Rubio, el ex ministro Boyer y sus respectivas esposas trataron de disimular ante la CNMV su condición de socios de Ibercorp

Estalla el caso Ibercorp: sospechas en torno al Gobernador del Banco de España, Mariano Rubio, acusado de ‘información privilegiada’

HECHOS

El 12.02.1992 el diario EL MUNDO publicó el llamado ‘caso Ibercorp’, en el que se acusaba al Gobernador del Banco de España D. Mariano Rubio de haber ocultado a la CNMV que tanto él como el ex ministro D. Miguel Boyer, eran socios de Ibercorp.

El periodo conocido como de “la Beautifulle People”, fue el periodo de concentración bancaria de finales de los noventa. El gobernador del Banco de España, don Mariano Rubio y el ministro Sr. Solchaga eran los principales elementos de “conexión” entre el Gobierno socialista y el “Establishment” bancario, con quién compartían el control de “La apisonadora”. Los Sres. Rubio y Solchaga habían intentado fusionar el inestable Banesto con el Banco de Vizcaya, pero lo frustró la aparición de don Mario Conde, la “joven promesa” o “el intruso en ese “Establishment” donde también se destacaron figuras como los “Albertos” o don Javier de la Rosa “J.R.”. El 12 de febrero de 1992 estalló un caso que sacudió toda la estructura de ‘la Beautifulle': el caso Ibercorp.

PROTAGONISTAS DEL CASO IBERCORP

mariano_rubio D. Mariano Rubio, Gobernador del Banco de España.

abadillo_cacho D. Casimiro García Abadillo y D. Jesús Cacho periodistas de EL MUNDO que desvelaron el ‘caso Ibercorp’.

mario_conde_congreso D. Mario Conde, presidente del banco Banesto y accionista minoritario de EL MUNDO.

Resultaba que el que el presidente de Ibercorp, don Manuel de la Concha, en su comparecencia en CNMV había cambiado los nombres de algunos socios para que no se notara que entre ellos estaban su amigo don Jaime Soto, el ex ministro don Miguel Boyer, su esposa doña Isabel Preysler, el propio don Mariano Rubio y su esposa doña Carmen Posadas. ¿Pero cómo llegó esa información a manos del Sr. Cacho y el Sr. García Abadillo? “Fue mucho más complicado que el caso Filesa, muy complejo” – explicó el Sr. García Abadillo a LA HEMEROTECA DEL BUITRE– “Parte de un rumor y había que tirar del hilo.”

¿Pero había algún chibato con dossier en esta ocasión? Según el Sr. García Abadillo fue propio Sr. De la Concha y, de ser así, es seguro que más tarde se arrepentiría de haberse ido de la lengua. Cuentan que en una comida el Sr. De la Concha ofreció al Sr. Cacho un poco de bacalao y él respondió: “Para balacalo el que habeis montado vosotros”.

De inmediato se presentaron las demandas contra el Sr. Rubio [de los abogados Sr. Rodríguez Menéndez y Sr. García Montes] y todo aquel grupo a los que sacaba en portada la revista TRIBUNA bajo el titular “Una pandilla sin vergüenza”. EL MUNDO y TRIBUNA fueron los dos principales medios que bombardearon sobre el asunto. El Sr. Rubio contó con la defensa de varios medios de comunicación empezando por el periódico económico del Grupo PRISA, CINCO DÍAS, que dirigía don Ernesto Ekaizer que presentó al Sr. Rubio como una víctima de un dossier falso. En su portada del 14 de febrero asegura que Ibercorp dejará su listado en orden. Más importante para el Sr. Rubio fue el apoyo de los Informativos de TVE que dirigía doña María Antonia Iglesias y presentaba el Sr. Campo Vidal.

EL MUNDO y ABC: PORTADAS SOBRE EL ‘CASO IBERCORP’ PARA ARREAR AL GOBIERNO

caso_ibercorp_02 EL MUNDO y ABC piden responsabilidades.

DEMANDA DE BOYER Y RUBIO CONTRA TRIBUNA

Tribuna_ibercorp El director de la revista TRIBUNA, D. Julián Lago, publicó una portada titulada ‘Una pandilla sin vergüenza’, sacando las imágenes de D. Mariano Rubio, D. Miguel Boyer, Dña. Carmen Posada, Dña. Isabel Preysler y el Sr. de la Concha. Tanto el Sr. Boyer, como el Sr. Rubio demandaron al Sr. Lago por aquella portada, aunque perdieron la demanda.

CINCO DÍAS (GRUPO PRISA) SALE EN APOYO DE MARIANO RUBIO

CincoDias_Ibercorp El diario económico del Grupo PRISA, CINCO DÍAS cuyo director era D. Mariano Rubio, se apresuró en salir en defensa de D. Mariano Rubio, presentando el ‘caso Ibercorp’ como una trampa diseñada contra él.

25 - Mayo - 1992

DON MARIANO PASÓ POR LA LAVANDERÍA

Julián Lago

La lavandería El Pirulí, que con tanto éxito regenta Manuel Campo Vidal, un servicio, sin duda, rápido, eficaz y a precio módico, que en esta ocasión a quien lavó más blanco fue al gobernador del Banco de España. A un precio módico, finalmente, porque las coladas que hacen en El Pirulí las pagamos a escote entre todos los españoles.

Del Banco al banquillo y del banquillo al Banco otra vez, tras haber pasado, eso sí, por la lavandería El Pirulí, que con tanto éxito regenta Manuel Campo Vidal. Un servicio, sin duda, rápido, eficaz y a precio módico, que en esta ocasión a quien lavó más blanco fue al gobernador del Banco de España. Rápido, porque la lavandería El Pirulí no sólo lava la imagen de los poderosos sino que la aclara y la centrifuga en cosa de media hora. Eficaz porque, como además utiliza secadora, los trapos sucios no sufren los efectos de la exposición al sol. Y a un precio módico, finalmente, porque las coladas que hacen en El Pirulí las pagamos a escote entre todos los españoles.

¿Hay quien lo limpie mejor? Cabe preguntarse. Al igual que aquel legendario Manuel Luque en su época de hombre-anuncio de Camp. Campo (ya es casualidad tal coincidencia) también puede decir lo mismo: Pruebe, compare y, s i encuentra algo mejor, cómprelo, que no lo encontrará. Sólo tiene usted que hacer la prueba del tambor anónimo ante notario. ¿Cuál de todos lava más blanco: el detergente que usan en el diario progubernamental, el del semanario monclovita o el del programa de Manuel Campo? La vecina del tercero acabará  adivinando el jabón que tanta blancura produce pese a que no figure su nombre en el exterior del tambor: Punto y aparte.

Que se lo pregunten si no a don Alberto Alcóder, cuya gabardina parecía recién estrenada cuando, en plenos revolcones del grupo Construcciones y Cóntratas, su entonces mujer Esther por un lado, Margarita por otro, se puso en manos de Campo Vidal para que la opinión pública supiera lo guapo, alto e inteligente que en realidad es el primo de su primo. ¿Que ahora es el buen nombre de M. Jiménez, conocido también como Mariano Rubio Jiménez, el que está para el tinte? Pues nada, se le hace pasar por la lavadora El Pirulíi y seguro que sale de inmediato inmaculado como una novia, que es como también salió la señora de Jiménez cuando, tiempo atrás, estuvo en el programa de limpieza en seco de Manuel Campo Vidal.

O sea, que el matrimonio Jiménez-Posadas, asiduo en las revistas del corazón bajo el seudónimo de matrimonio Rubio-Posadas, es cliente habitual de dicho servicio, ya que la insigne escritora precedió a su esposo don Mariano en la utilización de la referida lavandería. Tan dispuesto siempre Campo Vidal con los poderosos, en aquella ocasión se rompió las uñas abrillantando el honor de doña Carmen, que presuntamente había sido mancillado por este semanario al haber desvelado la entrañable amistad, con correspondencia incluida, que la gobernadora mantuvo con el polémico empresario José María Ruiz Mateos.

Julián Lago

El Análisis

UN GOBERNADOR CON AMIGOS

JF Lamata

¿Era delito que el Gobernador del Banco de España figurara entre los socios de una sociedad? No, vaya eso por delante. Y era eso lo desvelado aquel febrero de 1992 (otra cosa es lo que saldría en 1994). Pero aquel año la acusación se limitaba en reprocharle que hubiera intentado ‘camuflar’ su presencia entre los socios de la citada entidad, al igual que el Sres. Boyer o la Sra. Preysler, lo cual no era muy estético.

Los defensores del Sr. Rubio tenían una carta a su favor, presentar la revelación del ‘caso Ibercorp’ como una vendetta de los enemigos económicos del Sr. Rubio. Muchos pensaron que D. Mario Conde podía estar detrás, entre otras cosas porque, dada su condición de accionista de EL MUNDO, siempre se le pretendía responsabilizar de todo lo que publicaba el citado diario, y no cabe duda de que el presidente de Banesto era enemigo del presidente del Banco de España. Por otro lado tampoco se le escapaba a nadie que entre los firmantes de texto de EL MUNDO estaba D. Jesús Cacho, considerado alguien vinculado al financiero D. Javier de la Rosa desde su etapa en EL PAIS.

Y es que, al contrario que con D. Juan Guerra, con Ibercorp, la prensa no fue una piña, D. Mariano Rubio contó con la defensa de CINCO DÍAS (PRISA), pero, por encima de ningún con la de CAMBIO16, del Grupo16, que llegaría al extremo de difundir unas conversaciones privadas de D. Jesús Cacho para demostrar que el tema era un complot. El caso más complejo, el del grupo ANTENA 3 TV, mientras que el informativo corto de D. Luis Herrero cargaba contra el Gobernador, el informativo largo del Sr. González Urbaneja no informaba del tema. Y, casualidad o no, poco después ambos eran intercambiados.

J. F. Lamata

by BeHappy Co.
/* /g,">");l[i].setAttribute("href","mailto:"+t.value);}}catch(e){}}}catch(e){}})(); /* ]]> */