Search
Alfonso Alonso será el nuevo ministro de Sanidad y Rafael Hernando el nuevo Portavoz del Grupo Popular en el Congreso

Dimite Ana Mato como ministra de Sanidad al ser incluida en el sumario Gürtel como ‘participante a título lucrativo’

HECHOS

El 26.11.2014 la ministra de Sanidad Dña. Ana Mato informó mediante un comunicado de su dimisión como ministra de Sanidad.

ALFONSO ALONSO NUEVO MINISTRO DE SANIDAD

alfonso_alonso El ex alcalde de Vitoria, D. Alfonso Alonso, hasta ese momento portavoz parlamentario del PP, será el nuevo ministro de Sanidad, mientras que D. Rafael Hernando será el nuevo portavoz parlamentario del PP.

EL JUEZ RUZ, RESPONSABLE DE LA DIMISIÓN

juez_ruz La dimisión de la Sra. Ana Mato se produjo nada más conocerse el auto del juez Ruz en el que pedía juicio ora contra 43 personas por el llamado caso Gürtel. Entre los imputados no se encontraba Dña. Ana Mato, porque no se la consideraba responsable de la trama, pero su nombre si figuraba como ‘posible participante a título lucrativo’, por considerar que había podido beneficiarse del dinero a través de su entonces marido D. Jesús Sepúlveda, sí imputado en el juicio.

HUNDIDA POR LA SOMBRA DE SU EX

sepulveda_anamato Al final la carrera política de Dña. Ana Mato se había visto hundida por las fuertes acusaciones de corrupción sobre su ex marido, D. Jesús Sepúlveda, que fuera directivo del PP durante muños años y ex alcalde de Pozuelo.

PRINCIPALES IMPUTADOS POR EL CASO GÜRTEL

  • Gurtel_FranciscoCorrea D. Francisco Correa, empresario, propietario de las empresas investigadas Pasadena Viajes, Easy Concept, Special Events, TCM S. L. o SUFI S. A.
  • Gurtel_PabloCrespo D. Pablo Crespo, empresario, socio del Sr. Correa
  • Gurtel_Bigotes D. Álvaro Pérez, organizador de Eventor del Sr. Correa
  • barcenas_jeta D. Luis Bárcenas, ex tesorero del PP
  • Gurtel_Lapuerta D. Álvaro Lapuerta, ex tesorero del PP
  • Gurtel_sepulveda D. Jesús Sepúlveda, ex alcalde de Pozuelo
  • Gurtel_GuillermoOrtega D. Guillermo Ortega, ex alcalde de Majadahonda
  • Gurtel_Peñas D. José Luis Peñas, ex concejal de Majadahonda
  • Gurtel_MerinoD. Jesús Merino, ex Senador del PP
  • sanchis D. Ángel Sanchis, ex tesorero del PP
  • lopez_viejoD. Álberto López Viejo, ex consejero de Comunidad de Madrid
27 Noviembre 2014

Rajoy suelta lastre

EL PAÍS (Director: Antonio Caño))

Ana Mato sale del Gobierno en plena crisis política provocada por la corrupción

Mariano Rajoy se encuentra en una posición insostenible; el Gobierno carece de nervio, de ideas y de credibilidad para la regeneración de la democracia. El presidente no ha podido sostener por más tiempo a la ministra de Sanidad, Ana Mato, quien ha dimitido en vísperas del debate previsto para hoy en el Congreso sobre temas de corrupción.

Rajoy no ha tenido otro remedio que soltar lastre tras haberse resistido durante años a las peticiones de la oposición, de la opinión pública y de sectores de su partido. Desacreditada también por otros asuntos —como la gestión del primer contagio de ébola en España—, Ana Mato tuvo que dejar el cargo horas después de verse señalada por el juez Pablo Ruz como una de las personas que se lucraron de actividades de la trama Gürtel. Formalmente no está imputada, pero era insostenible su presencia en el banco azul, en un ambiente dominado por la sensación de crisis política que causa la acumulación de casos de corrupción.

Retirarse del Gobierno no prejuzga culpabilidades futuras. Pero en política carece de sentido quedarse quieto a la espera de que escampe, una actitud en la que tanto Ana Mato como su jefe político, Mariano Rajoy, son especialistas. Este comportamiento no es propio de los países democráticos avanzados. Bastan las conductas incorrectas para no mantener en política a quien incurre en ellas, aunque no supongan acusaciones formales de comisión de delitos.

Esta es una de las facturas del caso Gürtel que llega a vencimiento. Otros antiguos responsables y cargos del Partido Popular se encuentran abocados al banquillo, entre ellos sus tres extesoreros, Luis Bárcenas, Álvaro Lapuerta y Ángel Sanchís. Y por más que el PP y el propio Rajoy sostuvieron al principio que el caso Gürtel era una trama “contra el PP”, el juez ha cerrado el sumario, más de cinco años después, y considera responsable a este partido —además de los muchos imputados que tuvieron cargos— de haberse lucrado de la trama.

Hace tres años que Rajoy ganó las elecciones generales por mayoría absoluta. El presidente del Gobierno y su partido prefirieron disociar la crisis económica de la crisis política en ciernes, apelando reiteradamente a no distraerse con esta cuestión. El paso del tiempo no solo ha confirmado el aumento de la preocupación ciudadana por la corrupción, sino la convicción del 80% de los españoles sobre la mala situación política que vive este país.

El PP no es el único afectado por la corrupción, ni mucho menos, pero sí está fuertemente implicado. Por eso esta cuestión se anuncia como asunto crucial para 2015, un año cargado de citas electorales que aguardan a la vuelta de la esquina. Esto es solo un anticipo de los estragos que el proceso de la trama Gürtel puede causar a un Gobierno débil. Se hace difícil pensar que la legislatura en curso pueda continuar un año más.

27 Noviembre 2014

Rajoy no puede esperar a que la Justicia le marque los tiempos

EL MUNDO (Director: Casimiro García Abadillo)

La dimisión de la ministra de Sanidad era lo más oportuno después de que el juez Pablo Ruz propusiese ayer sentarla en el banquillo por haberse beneficiado, aunque involuntariamente, del dinero que la trama delictiva le entregó a su marido. El auto le había estallado a Mariano Rajoy en el peor momento posible: en la víspera de ir al Congreso a participar hoy en un debate sobre corrupción en el que defenderá sus proyectos de ley para mejorar el control financiero de los partidos y el régimen de los altos cargos.

La oposición aprovechó ayer la publicación del auto de Ruz para pedir la destitución inmediata de la titular de Sanidad. Los portavoces del PSOE, IU y UPyD aseguraron que cualquier argumento que hoy aportara el presidente del Gobierno carecería de credibilidad si Ana Mato continuaba sentada en el banco azul. Significativamente, ese mismo análisis lo habían hecho destacados dirigentes del PP, que confiaban en que Rajoy dejara de seguir protegiendo a la ministra, como finalmente así ha sido. Desde luego, la presencia de la ministra hoy en la Cámara habría dado munición gratuita y de gran calibre a la oposición.

Está claro que el presidente del Ejecutivo ha forzado la salida de Mato, pues hasta horas antes del anuncio del cese, la ministra decía estar «tranquila» y aseguraba que no pensaba dimitir. Aunque Rajoy podría haberse ahorrado este mal trago si hubiera sustituido a Mato hace meses, como la lógica parecía recomendar. Pero ni siquiera la crisis del ébola fue, para el presidente, argumento de peso para proceder a su relevo. Al final, ha tenido que actuar a remolque de los acontecimientos.

Este episodio y el propio auto del juez Pablo Ruz con el que se cierra la primera pieza del caso Gürtel a la espera de la apertura de juicio, deberían servir de toque de atención para Rajoy. Porque entre las más de 40 personas que el magistrado propone llevar al banquillo están, además de Mato, tres ex tesoreros del PP -Ángel Sanchis, Álvaro Lapuerta y Luis Bárcenas- y varios ex alcaldes y ex parlamentarios.

Tras casi seis años de instrucción, la columna vertebral financiera del PP en las últimas dos décadas ha quedado en evidencia. Sólo en la Comunidad de Madrid y en el periodo al que se ciñe esta investigación de Ruz, hay documentadas cerca de 350 adjudicaciones a la trama de Francisco Correa.

Rajoy podrá aducir en su descargo que los imputados ya han dejado el partido y la ministra, su departamento; que el juez ha archivado la investigación contra el ex secretario general Ángel Acebes, la que más podría comprometer a la dirección; y que cuando se produjo la mayor parte de los hechos investigados en esta pieza -entre 1999 y 2005-, él ni siquiera era el presidente del PP. Sin embargo, lo que el sumario desmiente con profusión de datos es esa versión de los populares según la cual la trama se montó a expensas del partido para beneficio de terceros.

Está claro que Rajoy no podía subirse hoy a la tribuna de oradores con Ana Mato escuchándolo desde su escaño de Gobierno. Rajoy necesita convencer a los ciudadanos de que su apuesta por la regeneración es sincera. Para lograrlo, debería ser más contundente en la lucha contra la corrupción, porque hasta ahora se ha comportado de una manera huidiza ante los problemas de su partido. Y lo peor que podría sucederle en el futuro es que volviera a esperar a que fuera la Justicia la que le marcara los tiempos.

27 Noviembre 2014

Dimisión ejemplar

LA RAZÓN (Director: Francisco Marhuenda)

Tras casi un lustro de investigación judicial, la parte principal de la trama «Gürtel», la que va de 1999 a 2005, ha pasado a procedimiento abreviado para la apertura de juicio oral, en el que se dilucidarán las responsabilidades penales de los 43 encausados por el juez Pablo Ruz. Aunque entre los imputados no se encontraba la ministra de Sanidad y Asuntos Sociales, Ana Mato, por considerar el magistrado instructor que no cometió infracción penal alguna, sí había sido incluida en la causa como «partícipe a título lucrativo», por haberse beneficiado de un dinero ilícito, pese a que desconocía el origen delictivo del mismo. En concreto, el juez mantiene que la ya ex ministra y sus hijos disfrutaron de una serie de regalos, en forma de servicios turísticos, que los responsables de la trama hicieron a su ex marido, Jesús Sepúlveda, cuando éste ejercía como alcalde de la localidad madrileña de Pozuelo de Alarcón. En la misma situación procesal que Ana Mato se encuentran el Partido Popular de Madrid y Gema Matamoros, esposa del ex alcalde de Majadahonda, Guillermo Ortega. Hasta aquí el relato sucinto de los hechos que, en realidad, no difiere de la versión que siempre ha mantenido la ministra de Sanidad de que ignoraba la procedencia de las supuestas dádivas, ni de la percepción del caso que ha expresado el fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce. Pero, se sustancie judicialmente o no esa responsabilidad civil y llegados al momento de la apertura de juicio oral, no parecía adecuado que Ana Mato se mantuviera como miembro de un Gobierno que está empeñado en la lucha contra la corrupción y que ha llevado a cabo una notable labor legislativa para dotar a la sociedad de nuevos instrumentos legales que garanticen la transparencia de las instituciones y el buen empleo del dinero público. En muchas ocasiones, sobre todo en política, no es cuestión de aquilatar hasta el matiz a dónde llegan las consecuencias de una conducta determinada, sino de cómo inciden en la percepción social. Ana Mato ha sido, pese a todas las críticas de la oposición –que han visto en ella, precisamente por su peripecia en el proceso de la trama Gürtel, un objetivo a batir–, una buena ministra de Sanidad que tuvo que enfrentarse, con notable éxito, a una grave emergencia sanitaria como el ébola. Ha tenido, además, el respaldo del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en todo momento. Por ello, la dimisión, presentada en vísperas del pleno en el Congreso sobre la corrupción, no debe tener otra lectura que la de un servicio al partido –uno más–, ejemplificando con un gesto de la máxima exigencia política, que en otros momentos no sería preciso, la convicción de todo el PP en la lucha por la regeneración de la gestión pública.

El Análisis

¿SÓLO ANA MATO?

JF Lamata

Dña. Ana Mato no dimitía por ser culpable de ningún delito, porque oficialmente no lo era. Dimitía por considerarse que al haber habido corrupción en su entorno y no haberlo detectado se veía cuestionada… ¿pero por algo así no debería dimitir también el Sr. Rajoy? La Sra. Mato no era sólo la ministra de Sanidad era una destacada dirigente del partido desde hacía años. La principal justificación de la dimisión estaba en la regeneración periódico necesaria en todo partido político que quiera sobrevivir y ciertamente en el periodo en que la Sra. Mato fue dirigente del PP se habían producido las irregularidades de los Sres. Sepúlveda, Lapuerta, Sanchis o Bárcenas. Pero, un momento… ¡si en todo ese periodo estuvo también el Sr. Rajoy! Ninguna regeneración del PP valdrá mientra él siga ahí.

J. F. Lamata

by BeHappy Co.