Search
El socialista Joan Raventos y el derechista Juan Echevarría, los grandes derrotados de las primeras elecciones, mientras que los comunistas del PSUC logran la tercera posición

Elecciones Catalunya 1980: Jordi Pujol (CiU) gana por sorpresa a Joan Raventos (PSC-PSOE) y gobernará en coalición con ERC

HECHOS

En marzo de 1980 se celebraron las primeras elecciones al Parlamento Autonómico de Catalunya, en las que ganó por mayoría simple la coalición Convergencia i Unió (CiU) liderada por D. Jordi Pujol.

TARRADELLAS CEDE EL TESTIGO A SU ENEMIGO

pujol_tarradellas D. Josep Tarradellas, el histórico Presidente de la Generalitat en el exilio, a quien el Gobierno Suárez, por indicación expresa del Rey Juan Carlos I, había restituido como presidente de la Generalitat de Catalunya con carácter provisional hasta que se constituyera el primer parlamento democrático, cedía ahora el testigo a D. Jordi Pujol, con quien mantenía profundas discrepancias personales y políticas. Durante el acto de traspaso de poderes el Sr. Tarradellas aseguraría que el Sr. Pujol le prohibió gritar «¡Visca Espanya!», extremo que el Sr. Pujol negaría desde la prensa catalana.

Convergencia i Unió

Jordi Pujol

43 escaños

D. Jordi Pujol se presentaba al frente de la coalición que formaban la organización nacionalista liberal Convergencia Democrática de Catalunya (CDC, de la que él era Secretario General) y la formación nacionalista democristiana Unió Democrática de Catalunya cuyo cabeza visible era D. Miquel Coll).

Obtuvo una clara victoria, aunque sin mayoría absoluta, por lo que tuvo que necesitar los votos de ERC y UCD.

Partido de los Socialistas Catalanes - PSOE

Joan Raventos

33 escaños

D. Joan Raventós estaba convencido de su triunfo dado los buenos datos socialistas en las elecciones generales. Pero en aquella madrugada electoral se vio con la sorpresa de que no podría gobernar y que los socialistas no podrían dominar la Generalitat como habían dominado ayuntamientos y diputaciones.

El Sr. Raventós culpó a los andalucistas del PSA de restar votos al PSC. Aunque siguió unos meses al frente del PSC, terminaría dejando el liderazgo del partido al llegar D. Felipe González al poder (1982) para ocupar puestos diplomáticos.

Partido Socialista Unificado de Catalunya

Josep Benet

25 escaños

Los comunistas del PSUC apostaron fuerte en aquellos comicios presentando la candidatura del prestigioso intelectual D. Josep Benet, el senador más votado en las elecciones de 1977. El Sr. Benet no era comunista (de hecho puso como condición para aceptar la candidatura que le permitieran quedarse al margen incluso el Grupo parlamentario comunista en el Paralment).

El Sr. Benet quedó en tercer lugar. En un resultado por debajo del esperado, aunque sería durante años el mejor de los comunistas. El Sr. Benet volvería a ser candidato a la presidencia de la Generalitat, esta vez en una moción de censura contra el Sr. Pujol en octubre de 1982, que también fracasó al mantener el Sr. Pujol un pacto de gobierno con ERC.

Unión de Centro Democrático

Antón Canyellas

18 escaños

D. Antón Canyellas que liderara Unió Democrática de Catalunya en las elecciones generales de 1977 logrando 2 escaños, se pasó después ‘con armas y bagajes’ a la Unión de Centro Democrático, el partido del Gobierno del Duque de Suárez, para liderarlo en Catalunya. Obtuvo muy pobres resultados, en especial siendo el partido de la Moncloa.

Durante aquella legislatura UCD mantuvo su apoyo al Sr. Pujol (a cambio de nada) incluso en temas tan discutidos como su política lingüística. El grupo parlamentario sufriría varias escisiones durante esa legislatura: los diputados que se pasaron a CiU como D. Eduardo Punset y los que se pasaron al CDS cuando este partido se fundó en 1982.

Esquerra Republicana de Catalunya

Heribert Barrera

14 escaños

Esquerra Republicana de Catalunya, el partido más histórico de la región que personificaba el separatismo catalán obtuvo unos resultados muy por debajo de lo que esperaba su líder, D. Heribert Barrera, que estaba en el partido desde 1932.

El Sr. Barrera, anti-comunista, aceptó apoyar al Sr. Pujol y a cambio CiU le concedió el cargo de presidente del Parlament.

Partido Socialista Andaluz

José Acosta

2 escaños

La fuerte presencia de una comunidad de andaluces en Catalunya, llevó que la formación andalucista Partido Socialista Andaluz de D. Alejandro Rojas Marcos se presentara por primera y única vez en el Parlamento Catalán con dos diputados encabezados por D. José Acosta Sánchez.

La aparición del PSA supuso un duro revés para el PSC que esperaba capitalizar todo el voto andaluz. A los pocos meses el enfrentamiento entre el Sr. Acosta Sánchez y el Sr. Rojas Marcos llevó a este a abandonar el partido. Para las siguientes elecciones catalanas el PSA se habría hundido y su electorado, en Catalunya y en Andalucía había pasado a raudales en el PSOE.

SOLIDARITAT CATALANA

Juan Echevarría

-

Alianza Popular, el partido liderado por D. Manuel Fraga Iribarne, decidió repetir la táctica del PSOE: creando una marca propia el PSC, para no dar una imagen ‘sucursalista’ de Madrid. Para ello Alianza Popular creó la marca ‘Solidaritat Catalana’ en una operación orquestada por D. Manuel Milián Mestre con D. Juan Echevarría como candidato.

La operación fue un fracaso, aunque según el Sr. Milián Mestre, hubo irregularidades en el recuento.

El Análisis

SE ACABÓ EL MITO DE LA CATALUNYA ROJA

JF Lamata

El PSC-PSOE había sido la fuerza más votada en Catalunya en las elecciones generales de 1977 y en las de 1979 y también en las municipales de 1979, asumiendo el gobierno de todas las capitales de provincia. Y algo que asustaba todavía mucho más a los sectores conservadores, el ascenso de los comunistas del PSUC, que había sido segunda fuerza en Barcelona. Todo parecía indicar que socialistas y comunistas podrían sumar con comodidad una mayoría roja que gobernara aquella comunidad. Pero se cruzó en sus planes una figura: D. Jordi Pujol, que supo practicar el doble lenguaje: presentándose como un nacionalista catalanista anti-español en Catalunya que frenaba a los ‘españoles’ del PSC y PSUC para satisfacción de la derecha catalanista, mientras que en el resto de España, el Sr. Pujol aparecía como el ‘catalán amigo’ al que la derecha españolista aplaudía por frenar a la izquierda.

J. F. Lamata

by BeHappy Co.