Rubio, el ex ministro Boyer y sus respectivas esposas trataron de disimular ante la CNMV su condición de socios de Ibercorp

Estalla el caso Ibercorp: sospechas en torno al Gobernador del Banco de España, Mariano Rubio, acusado de ‘información privilegiada’

HECHOS

El 12.02.1992 el diario EL MUNDO publicó el llamado ‘caso Ibercorp’, en el que se acusaba al Gobernador del Banco de España D. Mariano Rubio de haber ocultado a la CNMV que tanto él como el ex ministro D. Miguel Boyer, eran socios de Ibercorp.

El periodo conocido como de “la Beautifulle People”, fue el periodo de concentración bancaria de finales de los noventa. El gobernador del Banco de España, don Mariano Rubio y el ministro Sr. Solchaga eran los principales elementos de “conexión” entre el Gobierno socialista y el “Establishment” bancario, con quién compartían el control de “La apisonadora”. Los Sres. Rubio y Solchaga habían intentado fusionar el inestable Banesto con el Banco de Vizcaya, pero lo frustró la aparición de don Mario Conde, la “joven promesa” o “el intruso en ese “Establishment” donde también se destacaron figuras como los “Albertos” o don Javier de la Rosa “J.R.”. El 12 de febrero de 1992 estalló un caso que sacudió toda la estructura de ‘la Beautifulle': el caso Ibercorp.

-

PROTAGONISTAS DEL CASO IBERCORP

mariano_rubio D. Mariano Rubio, Gobernador del Banco de España.

abadillo_cacho D. Casimiro García Abadillo y D. Jesús Cacho periodistas de EL MUNDO que desvelaron el ‘caso Ibercorp’.

mario_conde_congreso D. Mario Conde, presidente del banco Banesto y accionista minoritario de EL MUNDO.

Resultaba que el que el presidente de Ibercorp, don Manuel de la Concha, en su comparecencia en CNMV había cambiado los nombres de algunos socios para que no se notara que entre ellos estaban su amigo don Jaime Soto, el ex ministro don Miguel Boyer, su esposa doña Isabel Preysler, el propio don Mariano Rubio y su esposa doña Carmen Posadas. ¿Pero cómo llegó esa información a manos del Sr. Cacho y el Sr. García Abadillo? “Fue mucho más complicado que el caso Filesa, muy complejo” – explicó el Sr. García Abadillo a LA HEMEROTECA DEL BUITRE– “Parte de un rumor y había que tirar del hilo.”

¿Pero había algún chibato con dossier en esta ocasión? Según el Sr. García Abadillo fue propio Sr. De la Concha y, de ser así, es seguro que más tarde se arrepentiría de haberse ido de la lengua. Cuentan que en una comida el Sr. De la Concha ofreció al Sr. Cacho un poco de bacalao y él respondió: “Para balacalo el que habeis montado vosotros”.

De inmediato se presentaron las demandas contra el Sr. Rubio [de los abogados Sr. Rodríguez Menéndez y Sr. García Montes] y todo aquel grupo a los que sacaba en portada la revista TRIBUNA bajo el titular “Una pandilla sin vergüenza”. EL MUNDO y TRIBUNA fueron los dos principales medios que bombardearon sobre el asunto. El Sr. Rubio contó con la defensa de varios medios de comunicación empezando por el periódico económico del Grupo PRISA, CINCO DÍAS, que dirigía don Ernesto Ekaizer que presentó al Sr. Rubio como una víctima de un dossier falso. En su portada del 14 de febrero asegura que Ibercorp dejará su listado en orden. Más importante para el Sr. Rubio fue el apoyo de los Informativos de TVE que dirigía doña María Antonia Iglesias y presentaba el Sr. Campo Vidal.

-

EL MUNDO y ABC: PORTADAS SOBRE EL ‘CASO IBERCORP’ PARA ARREAR AL GOBIERNO

caso_ibercorp_02 EL MUNDO y ABC piden responsabilidades.

TRIBUNA TAMBIÉN SE UNE EN EL ATAQUE

TribunaSinverguenza El director de la revista TRIBUNA, D. Julián Lago, publicó una portada titulada ‘Una pandilla sin vergüenza’, sacando las imágenes de D. Mariano Rubio, D. Miguel Boyer, Dña. Carmen Posada, Dña. Isabel Preysler y el Sr. de la Concha. Tanto el Sr. Boyer, como el Sr. Rubio demandaron al Sr. Lago por aquella portada, aunque perdieron la demanda.

-

JUAN TOMÁS DE SALAS (GRUPO16) PONE SU REVISTA AL SERVICIO DE MARIANO RUBIO

zap_MesaSalasEl presidente y propietario del Grupo16 (propietario, entre otros, del periódico DIARIO16 y la revista CAMBIO16), puso su semanario al servicio de la defensa de D. Mariano Rubio y contra el diario EL MUNDO, al que acusó de ‘difamar’ al gobernador y cargando especialmente contra D. Jesús Cacho. Se daba la circunstancia de que el propietario de EL MUNDO era su hermano D. Alfonso de Salas.

-

CINCO DÍAS (GRUPO PRISA) SALE EN APOYO DE MARIANO RUBIO

CincoDias_Ibercorp El diario económico del Grupo PRISA, CINCO DÍAS cuyo director era D. Ernesto Ekaizer, se apresuró en salir en defensa de D. Mariano Rubio, presentando el ‘caso Ibercorp’ como una trampa diseñada contra él.

25 - Mayo - 1992

La Transparencia difícil

Ernesto Ekaizer

Una cosa es que la prensa no deba convertirse nunca en una cuarta sucursal del Estado, pero otra es cerrar los ojos al alto contenido desestabilizador que la prensa corre el riesgo de jugar – con la entrada activa de fuertes intereses financieros y extraperiodísticos en el sector.

Pero, como acabamos de decir, la evidencia moral ha sido determinante a la hora del pronunciamiento gubernamental. El presidente del Gobierno, Felipe González, ni siquiera necesitó reunir al gabinete para definirse sobre la continuidad o cese del gobierno. Este detalle también es revelador de la confianza: el consejo de ministros se enteró sólo unas pocas horas antes que el público de la decisión adoptada la víspera, es decir que Mariano Rubio continuaría en su cargo. La afirmación de Rosa Conde, en el sentido de que el caso Ibercorp no influirá e la decisión a la hora de la elección de un nuevo mandato, el próximo 24 de julio, carece de importancia. La portavoz dijo un viernes que era descabellada la dimisión de un ministro y cuarenta y ocho horas más tarde, dicho alto cargo dimitía. Nos referimos, claro, a García Valverde.

Sin duda, Mariano Rubio se ha ganado a pulso esa confianza a través de una carrera de civil servant. Y ésa ha sido su carta de triunfo a la hora señalada. La pregunta que ahora sí cabe hacerse, porque es necesario proyectar lecciones hacia el futuro más o menos inmediato, es ¿por qué Rubio, aún con una honestidad indiscutible, se enredó en una relación que, como mínimo, podemos llamar incompatible?

En su comparecencia en el Congreso, el gobernador, no sin candor, dio algunas claves. Al referirse a Manuel de la Concha, narró que fue su amigo de facultad en Económicas y que ni siquiera recordaba cuando le había confiado la administración de su cartera. Apuntó unas fechas seguramente equivocadas: en 1965 o 1977, dijo. Sin embargo, parece difícil que fuera en 1965. Lo más probable es que se trate de 1975 o 1977. Por tanto, el gobernador mantenía desde la época de subgobernador una cartera en manos de su amigo con la condición, explicó, de que no invirtiera en bancos ni le consultara nada al respecto.

En Estados Unidos, el presidente de la Reserva Federal debe confiar ciegamente su cartera una vez que llega al banco central. No sabe ni quien se la administra ni en qué valores o activos son invertidos sus dólares. Sin embargo, al confiar la administración a una persona muy cercana, que a la sazón se había convertido también en un banquero nos referimos a De la Concha, el gobernador se deslizó en lo que, repetimos, podríamos llamar una ‘relación incompatible’.

La transparecia de Rubio llega a tal punto que nos da algunos elementos para saber, incluso, que siendo Manuel de la Concha síndico-presidente de la Bolsa de Madrid, éste, como informó el gobernador, le administraba una cartera. Es deicr que cuando estalló la crisis de presidencia en el Banco Hispano Americano, en enero de 1985, con la enfermedad de Alejandro Albert, el gobernador sugirió, entrevarios nombres, el de De la Concha para presidir el BHA. Este periódico, precisamente, dio cuenta de dicha información en su portada en aquellos días.

Rubio nunca debió haber confiado una cartera a Manuel de la Concha precisamente por la naturaleza de su amistad, que él mismo ha calificado de estrecha. Y si ello nunca debió haber ocurrido, incluso dicha relación se volvió más flagrantemente incompatible cuando De la Concha pasó a presidir una entidad que forma parte de nuestro sistema bancario. El hecho de que la Ley de órganos Rectores del Banco de España de 1980, simplemente omitiera la cuestión de la cartera, o inversiones de sus directivos no sirve para justificar las conductas. Precisamente la incompatibilidad de la que hemos hablado hubiese evitado ver el nombre de la máxima autoridad envuelto en ninguna absolutamente ninguna operación, sea Sistemas Financieros o cualquier otra.

No sabemos qué precio ha pagado o pagará el Gobernador por este error, que, insistimos, no parece influir evidencias que contradigan su honestidad personal. Pero un error se paga en política. Tenemos para nosotros que si se pone al contrario la afirmación de Rosa Conde, aún admitiendo que lo tenga difícil por los quince años que acumula en el banco emisor, parece hoy por hoy altamente improbable que Mariano Rubio vuelva a ser reelegido para un nuevo mandato de cuatro años. O simplemente por dos años más, por ejemplo. Y ése será, si la razón nos asiste, un precio ciertamente importante.

Dicho todo esto, hay que subrayar que Manuel de la Concha aún sigue moviéndose en el mercado financiero y de valores como el agente de cambio y bolsa que fue, en un circuito amañado y aquejado no ya por lo que llamaos la transparencia difícil sino por unas reglas que, precisamente, se intenta erradicar con la reforma. La operación de Sistemas Financieros tendrá que ser debidamente investigada pero sería de hipócritas escamotear que, con los elementos disponibles, las listas maquilladas, la discriminación, la existencia de accionistas que no sólo quisieron vender en junio de 1990 porque desconfiaban sino que, incluso, han visto cómo se les compraba acciones para sus cartera sin haberlo solicitado, las promesas de pelotazos (Sistemas Financieros, si el plan original se hubiese cumplido, debería haber duplicado, debería haber duplicado el valor de una emisión de convertibles que salió al 700%) y la ristra de amigos incluidos y otros dejados en la cuneta, seguramente con la idea de una compensación posterior. ¡Faltaría más!

En este contexto, también merecen un lugar en el fresco variopinto los tiburones que cazan en una mar agitada. En las Navidades de 1991, en Baqueira Beret, Javier de la Rosa, un financiero que siempre ha trabajado con informes comerciales o, como se llaman ahora, dossiers, invitó a su casa de La Pleta a algunas personalidades. A Juan Entrecanales, por ejemplo, le llevó en su avión privado. Allí, junto a su ‘embajador’ Manuel Guasch, se habló y se alardeó, como es costumbre, del poder, del as relaciones. También, mientras se descorchaba el champán, hubo referencias a Mariano Rubio. De la Rosa dijo, más tarde, que tendrían que defenderse del establishment ya que le estaban atacando. Otros banqueros han amenazado con enseñar papeles comprometedores para Rubio. Y finalmente después de mensajes a lo largo de dos meses, De la Rosa halo con Rubio sobre la circulación de dossiers que podrían afectar al gobernador.

La prensa ha entrado de lleno en la economía de mercado y la competencia más encarnizada. Las noticias, igualmente, constituyen un problema de este mercado. Una cosa es que la prensa no deba convertirse nunca en una cuarta sucursal del Estado, pero otra es cerrar los ojos al alto contenido desestabilizador que la prensa corre el riesgo de jugar – desestabilización del adversario, no nos referimos al Gobierno – con la entrada activa de fuertes intereses financieros y extraperiodísticos en el sector.

Ernesto Ekaizer

02 - Marzo - 1992

Manos limpias

Juan Tomás de Salas

Al constatar que el periodista que dirige el ataque [Jesús Cacho] es pluma mercenaria, o lo fue, pues ha simultaneado trabajos de periodista con trabajos más discretos en una empresa de imagen de grandes grupos financieros, natural es sospechar...

El segundo o tercer asalto contra el gobernador del Banco de España, símbol ode una política económica ortodoxa y dura, ha llenado las páginas de lap rensa y las ondas de radios y televisiones la última semana. Con una saña recrecida, toda la prensa fea, se lanó a un ataque frontal contra Mariano Rubio y sus amigos, la mal llamada beautiful people.

Pocas veces se ha visto por aquí un ataque tan encarnizado contra una figura pública que ha desempeñado un papel capital en la historia de la transición política española. La violencia de los ataques no se explica por la gravedad de los hechos denunciados. Hay como un ensañamiento personal, una condena permanente de intención, un injustísimo afán de aniquilar al goberbandor, a la persona de Mariano Rubio, a sus amigos y a todo lo que tiene de respetable su larga actuación pública, desde el anti-franquismo hasta aquí.

Al constatar que el periodista que dirige el ataque [Jesús Cacho] es pluma mercenaria, o lo fue, pues ha simultaneado trabajos de periodista con trabajos más discretos en una empresa de imagen de grandes grupos financieros, antural es sospechar que sigue a sueldo -y no sólo de los medios donde publica.

05 - Marzo - 1992

Juan Tomás de Salas vincula la suerte del Grupo16 a la de la mafia de Ibercorp

Editorial (Director: Pedro J. Ramírez)

En su patético intento por levantar una cortina de humo tras otra, Juan Tomás de Salas está comprometiendo ante la opinión pública a los profesionales del Grupo 16 y contaminando la imagen de sus medios de comunicación.

En el último número del semanario CAMBIO16, su director y propietario Juan Tomás de Salas escribe: «Sabe usted lo que es difamación? Difamación es exactamente lo que está haciendo EL MUNDO desde hace dos semanas en su campaña contra el gobernador Rubio. Bajezas en vez de pruebas, y todos los datos ciertos torcidos para que destrocen la fama del gobernador. Me parece justo que estas conductas sé penen». La opinión pública tiene derecho a saber si profesionales destacados del Grupo 16, que desde hace semanas vienen ofreciendo una respuesta vigorosa contra la modificación del Código Penal, comparten tales puntos de vista. Todo indica que Juan Tomás de Salas ha perdido los nervios y la brújula después de . que se hiciera público que Ibercorp le ha concedido una línea de descuento de 1.500 millones de pesetas y que salieran a la luz todas las vinculaciones del Grupo16 -con el «Banco de la beautiful». Uno de los blancos de sus injustificables ataques es Jesús Cacho, al que el Consejo de Redacción de EL MUNDO ha expresado su solidaridad, así como su repulsa por las amenazas recibidas por él, y por Casimiro García-Abadillo, que «sólo pueden entenderse como una fórmula mafiosa de encubrir la realidad». En su patético intento por levantar una cortina de humo tras otra, Juan Tomás de Salas está comprometiendo ante la opinión pública a los profesionales del Grupo 16 y contaminando la imagen de sus medios de comunicación. Por el bien de nuestros colegas y el prestigio de esas cabeceras, sería deseable que culminaran cuanto antes las negociaciones en curso para la venta de algunas de esas publicaciones.

06 - Marzo - 1992

El Consejo de Unidad Editorial apoya la investigación sobre lbercorp

Alfonso de Salas

El presidente de EL MUNDO defiende a su periódico y replica al grupo mediático de su hermano.

El llamado caso Ibercorp cuyas consecuencias pueden, desgraciadamente, dañar en cierta medida la credibilidad del sistema financiero español, está ocasionando diversas presiones, incluso amenazas físicas, contra los periodistas de EL MUNDO. Un grupo de prensa [Grupo16] está, además, injuriando gravemente a uno de los redactores responsables de la investigación con una crítica injustificada que llega a extender a la línea informativa general del periódico. Ante estos hechos, el Consejo de Administración de Unidad Editorial S.A., editora de EL MUNDO, en su última reunión acordó por unanimidad expresar el total apoyo de la empresa a la línea editorial y al tratamiento informativo dado a las irregularidades desveladas, considerando que la labor periodística se ha desarrollado con total profesionalidad, seriedad y rigor. Acordó también manifestar la expresa solidaridad de Unidad Editorial S.A., con los redactores Casimiro García-Abadilló y Jesús Cacho, que han llevado el peso fundamental de la investigación. Como entidad empresarial valdramos en su debida medida el daño al sistema financiero español que pueden suponer las irregularidades desveladas, pero queremos dejar patente que el verdadero problema no es la información sobre las mismas sino su propia existencia. Sólo una total transparencia y la rápida reacción de las instituciones económicas y políticas responsables, harán que el sistema democrático español no se limite a la esfera política, sino que se extienda también a la vida económica.

Alfonso de Salas

El Análisis

UN GOBERNADOR CON AMIGOS

JF Lamata

¿Era delito que el Gobernador del Banco de España figurara entre los socios de una sociedad? No, vaya eso por delante. Y era eso lo desvelado aquel febrero de 1992 (otra cosa es lo que saldría en 1994). Pero aquel año la acusación se limitaba en reprocharle que hubiera intentado ‘camuflar’ su presencia entre los socios de la citada entidad, al igual que el Sres. Boyer o la Sra. Preysler, lo cual no era muy estético.

Los defensores del Sr. Rubio tenían una carta a su favor, presentar la revelación del ‘caso Ibercorp’ como una vendetta de los enemigos económicos del Sr. Rubio. Muchos pensaron que D. Mario Conde podía estar detrás, entre otras cosas porque, dada su condición de accionista de EL MUNDO, siempre se le pretendía responsabilizar de todo lo que publicaba el citado diario, y no cabe duda de que el presidente de Banesto era enemigo del presidente del Banco de España. Por otro lado tampoco se le escapaba a nadie que entre los firmantes de texto de EL MUNDO estaba D. Jesús Cacho, considerado alguien vinculado al financiero D. Javier de la Rosa desde su etapa en EL PAIS.

Y es que, al contrario que con D. Juan Guerra, con Ibercorp, la prensa no fue una piña, D. Mariano Rubio contó con la defensa de CINCO DÍAS (PRISA), pero, por encima de ningún con la de CAMBIO16, del Grupo16, que llegaría al extremo de difundir unas conversaciones privadas de D. Jesús Cacho para demostrar que el tema era un complot. El caso más complejo, el del grupo ANTENA 3 TV, mientras que el informativo corto de D. Luis Herrero cargaba contra el Gobernador, el informativo largo del Sr. González Urbaneja no informaba del tema. Y, casualidad o no, poco después ambos eran intercambiados.

J. F. Lamata

by BeHappy Co.