. Apoyó el Golpe de Casado lo que le ha valido ser repudiado en público por su hijo, destacado dirigente del PCE.

 D. Cipriano Mera, dirigente destacado de la CNT, se ha alineado junto a Besteiro y Casado en el deseo de poner fin de una vez a la Guerra Civil española y forma parte del Consejo de Defensa.

El 29 de marzo Madrid pasaba oficialmente a manos de los franquistas y toda la prensa de la capital hablaba de “el glorioso ejército de Franco”. La Guerra Civil finalizaba a los pocos días con el general Francisco Franco convertido en nuevo dictador.

A pesar de estar depuesto, el Dr. Negrín se seguirá considerando jefe del Gobierno del Frente Popular en el exilio pese a carecer de apoyos más allá del PCE. El Dr. Negrín se mantendrá testimonialmente en ese cargo hasta que en 1945, tras finalizarse la Segunda Guerra Mundial, los partidos del Frente Popular (sin el PCE) formarán un nuevo Gobierno de ‘la II República en el exilio’ excluyéndo a Negrín de él.

08 Marzo 1939

Que la sensatez vuelva a todos y yo os aseguro que esto acabará pronto

José Miaja

Leer

Madrileños: Me dirijo a vosotros con el corazón. Llevamos cerca de tres años de lucha, con un gran derramamiento de sangre. El Gobierno único que hoy tiene la zona de la República es el Consejo Nacional de Defensa.

El motivo de la formación de este Consejo ha sido el querer terminar con la guerra de una forma humana y honrosa, y esas es la única misión que tiene. No va contra ningún partido, pues en la lucha todos han dado cuanto podían y tenían. ¡Qué más podían dar que la vida!

No queremos derramar más sangre inútil, y yo lo único que deseo – os lo dice un hombre que con vosotros ha luchado y que se cree con autoridad moral suficiente para ello – es devolver la paz a los hogares españoles. Que la sensatez vuelva a todos y yo os aseguro que esto acabará pronto. Hay quien lucha o piensa luchar por un Gobierno que no existe: por el Gobierno Negrín. ¿Sabéis donde se encuentra? En Francia. Todos debéis acatamiento al Consejo Nacional de Defensa, que se ha formado con la asistencia del pueblo y que controla todo el territorio nacional. ¡Viva España! ¡Viva la República!

José Miaja

08 Marzo 1939

El Consejo quiere impedir que el Gobieno de la España caiga en poder del comunismo

Julián Besteiro

Leer

Soldados de la República. El Consejo Nacional de Defensa se halla firme en su puesto, en Madrid. El Gobierno huidizo del doctor Negrín no se sabe donde se encuentra.

El Consejo Nacional de Defensa quiere impedir que el Gobieno de la España republicana caiga definitivamente en poder del comunismo, que tiraniza al pueblo. La lucha entablada es la lucha contra la tiranía comunista y esa lucha ha sido entablada por iniciativa exclusiva del Partido Comunista, actuando desde las alturas del Poder e infiltrado en las filas de nuestra tropa.

El Gobierno del Dr. Negrín, sin Presidente de la República, sin Parlamento, carece de toda base legal. El único Gobierno legítimo de la República es el Consejo Nacional de Defensa.

¡Pueblo antifascista! Milicianos de la República. No os dejéis engañar por ningún género de equívocos. Aprestaos a defender al Consejo Nacional de Defensa, garantía de vuestra salvación contra el intento de implantar entre nosotros el despotismo terrorista que esclaviza al pueblo.

Julián Besteiro

08 Marzo 1939

Las vergonozsas fugas de La Pasionaria y Jesús Hernández

Segismundo Casado

Leer

Tengo la satisfacción de proclamar ante el mundo entero que reina la más absoluta tranquilidad en toda España, excepción de Madrid, donde los comunistas desesperados por su fracaso a última hora engañaron a la tropa de algunos batallones que en criminal aventura pretenden dar un golpe de audacia, al mismo tiempo que sus execrables dirigentes, con Pasionaria y Jesús Hernández a la cabeza, emprendían la más vergonzoa fuga a Orán sin despedirse del Gobierno, cuyos miembros se trasladaron en avión a Marsella.

La perversidad de estas gentes, que pretendieron implantar el comunismo en España cuando ésta se considerbaa liberada, han creado en la madrugada de hoy un estado de confusionismo, que proporcionará a Madrid un día de luto, a las veinticuatro horas de haber experimentado una de sus mayores alegrías. ¡Viva España! ¡Viva la República!

Segismundo Casado

El Análisis

BESTEIRO vs NEGRÍN

JF Lamata

El golpe de Estado liderado por el coronel Segismundo Casado el 5 de marzo de 1939 marcó el final definitivo del Gobierno de la II República Española. Ante la orden del Dr. Juan Negrín de seguir combatiendo desde el exilio, un grupo de militares republicanos, encabezado por Casado y apoyado por figuras clave como el general José Miaja y Julián Besteiro, formaron el Consejo Nacional de Defensa. Este nuevo órgano tenía como objetivo prioritario negociar la rendición ante las tropas franquistas y poner fin a una guerra que, para entonces, ya era vista como perdida. La participación de Besteiro, el antiguo número dos de Pablo Iglesias y un destacado miembro del PSOE, fue crucial, ya que representaba la postura de aquellos que, desde dentro del partido, se oponían a la influencia comunista en el gobierno republicano.

El Consejo Nacional de Defensa se enfrentó no solo a los franquistas, sino también a los comunistas, quienes consideraban a sus miembros como traidores. En los enfrentamientos que siguieron, murieron varios partidarios del Consejo, lo que subrayó la desesperación y la fractura interna del bando republicano. A pesar de la controversia, la historia oficial del PSOE, liderada moralmente por Indalecio Prieto, mantuvo un respeto por la figura de Besteiro, destacando su valentía y su deseo de poner fin al sufrimiento inútil. En contraste, Negrín fue retratado como un traidor, manipulado por los comunistas, cuyo mandato desde el exilio carecía de legitimidad y apoyo más allá del PCE. Así, el golpe de Casado no solo selló el fin del Gobierno de la II República, sino que también dejó una huella indeleble en la memoria histórica del socialismo español, diferenciando a los que buscaron una paz pragmática de aquellos que, como Negrín, insistieron en una lucha ya perdida.

J. F. Lamata