Search
Abril Martorell será el nuevo Consejero Delegado del Grupo

Cambios en el Grupo PRISA: Juan Luis Cebrián Echarri asume la Presidencia desplazando a Ignacio Polanco Moreno y entran como accionistas Telefónica, HSBC, Banco Santander y La Caixa

HECHOS

  • El 20 de julio de 2012 el Consejo de Administración de PRISA acuerda el nombramiento de D. Juan Luis Cebrián Echarri como nuevo Presidente ejecutivo

El 15 de junio de 2012 El País informa que los tres principales acreedores privados del Grupo PRISA, aceptan convertir una parte de su deuda – 334 millones – en acciones. Por lo que HSBC pasa a ser accionista con un 8% y Banco Santander con un 4% y La Caixa con otro 4%. Por otro lado Telefónica entra como accionista con un 13% del capital.

El Consejo de Administración del Grupo PRISA decide el 20 de julio de 2012 el nombramiento de Juan Luis Cebrián Echarri como nuevo presidente ejecutivo en sustitución de Ignacio Polanco Moreno, la designación de Manuel Polanco Moreno como vicepresidente y la de Fernando Abril-Martorell como nuevo Consejero delegado. En la misma sesión Diego Hidalgo Schnur, que hasta la modificación de capital era el segundo accionista individual de PRISA, presenta su dimisión. El cambio se justifica en la nueva composición del accionariado.

ABRIL MARTORELL NUEVO CONSEJERO DELEGADO DE PRISA

abril_martorell_hijo D. Fernando Abril Martorell Jr. es el nuevo Consejero Delegado del Grupo PRISA (hasta ahora era Consejero Delegado Adjunto). Eso sí, sigue siendo el ‘número 2’, dado que, al contrario que D. Ignacio Polanco Moreno que era un presidente no ejecutivo, D. Juan Luis Cebrián será un presidente ejecutivo.

NUEVOS ACCIONISTAS DEL GRUPO PRISA

Saez_Botin Las compañías TelefónicaBanco Santander, La Caixa y HSBC serán accionistas del Grupo PRISA.

EL ENCARGADO DE ‘DEFENESTRAR’ A IGNACIO POLANCO

Gregorio_Maranon El consejero D. Gregorio Marañón, marqués de Marañón, fue señalado por la revista MONGOLIA como el responsable de la caída de D. Ignacio Polanco de la presidencia del Grupo PRISA. ‘O dimites o tendremos que destituirte’, aseguró ese medio que le dijo el marqués al Sr. Polanco.

 

19 Julio 2012

Cebrián derroca a los Polanco: será nombrado presidente de Grupo Prisa

Juan Luis Cebrián, consejero delegado de Grupo Prisa y presidente de su Comisión Delegada, se hará mañana con el poder de la editora del rotativo El País, según informa el digital Elboletin.com, diario que citando fuentes del sector asegura que el consejo de administración podría nombrarle mañana presidente de la compañía cotizada.

Cebrián, que ostenta el cargo de consejero delegado, sustituiría así a Ignacio Polanco, que pasará a ser presidente de honor. Mientras, Fernando Abril-Martorell, actual director financiero, se convertirá en el nuevo CEO. También está previsto que Manuel Polanco, actual vocal del consejo, sea el nuevo vicepresidente no ejecutivo del grupo.

Hace un mes, Telefónica desembarcó en el capital de Prisa como salvador de un imperio que se desmorona y que por sí solo es incapaz de salir adelante. La empresa de telecomunicaciones comprará hasta 100 millones de euros en bonos convertibles, los cuales sumados al canje de 334 M€ de activos por deuda al que ha accedido la banca acreedora sindicada (HSBCLa Caixa y Banco Santander), alivian, aunque no solucionan, el pozo sin fondo de números rojos de 3.400 M€ que acumula el grupo de comunicación.

La firma acumula hasta la fecha en torno a 3.400 millones de euros de deuda. A finales de año llegó a un acuerdo con los bancos para refinanciar el préstamo sindicado de 2007, el cual se transformó en un préstamo con vencimiento el 19 de marzo de 2014. Un balón de oxígeno temporal, pero los intereses hay que seguir pagándolos mensualmente. La actual operación, en este sentido, ha servido para ganar tiempo y aplacar los intereses durante un período todavía por determinar, pero no soluciona el problema de raíz. Tarde o temprano se quedará sin la posibilidad de cambiar deuda por activos.

Macro ERE en marcha

Los ajustes laborales que Grupo Prisa prepara desde hace meses tendrán lugar después del verano, una agonía que dilata un proceso traumático y que es la antesala de cientos de despidos. Este miércoles, la compañía acordó con los comités de empresa de ‘Cinco Días’ y Prisa Revistas –editora de ‘Rolling Stone’ o ‘Gentleman’- retrasar la entrega de la documentación de los correspondientes expedientes de regulación de empleo, hecho que supondría la apertura del período de consultas de dicho proceso.

23 Julio 2012

Consumada la traición de Cebrián a la familia Polanco

Javier Fumero

El pasado viernes, se consumó en el Grupo Prisa una operación de gran calado: la traición de Juan Luis Cebrián a la familia Polanco, aquellos que –liderados por don Jesús- le auparon en su día al puesto de consejero delegado y le ofrecieron en bandeja el acceso al puesto de mando de la organización.

Juan Luis Cebrián ha cambiado de opinión de forma repentina o ha engañado a propios y extraños. Hace dos años manifestó abiertamente su intención de retirarse, de dar un paso atrás, de pasar a un segundo plano dejando el testigo a otro gestor.

Sólo pidió tiempo para cumplir una última misión: quería sanear la compañía, arreglar el destrozo provocado por aquella locura que fue la recompra de Sogecable, una operación que endeudó a la empresa hasta poner en riesgo su misma supervivencia. Entonces, abandonaría el “día a día”. Así lo manifestó a personas de su entorno y a eso se puso.

Hay quien asegura que el primer motivo que llevó a Cebrián a tomarse con calma lo de su retirada fue comprobar que Manuel e Ignacio Polanco no tenían la fuerza y el empuje de su padre. Cebrián decidió entonces mantenerse un poco más en su puesto.

Después llegaron los inversores de Liberty Acquisition Holdings Corp. El desembarco de los accionistas americanos volvió a poner sobre la mesa el futuro de Cebrián. En una entrevista al periódico The Guardian manifestó entonces –otoño de 2010- que su salida del Grupo Prisa ya estaba pactada con los accionistas. Se produciría nada más completarse la entrada de Liberty en el grupo español.

Según este acuerdo, Cebrián debía pilotar una parte del giro estratégico que debía dar la compañía. Cumplida esa nueva misión (otra más), se iría. Fue entonces cuando declaró aquello de ““el final del cambio es cambiarme a mí; ese es el pacto”.

Visto lo visto, ya se puede decir que uno de los encargos que le hizo a Cebrián el inversor Nicolas Berggruen fue el de limpiar la casa. No se le llamó así, claro. Se habló de “profesionalizar” la compañía. Es decir, Cebrián debía reconvertir una empresa familiar plagada de amiguetes en una organización competitiva.

Y Cebrián se puso manos a la obra… hasta el pasado viernes, que consumó la maniobradesplazando a Ignacio Polanco de la presidencia del Grupo Prisa para situarse él en ese puesto y nombrando a Fernando Abril-Martorell único consejero delegado de la compañía.

Por el camino han quedado importantes damnificados, personas muy próximas a Jesús Polanco:Pancho Pérez González, Emiliano Martínez, José Buenaventura Terceiro, Ramón Mendoza Solano (hijo del ex presidente del Real Madrid), Adolfo Valero Cascante o Alfonso López Casas, casado con la fallecida Isabel Polanco, hija del fundador y una de las pocas personas que era capaz de hacerle frente abiertamente a Cebrián.

by BeHappy Co.