Search
Indignación en Izquierda Unida, que le exigen que les devuelva su acta

Ramón Tamames se pasa al CDS y entra en su grupo parlamentario en Congreso y Ayuntamiento de Madrid

HECHOS

  • El 27.02.1989 D. Ramón Tamames, elegido diputado por Madrid y concejal en el ayuntamiento de Madrid como cabeza de lista de Izquierda Unida, se pasó al Centro Democrático y Social que presidía D. Adolfo Suárez.

03 Mayo 1989

El caso de Tamames

Abel Cádiz

Al comentarse el intento fallido de trasvase al Grupo Socialista de los concejales del Centro Democrático y Social (CDS) Soto y Parrondo se ha intentado establecer una analogía con el caso de Tamames, a quien Julián Rebollo, en nombre de Izquierda Unida, pide que dimita.Hay que recurrir a Nietzsche para que la reflexión sea severa. Nos advertía el filósofo alemán que habían de evitarse tres errores: el error de la confusión de la causa con la consecuencia, el error de la causalidad falsa y el error de las causas imaginarias. Tratemos, en puridad con su consejo, de analizar el caso.

1. El intento de los primeros es la consecuencia de un proceso de varios meses, en los que el PSOE (a través de Barranco y Ana Tutor) lleva a cabo una muy estudiada captación en la que siguen devotamente la máxima evangélica «el espíritu está presto, mas la carne es débil». Cedió, en efecto, la carne; pero, para pesar del Maligno, se recompuso el espíritu.

2. Ramón Tamames encabezó una coalición de partidos admitida por Izquierda Unida por la prima de su líder, que muy pronto iba a quedar succionada, tanto en las Cortes como en el Ayuntamiento, por el PCE.

Esta circunstancia, poco analizada en los comentarios de prensa, se viene patentizando en la Asamblea de Madrid, donde el discurso de la portavoz sólo tiene que ver con el PCE y muy poco con el Pasoc o la Federación Progresista de Tamames, que concluyó por disolverse.

3. Hecha la disolución de su partido, cuyas siglas concurrieron a las urnas en coalición, Tamames pasa al Grupo Mixto y todavía transcurre un año para pedir el ingreso en un partido progresista como el CDS.

Parece extenderse la idea, y debemos apostar porque así sea, de que todo linchamiento moral es una perversión inaceptable. Los conatos que vienen percibiéndose respecto a Tamames justificarían que EL PAÍS, defensor de dicha idea, diera acogida a esta carta.

by BeHappy Co.