Search
Ferrán Monegal fue el primer director de CLARO y sólo duró 22 días

Prensa Española y Springer crean CLARO, primer periódico sensacionalista en España inspirado por Guillermo Luca de Tena

HECHOS

En abril de 1991 salió a la calle el nuevo periódico CLARO editado por Sílex Media (propiedad al 50% de Springer y 50% de Prensa Española).

El 7 de abril de 1991 nace el periódico tabloide Claro propiedad de Silex Media, empresa propiedad al 50% del Grupo alemán Axel Springer y al 50% de Prensa Española (ABC). El proyecto de periódico ideado por el grupo Axel Srpinger con el apoyo del periodista D. Ferrán Monegal, que sería el primer Director, buscaba un socio español y tras sondear al Grupo Zeta acabaron llegando a un acuerdo con la empresa de ABC. La apuesta de Prensa Española en el proyecto Claro es una iniciativa de su Director General D. Juan Manuel González-Úbeda que ha contado con el respaldo del presidente de la empresa, D. Guillermo Luca de Tena Brunet, pero cuenta con el rechazo del director de ABC, D. Luis María Anson Oliart. Silex Media tiene a D. Ismael Laguna como Director General y dos consejeros delegados representantes de ambas empresas que deberán consensuar cada una de las decisiones de la compañía, lo que ralentizará mucho las decisiones.

El 4 de mayo de 1991 el periódico Claro, cuando no ha cumplido ni un mes, se decide la destitución de D. Ferrán Monegal por valorar que no se habían conseguido los resultados esperados y por la discrepancia de Monegal a aceptar que parte de sus competencias fueran ocupadas por el consejero editorial Wolfgang Berg.

Monegal_Springer_Luca_Tena

 D. Ferrán Monegal, D. Guenther Wille (Springer), D. Guillermo Luca de Tena (Prensa Española) y D. Wolfgang Langer fueron los fundadores del diario CLARO.

LA APUESTA DE GUILLERMO LUCA DE TENA PARA LOS AÑOS NOVENTA

Al iniciarse los años noventa, habían intentando aparecer nuevos periódicos de ámbito nacional: el diario EL INDEPENDIENTE de D. Pablo Sebastián, el diario EL MUNDO de D. Pedro J. Ramírez y el diario EL SOL del Grupo Anaya.

Hubo un cuarto periódico que intentó encontrar su lugar en la prensa escrita: CLARO. Prensa Española, editora del ABC, que presidía don Guillermo Luca de Tena, decidió sacar adelante un nuevo periódico teniendo como socio a los alemanes de Springer, editores de prensa sensacionalista germana.

Para editar el periódico se creó la empresa Sílex Media dirigida por D. Ismael Laguna (propiedad al 50% de Springer y 50% de Prensa Española). el periódico salió a la calle en abril de 1991 a lo grande en todo el país, creando cuatro sedes: Madrid, Barcelona, Sevilla y Bilbao, con una tirada de 600.000 ejemplares. Pero la crisis estaba servida. Tan sólo a los 22 días de su salida era  despedido  su  primer  director, don Ferrán  Monegal ante los resultados desastrosos de los primeros 20 días del diario.

Consultado por La Hemerotaca del Buitre, D. Guillermo Luca de Tena reconocía su error en aquel proyecto: «“Se enfocó mal desde el principio. Fue una catarata de pérdidas”.

Tanto durante el mandato del Sr. Monegal como en el de su sucesor, don Arsenio Escolar, el estilo de las portadas de CLARO fue similar: un gran número de titulares en la portada a través de recuadros. Uno de una manera más dominante y la imagen de alguna señorita ligerita de ropa en la parte inferior de la portada. En casi todos los números había titulares impactantes, como el que publicaron de don Jesús  Gil  cuando  fue  elegido  alcalde  de Marbella. A  efectos  comparativos  se puede señalar el ejemplo del 31 de mayo de 1991, ese día cayeron muertos por disparos de la Guardia Civil (en una operación supervisada por el director, don Luis Roldán) los asesinos Joan Carles Monteagudo y José Félix Erezuma, que habían matado a 15 personas, entre ellas cinco niños en Vic. El diario EGIN en su titular no menciona el historial criminal de los asesinos y se limita a informar que dos presuntos miembros de la banda terrorista han sido abatidos. El ABC es más claro  “abaten a los autores de la matanza de Vic”, EL PAÍS utiliza el verbo matar diciendo “Agentes de la Guardia Civil matan a los asesinos de Vic”. El nuevo diario CLARO, intenta darle un aire más exaltado: “Cazados a tiros los infanticidas”. 

El proyecto de CLARO contó siempre con la oposición dentro de Prensa Española del propio director de ABC, don Luis María Anson,  que ni siquiera asistió a la fiesta de estreno del periódico.

Preguntado por el tema por La Hemeroteca del Buitre, ese era claro: “Me opuse completamente a CLARO, porque era un estilo sensacionalista que no iba nada con lo que había sido Prensa Española y fue un error. Todo el planteamiento del periódico que se hizo con Alex Springer se hizo mal y se perdió mucho dinero”.

El periódico cerraría en agosto.

13 Abril 1991

Amarillo claro

Víctor de la Serna Arenillas

Es aún temprano para saber si CLARO, el diario sensacionalista («porque ofrece sensaciones») aparecido esta semana, será el éxito fulgurante, con más de 500.000 ejemplares de difusión, que sus promotores esperan, o si se quedará en una reencarnación del DIARIO LIBRE, aquel periódico amarillista del Grupo 16 que vivió un mes o así. Las ventas -dicen los kiosqueros- no han sido muy fuertes después del primer día de publicación. Pero es más que improbable un fracaso rápido de esta publicación, si como anuncian los editores están dispuestos a invertir 10.000 millones de pesetas y a esperar tres años para cumplir sus objetivos de ventas. Hay analistas que observan la tranquilidad con que CLARO incluye fotos de desnudos -femeninos y masculinos, su docena de noticias de contenido sexual cada día, su forma de entrar en temas escabrosos y en los más populares y populistas, y señalan que este producto sí que puede lograr uno de sus grandes objetivos: el de convertir a los lectores de Pronto, Tele Indiscreta y publicaciones de ese estilo en compradores de Prensa diaria (a sólo diez duros). Sí, pero el paso del hábito de compra de periódicos es un enorme salto para quien no lo tiene ni tampoco, seguramente, mucho hábito de lectura. Por ahora, el tono de CLARO no está aún del todo formado, y titulares y textos son a veces más pacatos de lo que uno esperaría. Sí que entra en su género, desde luego, cuando escribe Niní Llop: «Seis de cada diez españoles se tiran pedos. Y los restantes los huelen». En general, el estilo telegráfico de dar noticias (o propagar chismes, que de todo hay), tan difícil de lograr con la lengua castellana, se ha logrado de forma desigual en el periódico. Y está aún lejos de lograr la proverbial precisión de su modelo, el BILD alemán: así, el jueves nos enterábamos de un viaje de Jane Fonda a «Hanoi (Corea)» (en la serie «Las camas calientes de Hollywood», uno de los puntos fuertes del periódico). Los grandes titulares de los primeros días empezaron dando noticias que olían a recicladas (Sacchi no irá al Madrid, Greta Garbo se acostaba con mujeres) o a exageradillas («Sadam perdió la guerra en España»). Pero parecen haber encontrado un buen filón populista con los robos de bebés y niños, aunque no sea más que una dramatización de una situación común a todas las sociedades y conocida en España desde hace tiempo: aquí desaparecen cien menores cada semana. Por cierto: el rancio conservador-liberalismo de Axel Springer Verlag parece haber acallado los escrúpulos de su socio, Prensa Española, cuyo diario ABC publicaba hace pocos meses llamamientos a los accionistas de CANAL PLUS para que impidiesen la emisión de pornografía. Porque de eso -aunque el ruido de los titulares supere las nueces de los textos- sabe bastante CLARO.

Víctor de la Serna Arenillas

Memorias

Rafael Pérez Escolar

(Consejero de Prensa Española)

El ABC volvía por sus fueros, con éxitos crecientes en cuanto a venta y publicidad, frutos directos del prestigio periodístico recuperado brillantemente por Luis María Anson en un escenario en el que se estaba librando una dura lucha con los demás medios. Hasta que llegó una de las ocurrencias más originales de Guillermo Luca de Tena: ponerse en relación con los alemanes del poderoso grupo Berstelsmann para hacer en España un periódico sensacionalista, CLARO, editado por una nueva sociedad en la que Prensa Española tomaría el 50% del capital. Me consta que Luis María se mostró contrario a esa iniciativa, cuyo protagonismo fue asumido con obstinada decisi´n por Guillermo. El fracaso de la empresa fue tan estrepitoso y notorio que me excusa de cualquier comentario. Lo cierto es que Prensa Española, que ya había saneado su patrimonio al vender a muy buen precio los antiguos locales entre las calles de Serrano y la Castellana, en lo que también participé activamente y que le permitió construir el nuevo edificio de la carretera de Barcelona, próximo a Barajas, se enfrentó de nuevo a una situación aún más delicada que la que había padecido unos años antes. Los alemanes habían animado a Guillermo a que Prensa Española pidiese un crédito por 5.000 millones de pesetas con la Deutsche Bank, cuya póliza, después del fracaso de CLARO, estaba a punto de vencer, lo que permitía presumir oscuras maniobras para hacerse con el ABC.

El Análisis

COMIENZAN LOS PROBLEMAS ENTRE ANSON Y GUILLERMO LUCA DE TENA

JF Lamata

No hay nada que siente peor que tras un error venga el ‘amigo’ y te diga ‘¿Lo ves? ¡Si ya te lo dije yo!’. D. Luis María Anson no quiso apoyar el proyecto de periódico sensacionalisa que intentó D. Guillermo Luca de Tena. Desde el punto de vista mercantil fue un acierto, porque aquello fue una ruina para Prensa Española. Pero desde el punto de vista personal dejó tocado al presidente de Prensa Española que era visto por toda la comunidad mediática como un mal empresario ‘que no había tenido la visión de su empleado Anson’. La relación quedaba totalmente viciada, sentando las bases de la ruptura todal que se produciría entre 1997 y 1998.

En realidad D. Guillermo Luca de Tena con CLARO había cometido el mismo error que cometió su hermano mayor con la aventura del ABC DE LAS AMÉRICAS.

J. F. Lamata

by BeHappy Co.